NBA

La comida de despedida de Spoelstra y Herro, con una sorpresa impensada

08:48 07/11/2023 | Erik y Tyler se juntaron a almorzar en lo que se suponía que sería la última vez que lo hagan. Pero un giro inesperado cambió todo.

La comida de despedida de Spoelstra y Herro, con una sorpresa impensada (Getty)

El último mercado de la NBA dejó varios movimientos importantes pero sin dudas que el más rutilante fue la salida de Damian Lillard de Portland Trail Blazers, la franquicia que lo escogió en el draft y que lo tuvo en sus filas durante toda su carrera. Dame armó las valijas y partió para sumarse a Milwaukee Bucks, en un movimiento más que importante, no solo por el peso de los nombres, sino también por la cantidad de los jugadores involucrados.

Desde el momento que Lillard oficializó su intención de salir de los Blazers, una danza de posibles destinos comenzó a sonar. Idas, vueltas, jugadores involucrados, picks, dimes, diretes y negociaciones, nuevos compañeros que cambiaban continuamente. 

Cuando todo parecía indicar que Miami sería el destino del base estrella, se metió en la conversación Milwaukee y sin hacer mucho ruido, se terminó quedando con Lillard. En la negociación con el Heat, uno de los jugadores que iba a salir de la franquicia de Florida era Tyler Herro. El perimetral era un hombre de la casa, con toda su carrera jugada en Miami, era un hombre representativo.

Finalizaba septiembre de este año y Erik Spoelstra se reunió a comer con el propio Herro sin saber si habría otra reunión entre ellos como entrenador y jugador. Todo parecía indicar que las horas de Tyler en Miami estaban contadas y esa comida parecía más una juntada de despedida que otra cosa.

Luego de regresar de la Copa del Mundo FIBA 2023 en Indonesia, Filipinas y Japón, en el cual Spoelstra era integrante del cuerpo técnico estadounidense, se reunió con el joven de 23 años para poner al día. El teléfono de Herro no dejaba de vibrar y sonar, el jugador lo había dejado con la pantalla para abajo para que no interfiriera hasta que le pidió autorización a Erik para ver qué pasaba y asegurarse que sus dos hijas estén bien, quedarse tranquilo de que no haya pasado nada en su casa.

Pero la casa estaba en orden. Las notificaciones no eran mensajes de su casa y su familia, eran las redes sociales que anunciaban que finalmente Lillard había sido traspasado pero no a Miami y a cambio de Herro. Finalmente Dame se iba a Milwaukee y Tyler, sobretodo, se quedaba en su casa, en Miami. Finalmente la que iba a ser una comida de despedida, terminó siendo una nueva bienvenida.

Compartir

 

Notas Relacionadas