NBA

El no saludo a Jordan que costó demasiado

19:10 07/12/2023 | El punto de partida de un pleito histórico entre un Bad Boy y el mejor jugador de todos los tiempos.

Isiah Thomas versus Jordan (Getty)

A fines de los 80 e inicio de los 90 en la NBA aparecía una de las mayores rivalidades de la
historia. Con un joven Michael Jordan en ascenso los Chicago Bulls comenzaban a tomar vuelo
tras una pobre historia previa. Sin dudas ese pick número 3 del Draft fue un antes y un después
en la historia de la liga y el básquet en general. Todo estaba dado para que en algún momento
el anillo llegue al equipo de Illinois. El factor determinante para que ese ansiado campeonato
llegue más tarde que temprano fue Detroit Pistons y sus “Bad Boys”.

 

Isiah Thomas, Joe Dumars, Bill Laimbeer, Rick Mahorn, John Salley, Vinnie Jonhson, Mark Aguirre, James Edwards y Dennis Rodman, este último años más tarde sería uno de los grandes compañeros de Michael dentro de la cancha. Con un juego defensivo, físico y algo sucio el equipo de la ciudad del motor se las ingenió para dejar eliminado tres veces consecutivas a MJ y sus Chicago Bulls, las semifinales de 1988 y las finales de conferencia del año 1989 y 1990.

 

La venganza llegaría en el año 1991 cuando en unas nuevas finales de Conferencia Jordan podría barrer cuatro a cero a aquel equiPo que se le interponía en su sueño de ser campeón, fue en el final del cotejo cuando sucedería un hecho bisagra en la historia de la mayor liga del mundo. A falta de 14 segundos para que suene la chicharra los jugadores de los Pistons se retirarían del pabellón sin saludar a sus rivales. El líder y jugador franquicia de aquel equipo de Detroit fue el base Isiah Thomas. El recibió la peor parte de aquel suceso ocurrido en 1991. En el documental The Last Dance quedó explicito que fue Jordan quién no quiso que Thomas forme parte del Dream Team de 1992.

 

Si bien el ex jugador de los Bulls aclaró que, para el, Thomas es el segundo mejor base por detrás de Magic Johnson la falta de respeto fue tal que lo vetó por completo de aquel mítico seleccionado. “Parece que solo una persona tuvo un problema con que yo esté en el equipo. Y ese era Jordan”, explicitó Isiah. Una decisión tomada en medio de la desazón de quedar eliminado de Playoffs lo dejó afuera del mejor equipo de la historia, fue solo el hecho de no saludarlo o será que existe un entramado todavía desconocido en esta historia. Lo cierto y concreto es que existe un visible gris en la carrera de Isiah Thomas y es producto de enemistarse con el mejor jugador de todos los tiempos.

Fuente: 
Documental The Last Dance, Netflix.

Compartir