Euroliga - Final Four

Nocioni en Estambul: "No lo tomo como un torneo especial"

22:33 18/05/2017 | Chapu se relaja y no se muestra nervioso o ansioso en la previa al Final Four. Dice que el clima local no influye y que tratará de aportar su dosis de siempre.

Chapu, en la antesala al juego de mañana contra Fenerbahce
En la antesala al Final Four de la Euroliga que arrancará este viernes en Estambul, Básquet Plus dialogó unos minutos con Andrés Nocioni mientras el argentino se prepara para disputar una de sus últimas batallas. La cita será ante el Fenerbahce, y el Real Madrid deberá surtir un escollo muy fuerte ante el anfitrión y en lo que espera vivirse como una verdadera caldera desde el marco local con la reconocida tradición de los turcos.
 
Pero si hablamos de jugadores con experiencia ante este tipo de situaciones de mucha presión, el Madrid tiene un as bajo la manga como Nocioni. Chapu no se esconde, se muestra tranquilo y sin ansias, esperando que llegue el duelo de mañana y aguardando su chance para aportar lo que tanto lo ha identificado en su carrera: su entrega, voluntad y su enorme corazón. Con esos puntos como gran bandera, el santafesino se refirió a todo lo que se va a vivir a partir de mañana.
 
- ¿Preparando el cuerpo para mañana o no?
. Sí, uno sabe que mañana va a ser un partido clave, sobre todo físicamente. Creo que es un equipo duro, complicado físicamente y vamos a tener que estar muy bien preparados para afrontar ese partido.
 
- ¿Sentís especial este Final Four?
. Sí. Todos los Final Four son diferentes y cada uno se toma como tiene que tomarse. Me parece que este Final Four me toma en un momento donde no tengo tanto protagonismo dentro del equipo pero eso es lo de menos, lo que trato de hacer es aportar durante el año diferentes cosas, este año ha sido un poco diferente por haber anunciado mi retiro y trataré de ayudar en lo que más pueda. Si tengo que jugar jugaré y sino no pasa nada, trataré de dar lo que pueda dar.
 
- ¿Hay alguna definición con eso?
. No, no hemos hablado, creo que esas decisiones se toman muy sobre el partido, obviamente tendrán su idea pero las noticias seguramente nos la darán al mediodía.
 
- Nosotros no nos imaginamos que no estés en este infierno que se va a vivir.
. Eso es del entrenador, uno no puede manejar eso. Creo que traté de entrenar lo mejor posible, jugar lo mejor posible los minutos que me han dado y responder. Después la decisión es de él, el entrenador y el cuerpo técnico son quienes tienen que tomar la decisión de si estoy o no presente.
 
- ¿A esta altura eso te genera ansiedad?
. No, la verdad que no. Estoy contento por estar acá pero no estoy ni ansioso ni nervioso. Lo tomo como un partido más. Creo que es una linda experiencia y es mi segundo Final Four, pero obviamente mi protagonismo dentro del equipo es totalmente diferente al del 2015. Creo que en el 2015 mi protagonismo era realmente superior, se notaba que jugaba más minutos y era más protagonista.
 
- En lo demás se parece en todo, porque incluso son las mismas semifinales.
. Sí, las semifinales son iguales que las de aquel año. Están los cuatro equipos que tienen que estar, podría haber habido alguno diferente por ahí, pero no pasó y llegaron los cuatro más poderosos de los últimos años. No hubo ninguna sorpresa como en otros años que tal vez se mete alguno sorpresivo, este año ha sido más o menos como vino siendo durante todo el año.
 
- ¿Emocionalmente que sea el último Final Four de tu carrera te toca?
. No, la verdad es que no lo pienso así. Trato de disfrutarlo, de vivir el día a día, de disfrutar las horas como me ha pasado en las olimpiadas. Trato de disfrutarlo todo, así que no tengo problemas.
 
