Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
NBA

Tatum y Brown, la historia de cómo se formó la dupla estelar

15:54 19/06/2024 | Jayson y Jaylen llegaron a Boston con un año de diferencia. De a poco fueron ganando protagonismo dentro del equipo hasta convertirse en los líderes de los Celtics.

Tatum y Brown, la historia de cómo se formó la dupla estelar (Getty)

Boston Celtics acaba de convertirse en la franquicia más ganadora de la historia de la NBA luego de vencer a Dallas Mavericks en la final de la temporada 2023/24 por 4-1. Con este nuevo anillo, desniveló la paridad con Los Angeles Lakers y lo aventaja por 1: 18-17. Para cortar una sequía de 16 años sin títulos hubo muchos jugadores que fueron importantes pero hubo dos que fueron determinantes y que son los pilares de esta renovación: Jayson Tatum y Jaylen Brown.

La pareja constituida por Tatum y Brown se transformó en una de las mejores de la historia. Ambos llegaron a Boston a través del draft, con un año de diferencia uno de otro, la franquicia los esperó, les fue dando el lugar que ellos reclamaron desde la cancha, ganaron protagonismo hasta ser las estrellas del equipo.

Jaylen fue el primero en llegar, en el draft del 2016 en la tercera posición detrás de Ben Simmons y Brandon Ingram. Los Celtics negociaron gran parte de su núcleo de campeones del 2008, Paul Pierce y Kevin Garnett, por algunos jugadores y varios picks. Una de esas selecciones fue justamente esta, proveniente de Brooklyn Nets. A Brown le costó acoplarse al equipo. Venía de jugar un solo año en la NCAA y arribó a una franquicia en completa renovación, carente de jugadores importantes, de renombre y sin un líder destacado. Isaiah Thomas era el nombre más destacado. Jaylen comenzó a mostrar sus armas, estuvo en la votación para ser el Rookie del año pero terminó lejos de las consideraciones.

Al año siguiente, Boston volvió a utilizar un pick de un traspaso de un jugador y lo hizo para seleccionar a Tatum en la tercera posición, otra vez. En esta ocasión detrás de Markelle Fultz y Lonzo Ball. Jayson, al igual que su nuevo compañero Brown, había jugado un solo año en la NCAA y había tenido una actuación espectacular. Thomas ya no estaba en Boston y Al Horford y Marcus Smart eran los que tomaron mayor protagonismo, además se produjo el arribo de Kyrie Irving. A Jayson no le costó mucho insertarse dentro de la formación, con una reestructuración importante, rápidamente se metió en el quinteto inicial, tuvo una gran temporada y fue tercero en la votación para el Rookie del año.

La estructura del equipo se mantuvo una temporada más y Kyrie Irving continuó siendo el líder de Boston con mucha autoridad. Pero detrás venía un joven que ya demostraba tener las condiciones naturales para soportar el peso de una franquicia con tanta historia como Jayson Tatum. Era la segunda vía de gol de los Celtics y su protagonismo dentro del plantel era cada vez mayor.

Para la 2019/20, Irving ya no estaba más en Boston y los que tomaron la posta fueron Tatum y Brown. El primero de los dos, como lo mencionamos, ya se había convertido en un jugador determinante y figura del equipo, el otro todavía estaba terminando de explotar. Eran los líderes y referentes de los Celtics, las principales vías de gol y fueron los únicos dos que terminaron por encima de los 20 tantos de promedio. Tatum fue seleccionado por primera vez para el All Star Game con apenas 21 años, además de estar considerado para el MVP y para el Jugador Más Mejorado, en la cual también estuvo Brown. Boston, llegó hasta la final de conferencia y cayó con Miami.

A partir de allí, el crecimiento de ellos dos fue constante y parejo. En el caso de Tatum, fue cada vez más determinante y mejoró notablemente su capacidad anotadora, se transformó en un jugador determinante en los momentos difíciles, en un asesino a sangre fría, en un especialista a la hora de cerrar partidos. Mientras que Brown, tomó como espejo a su compañero de equipo, supo mirar y aprender de él para seguir creciendo como jugador y transformarse en un líder. Además, saber y aceptar que era la segunda carta de unos Celtics que cada vez eran más compactos, más sólidos y contundentes. Incluso en la temporada 2020/21, ambos se acoplaron para ser la segunda pareja con mejor promedio de puntos por partido de la historia de Boston.

Pero les faltaba la estocada final. Fueron creciendo, madurando, mejorando sus capacidades y pudieron sacarse la espina consiguiendo el anillo de campeón. Brown con 27 años, dos más que Tatum, pudieron coronar una de las mejores duplas de la historia de dos jugadores que llegaron prácticamente juntos a una de las franquicias más importantes de la historia, se ganaron su lugar, se hicieron su espacio y pudieron ponerse su primer anillo de campeón. Más que merecido lo tienen.

Compartir

 

Notas Relacionadas




Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet