NBA 2018/19

Juan Bergel: "Desbordo de felicidad"

11:09 09/10/2018 | Hablamos con el escolta que jugó el Federal hasta el año pasado, y con Ariel Eslava, los dos argentinos del Maccabi Haifa que anoche jugó contra Sacramento Kings en la NBA.

Eslava y Bergel con el manager argentino del Maccabi Haifa, Federico Brodsky

La primera pregunta cuando hablamos telefónicamente con Juan Bergel se cae de maduro. Juan está, todavía eufórico, en el aeropuerto de Sacramento, esperando el vuelo que lo depositará en Los Angeles, donde el jueves terminará este sueño que fue estar dos semanas en los Estados Unidos, una entrenando en Miami y la otra viajando para jugar contra los Kings (ayer) y los Clippers. Y la pregunta es, ¿cómo se pasa del Federal a jugar contra los NBA en menos de 10 meses?

"Jeje, es increíble. No lo puedo explicar estar acá. Lo hablaba ayer con Ariel (Eslava) en la pieza, porque compartimos habitación. Pasar del federal a jugar un partido, dos en realidad, contra los NBA es un sueño. Cumplir un sueño. Entrar anoche fue algo increíble", dice Bergel. 

Juan comenzó en Sionista como juvenil y los últimos años los pasó rotando por varios equipos del TNA y del Federal, hasta que surgió esta posibilidad en Israel y no dudó: "Pensé en en mi crecimiento personal, porque voy a una liga muy fuerte, a un club histórico. Y encima se da lo de la NBA. Fue un combo de todo. Pude cumplir mi sueño".

Anoche le tocó ingresar 5 minutos, en los que falló un tiro de tres puntos, pero eso es anecdótico, como el resultado. "Entré muy relajado, tranquilo. Sabía que iba a jugar porque tenemos un plantel de 16 jugadores con los que se sumaron acá en Estados Unidos. Anoche recién caí de dónde estaba, porque si bien sabía hace 3 meses que íbamos a jugar contra los NBA, era medio chocante. Y el triple me salió de adentro, jeje. La verdad es que cuando entré me pasaron muchas cosas por la cabeza: mi familia, mi novia, todo el esfuerzo que hice desde que me fui de muy chico de mi casa para cumplir el sueño de jugar al básquet...desbordo de felicidad".

Ariel Eslava, con casi 40 años ("tengo 39 todavía, no me agregues", dice), también lo vivió de manera particular, más allá de su paso por Europa con el Real Madrid y el Baskonia: "Fue una linda experiencia. Me divertí, la pasé bien e intenté competir como siempre. Fue un lindo momento. Cuando entrás a la cancha intentás jugar y no tomás dimensión del contexto en el que estás. Cuando pasa el partido y estás en el vestuario empezás a tener distintas sensaaciones. A mí me pasó que me vinieron muchos recuerdos, sobre todo familiares, de cuando empecé. Me puse medio melancólico. Ya me había pasado en el entrenamiento de la mañana".

Eslava, que jugó el año pasado en Platense (Liga Argentina), y que tiene buenas chances de seguir en el Haifa si se dan algunas cuestiones burocráticas, tuvo anoche la posibilidad de estar 9 minutos en el campo y anotar 4 puntos, algo para enorgullecerse a esta altura de su carrera: "Je, eso es anecdótico. También hice algunos pases y cortinas. Hay muchas cosas que no salen en las estadísticas. La verdad es que lo disfrute mucho. Estamos en Estados Unidos desde el 28 de setiembre y completaremos dos semanas de alto nivel de entrenamientos y dos partidos contra los NBA. Más no se puede pedir". 

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus

Compartir