Informe

Deck jugó su mejor partido en el Thunder y la NBA ya sabe quién es

09:43 15/05/2021 | El santiagueño anotó 18 puntos y capturó seis rebotes, pero su relevancia fue mucho más allá. Impactó en todos los aspectos en Oklahoma City.

Deck estuvo incontrolable (Foto: Getty Images)

Recepción en el codo derecho, imperceptible finta, un rompimiento por el eje, dos piques y un giro. Segundos después un amague al que le siguió un engaño de giro y jump-shot en suspensión para que la pelota entre de forma rebelde, como todo lo que tuvo que hacer el protagonista a lo largo de su carrera, sin pedir permiso y rompiendo puertas en vez de golpearlas.

Pero esta jugada no fue en la Liga Nacional o Europa, sino en la NBA, en la cúspide, en la meca con la que sueña competir todo basquetbolista. Ya la repetía en Argentina, también en el Viejo Continente, y no iba a ser la excepción Estados Unidos. A su ritmo, ese que no se inmuta ni cuando suenan las alarmas de incendio en un edificio. Oklahoma City ya sabe quién es y ayer disputó su mejor partido en el equipo y en la liga. 

18 puntos en 26:21 minutos en cancha. Imposible pedir más. El foco, es aún más trascendental si se lo analiza a fondo. Jugó, hizo jugar, atrapó rebotes, estuvo activo e involucrado para aprovechar su experiencia en lo que fue una derrota ante Utah, el primer clasificado del Oeste. 

Partiendo por su porcentaje de uso (USG%), que indica la cantidad de jugadas finalizadas por un basquetbolista, fue el cuarto más alto de la noche con 22,4. Es decir que el santiagueño fue uno de los más utilizados por Mike Daigneault y supo perfectamente qué hacer con la tarea que le entregó el entrenador.

Tomó los tiros de siempre, anotó su único triple y aportó sus ladrillos para que se edifique el ataque del Thunder. Es así que logró mantenerse como uno de los jugadores más eficiente del plantel anoche, siendo el segundo mejor en tiro de campo efectivo (computa los aciertos en dobles y triples, ajustando el hecho de que el segundo de esos tipos de lanzamiento otorga un punto extra) con 72,2% y lanzamiento verdadero (registra los puntos anotados en tiros de dos, de tres y libres) con 80,4%.

Además, esa solidez y eficiencia se vieron en los ratings, ubicándose como el mejor en el neto (7,5) y tercero en el ofensivo (117,4). Puntos rápidos, rompimientos, intensidad y lectura para moverse con o sin el balón, el juego de Deck no tiene secretos y en el Thunder lo vienen aprendiendo desde que llegó a la NBA.

Lo mismo a la hora de defender, un aspecto en el que el producto bruto argentino es sumamente valorado. Anoche se mantuvo atrás 10:16 minutos (36,33 posesiones parciales) y sus marcas apenas le pudieron anotar cuatro puntos, convirtiendo 2/5 en tiros de campo (40,0%) y 0/1 en triples.

Pero, ¿saben cuántos jugadores fueron defendidos por Deck ayer? 15. Sí... 15. Su versatilidad quedó reflejada de la mejor manera, marcando a seis exteriores y nueve interiores. Es cierto, la táctica de Oklahoma City consiste en cambiar en los picks con frecuencia, pero la ductilidad de Gabriel es la excusa perfecta para darle rienda libre en esas situaciones, donde solo Derrick Favors y Jarrell Brantley pudieron anotarle puntos (dos cada uno).  

 

 

Por último, y volviendo al ataque, el buen instinto para crearse sus propios puntos es algo nodal en la NBA y, a pesar de no ser el más creativo, sabe muy bien cómo generarse sus vías hacia el aro. Por ejemplo, ayer fue el tercero que más lanzamientos logró por sí mismo, con cuatro (solo falló dos, a un 66,7%).

La pintura sigue siendo su hábitat natural y el lugar en el que se siente cómodo, a pesar de que pudo anotar su único triple. Fue Top 2 en tantos en la zona anoche, con seis, que fue la misma suma que consiguieron Aleksej Pokusevski y Svi Mykhailiuk. 

Sigue teniendo cosas por mejorar, como la regularidad en la larga distancia o el impacto a niveles generales, pero lo de Deck ya no es un amor de verano, sino una relación extendida que podría cobrar medidas inconmensurables. Su contrato para la próxima campaña todavía no está garantizado, pero viene jugando como para que le pongan los dólares sobre la mesa. 

Ataque, defensa, solidaridad, responsabilidad. Gabriel Deck hizo de lo simple una deidad. 

 

Ignacio Miranda/ nacho[email protected]
En Twitter: @basquetplus

En Twitter: @nachomiranda14 

Compartir