- Todo el mundo habla de que mañana se va a vivir un infierno. ¿Jode o incide en algo?
. Es un Final Four, teóricamente no debería influir. Uno sabe que puede ser diferente y obviamente hay que acostumbrarse a todo lo que puede ser la presión, el ruido y esas cosas, pero la verdad es que cuando uno entra a la cancha y empieza a jugar se olvida de eso. No hay ningún tipo de problema.
 
- Es tu segundo Final Four, recordando que el primero fue brillante. ¿Tenés algo para este tipo de torneos? Por ejemplo Spanoulis, que aunque se considere normal es evidente que algunos nombres inciden más que otros.
. Puede ser. No tengo nada de diferente, lo que trato de aportar yo es lo de siempre a cada equipo. Es verdad que salgo a dejar todo, a jugar con intensidad, a tratar de desequilibrar con esa intensidad. Puede ser diferente a otros jugadores que dependen más del talento o de otras cosas que por ahí en una final, en partidos tan calientes, de tanta presión y emociones, te puede jugar una mala pasada. Por ahí a mí, al usar otras facetas de juego y otra forma de jugar, no tengo problema con eso y me siento cómodo.
 
- No me quiero poner nostálgico, pero te queda más o menos un mes.
. Sí, más o menos un mes pero la verdad es que lo tomo normal. Son cosas que van pasando, uno tiene que entender que el jugador tiene una fecha de caducidad y es normal que se tomen este tipo de decisiones. La quise tomar en este momento porque es un momento de plenitud mía, me siento bien y cómodo, pero tampoco tengo muchas ganas de seguir porque pienso que ya he terminado y me quería retirar de esta manera. No quería empezar a ver otro jugador dentro de la cancha, y ahora por momentos sigo viendo al jugador de siempre así que me genera eso de despedirme de esta manera y no viéndome de una forma que no me gusta.
 
- ¿No pudiste convertirte en un león hervíboro como Manu?
. No, la verdad es que me cuesta demasiado, además sé muy bien que jugar en el Madrid no iba a ser fácil de conseguir y tenía que probar en otros lugares que es algo que no tengo ganas de hacerlo. Por eso decidí tomar el retiro, creo que es un buen momento y uno a veces, por más que pueda llegar a tener ganas de jugar o de volver a competir, tiene que entender que esto alguna vez se termina y debe retirarse de la mejor manera posible.
 
- ¿Te pasó en un solo día?
. No, ya hace tiempo que lo vengo pensando, no fue en un solo día.
 
- Se nos retiró Leo hace unos días, gran compañero y amigo tuyo.
. Sabía, sí. Fue una decisión más o menos como la mía. Ya lo venía pensando hace tiempo y me lo había comentado. La verdad es que hay que felicitarlo, ha hecho una carrera increíble y de altísimo nivel. Hay que respetar las decisiones, él toma la decisión en un momento donde me parece que también sintió que su carrera había bajado físicamente y me parece lo correcto. Hay que felicitarlo y apoyarlo. Me parece que este es un gran momento para el jugador también, y uno se tiene que acostumbrar.
 
- ¿Se pusieron de acuerdo?
. No, para nada, fue totalmente normal.
 
- ¿Los cuarenta días que te quedan los vas a ir contando o no?
. No, la verdad es que no los cuento. No soy de estar todo el día ansioso por el retiro o lo que sea, voy viviendo el día a día y lo disfruto, nada más que eso.
 
- ¿Tampoco en pensar el día después?
. Tampoco, estoy muy tranquilo. Sé qué es lo que voy a hacer que es instalarme en Argentina y después con el tiempo decidiré más o menos cuáles serán mis maneras de hacer cosas fuera del básquet.
 
- El día después lo debe pensar más tu mujer.
. Sí, pero ella también está acostumbrada, tiene su familia y su lugar, así que no tiene ningún tipo de problema.
 
 
Enviado especial a Estambul (Turquía)
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir