Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
NCAA

La historia de Zach Edey, el gigante canadiense que domina en la NCAA

16:46 25/03/2024 | El interno de Purdue de 2.24 de altura está llevando a su equipo a ser uno de los grandes protagonistas del March Mardness con números legendarios, pero estuvo cerca de jugar otro deporte.

Zach Edey, el gigante que brilla en Purdue

Zach Edey está dando que hablar en la NCAA, en su cuarto año, llevó a la Universidad de Purdue al Sweet 16 y con números de leyenda. En el triunfo ante Utah State por 106 a 67, el gigante canadiense de 2.24 tuvo 23 puntos, 14 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 3 tapas.

Estos números en las dos primeras rondas lo ponen a la altura de Lew Alcindor, quien en 1968 logró 50 puntos, 41 rebotes y un 71% de acierto. Pero todos estos números pueden sorprender ya que eligió jugar al básquet recién en 2018. Hijo de padres chinos que eran inmigrantes en Toronto, su madre Julia había jugado al básquet cuando era joven.

Hasta ese momento se destacaba en el béisbol, donde jugó en North Toronto. “Un día mis padres me llevaron a un campo al azar y pensé que estábamos haciendo un picnic o algo así. De repente, había una prueba de béisbol allí” contó. A pesar de que no le gustaba el deporte, terminó jugando durante cinco años.

“Cuando lanzaba, era tan intimidante en el montículo, tan alto. Esto fue antes de que jugáramos en diamantes del tamaño de la MLB. Desde un montículo más corto, era muy intimidante entrar a la caja de bateo. Era mucho más fuerte y lanzaba más fuerte que nadie en ese entonces” contó Sam Brown, excompañero suyo del equipo.

Sin embargo, el básquet había sido una constante entre sus amigos, que le insistía que jugara: “Todos habían dicho que siempre debería jugar. Teníamos algunos amigos dirigiendo un equipo y hablaron con Zach sobre jugar” contó su madre Julia.

A partir de allí probó, le gustó y comenzó a jugar en Northern Kings, uno de los mejores programas de desarrollo de Canadá. “Después del primer medio año jugando baloncesto, recibí algunas ofertas universitarias debido a mi tamaño. Minnesota y el oeste de Kentucky me perseguían. Después de ese momento supe que iba a ir a la universidad en Estados Unidos. Soy alguien que siente mucha nostalgia cuando era niño. Pensé que sería mejor mudarme a Estados Unidos y deshacerme de esa nostalgia. lo más rápido posible para darme la mejor oportunidad posible de adaptarme al juego universitario”.

Desde su llegada a la NCAA ha ido progresando, hasta la actualidad en su cuarta campaña. En este año ha promediado 24.5 puntos, 12.1 rebotes, 2.1 asistencias y 2.3 tapas en 31.2 minutos. A su vez, ya debutó con la selección de su país, habiendo disputado el Mundial 2023, con 3.8 puntos a lo largo de cinco partidos. Todo esto lo pone como uno de los grandes nombres del próximo draft de la NBA, y solo su nivel y desarrollo dirán cuál es el techo de este gigante de 2.24.

Fuente: 
Journal & Courier

Etiquetado como:

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet