Especial

Se retira Leandrinho, el gran crack de la generación fallida

21:46 14/09/2020 | El brasileño, de 37 años, decidió retirarse y empezar una nueva etapa en la NBA como mentor de jugadores con los Warriors. Nunca pudo llevar a Brasil a la cima.

Leandrinho con su único título realmente importante: Golden State en 2015

Leandrinho Barbosa decidió ponerle punto final a su carrera como basquetbolista y, según ha confirmado esta tarde el colega Shams Charania, se dedicará a ser entrenador y mentor de jugadores en los Golden State Warriors de la NBA, equipo con el que consiguió el anillo de la Liga en 2014/15. 

Leadrinho tuvo una larga carrera en la mejor liga del mundo, luego de ser seleccionado por San Antonio en la primera ronda del draft 2003. Los Spurs lo enviaron a Phoenix, donde comenzó su carrera en la NBA, quedándose 7 temporadas y teniendo allí su mejor año desde lo numérico, en 2006/07, promediando 18.1 puntos. 

De Phoenix se fue a Toronto en el 2010 y empezaría entonces un largo recorrido con demasiados cambios de equipos, sin poder consolidarse: de Toronto se fue a Indiana, de Indiana a Boston y de Boston a Brasil, para empezar la 2013/14 en Pinheiros, en una enorme movida de los paulistas para sumar a la gran estrella. Ya había estado en Flamengo durante el lockout del 2011, jugando incluso un cuadrangular de Liga Sudamericana en Córdoba, quedando eliminado. 

Tras 8 partidos en Pinheiros, tuvo la chance de volver a la NBA y lo hizo, nuevamente a Phoenix, su casa. Pero estuvo solo hasta fin de temporada y entonces le llegó la gran chance de sumarse a los Warriors de Steve Kerr, donde pudo obtener el título de la NBA en la 2014/15. Se quedó un año más y otra vez valijas: Phoenix un año más. De ahí a Brasil: Franca un año y Minas dos (2018/19 y 2019/20. 

Leandrinho ha sido un notable basquetbolista, con un gran talento, pero que no pudo reflejar esas virtudes en títulos. Salvo el de los Warriors y dos FIBA Américas con Brasil (2005 y 2009), no ganó campeonatos. Ni siquiera en Brasil. Y con la selección, más allá de coincidir con la Generación Dorada de Argentina que los frustró mil veces, siempre quedó en deuda. 

Jugó cinco mundiales (2002, 2006, 2010, 2014 y 2019), siendo los dos últimos muy dolorosos. En el 2014, tras sacarse finalmente de encima a Argentina en octavos, fallaron de forma brutal en cuartos, perdiendo por 28 contra Serbia. Era el torneo para dar el gran batacazo y fallaron, una vez más. 

Argentina los dejó afuera tanto de los Juegos de Atenas 2004 (Preolímpico 2003), como de Beijing 2008 (Preolímpico 2007), pero sobre todo les arruinó la fiesta en las dos grandes citas a las que sí fueron. En Londres 2012, Argentina los eliminó en cuartos de final y en Río 2016, sin eliminarlos, les ganó un partido memorable en doble suplementario, en su propio país, dejándolos afuera de los cruces. 

Leandrinho fue uno de los tantos cracks de era generación brasileña: Anderson Varejao, Marquinhos, Tiago Splitter, Nené, Marcelo Huertas, Marcelinho, Alex García, Guilherme. La última desazón, ya mezclados con la nueva camada (Caboclo, Felicio, Lima), fue en China 2019. Tras dar el golpe venciendo a la Grecia de Giannis, quedaron afuera de los cuartos tras la paliza sufrida ante República Checa 71-93.

Era un destino inevitable para un grupo que nunca tuvo el compromiso necesario. Leandrinho deja el juego con ese único peso sobre sus hombros. Ahora comenzará como entrenador una nueva etapa, siendo mentor de jugadores en Golden State Warriors. Seguramente allí, esas malas experiencias sufridas como jugador le servirán para aconsejar a los jóvenes sobre lo que no hay que hacer.

Compartir

 



X