NBA

La polémica más grande en la historia de la Lotería del Draft

17:40 20/08/2020 | Ocurrió durante 1985, en la primera edición de la ceremonia. Los New York Knicks fueron los protagonistas principales del hecho.

Foto: Getty Images

La Lotería del Draft llegó en 1985 con un objetivo muy claro: evitar que existieran dudas sobre la competitividad de los diferentes equipos, que podían perder a propósito para ocupar la última posición y tener una selección muy alta en la ceremonia. Sin embargo, la primera edición de este evento estuvo marcada por la polémica. Existen teorías que indican que el mismo estuvo arreglado para que los New York Knicks consiguieran el primer pick.

Entre 1966 y 1984, la NBA utilizó un sistema de definición bastante peculiar para determinar quién se quedaba con el número uno del Draft: los peores récords de ambas Conferencias se lo disputaban a través del lanzamiento de una moneda. Ante esto, el Comisionado David Stern estableció un procedimiento que le daba a los siete "equipos de lotería" las mismas probabilidades de conseguir ese puesto.

El sorteo se realizó de una forma muy distinta a la actual: se metieron todos los sobres en una máquina y el emblemático directivo sacó la que luego fue de los Knicks. Ese en particular fue lanzado con una mayor fuerza y tenía una marca en la esquina, por lo que muchos piensan y pensaron que fue una seña para saber cuál de todos agarrar a la hora de la verdad. Las conspiraciones hablaron, incluso, de diferencias en la temperatura de los sobres.

Otra de las cosas que invitó a pensar que todo estaba preparado para que los de la Gran Manzana se llevaran el premio más grande fue la inclusión de Ernst and Whinney, una firma relacionada con los dueños del Madison Square Garden, en el desarrollo de la Lotería. Pero, ¿por qué tanto interés en ganar esa posición? ¿Cuál era la razón? Simple: la presencia de Patrick Ewing. El pivote jamaiquino era el prospecto más codiciado de esa camada y New York necesitaba un salvador que le devolviera el nivel que había tenido a principios de los setenta.

Finalmente, Stern mencionó a los Indiana Pacers en la segunda colocación y Dave DeBusschere, representante de los Knicks, comenzó a festejar. Apenas unos días más tarde, se hizo oficial lo obvio: escogieron al interno en el Draft. El 33 completó una gran carrera y disputó casi todas sus temporadas con la camiseta de ese equipo, convirtiéndose en uno de los máximos referentes de la institución. No obstante, su arribo estuvo marcado por la polémica y la confusión generada por un proceso que, justamente, fue confeccionado para acabar con todo eso.

 

Compartir

 



X