F4 Euroliga

Sin Nocioni, el Madrid cayó sin atenuantes ante el Fenerbahce 84-75

17:32 19/05/2017 | Pablo Laso descartó al argentino para la semi de la F4, pero igual no obtuvo buenos resultados y dependió en exceso de Llull. Fenerbahce a su segunda final seguida.

Vesely, uno de los claros dominadores de la pintura (Foto Euroleague)

Padeciendo los problemas que viene teniendo últimamente (juego interior, defensa), pero potenciado por un rival jugando en su ciudad ante su gente, el Real Madrid no pudo llegar a la final de la Euroliga tras perder sin discusión ante el Fenerbahce 84-75. 

Lo del Madrid quedó bastante expuesto: apoyó toda su ofensiva en Llull (o no encontró la manera de incluir a otros en ella), no tuvo juego de pases, no tuvo una defensa sólida de su tablero y perdió de forma categórica los rebotes. Si a eso le sumamos una cantidad de pérdidas muy elevada, el combo termina siendo fatal.

Para este partido, Laso pensó que Thomkins podía darle más que Nocioni en la pintura por tamaño y juventud, más tiro de 3 puntos y juego desde el poste bajo, y por eso el argentino tuvo que mirarlo desde atrás del banco, cuando estos son los partidos que mejor le sientan. Igualmente, irreprochable la decisión del entrenador, que conoce el minuto a minuto de su plantel mejor que nadie. Aunque no coincidamos.

Fenerbahce fue una topadora de arranque (9-2, 17-7, 21-11) y Real Madrid un equipo con una Llull-dependencia muy extraña a este nivel, en parte como estrategia defensiva del Fenerbahce: que juegue él y no el resto. Llull sumó 11 de los 13 puntos de su equipo en el primer cuarto, y 19 de los 34 en la primera mitad, mejorando algo la proporción pero todavía altísima. 

Eso le generó muchos problemas porque Llull llegó al final del partido exhausto, pero siendo indispensable su presencia ante la sequía anotadora del resto. El único que apareció en la segunda mitad para ayudar un poco fue Carroll, pero la situación ya era bastante complicada, yendo siempre de atrás y normalmente por más de 10. Quizá la razón haya que verla por la baja producción de la mayoría: entre Rudy, Doncic, Ayón, Maciulis y Taylor sumaron...5 puntos. Y los rebotes: 33-21 Fenerbahce.

Fenerbahce jugó mejor básquet, fue sólido, se repartió goleo y responsabilidades y dominó la pintura a su antojo, con dos tipos que hoy marcan mucha diferencia, como Udoh -monumental partido con 18p-12r-8a- y Vesely, más el crack de Bogdanovic en el perímetro. Fue del equipo turco 84-75, que ahora buscará la primera conquista en Euroliga para un equipo de ese país en la historia, de la mano del inigualable Zeljko Obradovic, que va por su novena corona.
 

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
Enviado especial a Estambul (Turquía)
En Twitter: @basquetplus

Compartir