NBA

Informe: los jugadores U25 "bendecidos" por Kobe Bryant

10:47 07/09/2020 | Muchas de las jóvenes estrellas de la actualidad han crecido con el exescolta de los Lakers como su ídolo. Él, de alguna manera u otra, se relacionó con ellos.

Mitchell, Tatum, Murray, Booker y Doncic. (Foto: NBA)

Donovan Mitchell (24 años) llegó a la NBA en 2017, un año después de que el exescolta de Los Ángeles Lakers se retirara. Sin embargo, desde entonces se ha encargado de asegurar que era uno de sus grandes ídolos. Y, cuando demostró tener el talento suficiente para brillar en la liga, este se convirtió en uno de sus mentores. Sobre todo en el inicio de su año sophomore, cuando le aconsejó mantenerse alerta ya que las defensas lo conocerían mejor. Al conocerse su fallecimiento, Mitchell pidió expresamente que todas las franquicias retiraran sus números.

Ese homenaje no fue posible, pero su rendimiento en estos playoffs quizás la mejor opción para honrarlo: registró un promedio de 36,3 puntos, 5 rebotes, 4,9 asistencias y 1 robo, estableció la tercera mayor marca de anotación individual (57) en un juego de postemporada y demostró que podía ser el líder de un equipo con aspiraciones.

Jamal Murray (23 años) tuvo la chance de conocer en persona al hombre que siempre admiró. Fue en el verano estadounidense de 2019, antes del inicio de la temporada regular que terminó en la burbuja de Orlando. En esos entrenamientos, Kobe hizo que evolucionara en su juego al poste y a la hora de definir tras contacto. "Fue una muy, muy buena experiencia tener tanto talento para aprender de él en el gimnasio. Poder sentir la mentalidad de Kobe", señaló el canadiense luego del campus. Y, en la reanudación, sacó a relucir su Mamba Mentality: fue la figura de la remontada de Denver Nuggets en la primera ronda ante Utah Jazz, anotó 50 o más puntos en dos partidos de esa serie y se ganó el respeto de todos por su capacidad anotadora.

Probablemente, Jayson Tatum (22 años) sea uno de los jugadores más parecidos a Bryant que tiene la actualidad. Gran parte de la culpa la tiene su admiración por la Mamba Negra en su infancia y adolescencia, esa que la llevó a ser fanático de sus movimientos y de su estilo. A pesar de ser elegido en el Draft de 2017 por los Boston Celtics, el alero jamás escondió su amor por él y en cierta manera moldeó su juego a imagen y semejanza de su figura. Poco a poco, ese instinto anotador y el deseo de competir en cada juego lo ha vuelto una estrella de la NBA: fue miembro del All-Star Game por primera vez en 2020 y va camino a explotar definitivamente en esta postemporada.

Tatum es otro de los jóvenes que pudo compartir prácticas con Bryant. En su caso, fue un entrenamiento a puertas cerradas en el que ambos trabajaron en sus fundamentos y en su tiro. "Gracias por hacerme amar el básquet", soltó el de los orgullosos verdes tras la muerte de la leyenda. Lo demuestra en cada noche que sale a dominar. Una verdadera semilla de ese fruto llamado Kobe.

Quien ha quedado ligado a la carrera del perimetral desde el inicio de su trayectoria es Devin Booker (23 años). Al igual que su ídolo, el escolta de los Phoenix Suns fue escogido en el puesto trece del Draft. Y, en 2017, se convirtió en el primer jugador en alcanzar los 70 puntos en un partido desde que Bryant lo hiciera en 2006 durante la famosa actuación de los 81 puntos ante Toronto Raptors.

"Su juego de pies está bien. Su tiro está y mejorará. Su mentalidad es la correcta. Ahora, sólo se trata de que él descubra cuál es exactamente su nivel", confesó el de los Lakers en un choque que tuvieron en 2016. Esa noche, le regaló un par de zapatillas con una frase: "Sé legendario". Desde ese entonces, Booker ha mejorado su defensa, evolucionó en su creación de juego, debutó en el All-Star y se consolidó como uno de los grandes definidores que tiene la competencia.

El 29 de diciembre, pocos días antes del triste accidente que le quitó la vida a él, a su hija y a otras siete personas, Kobe Bryant se encontraba en el Staples Center para presenciar el partido entre Los Ángeles y Dallas Mavericks. Jugaba Luka Doncic (21 años), la sensación de los últimos meses y un talento que llamó su antención y la de Gianna. En esa recordada jornada, ella se sacó una foto (que tomó Kobe) y el europeo recibió un trash-talk por parte de Bryant... en esloveno.

El cinco veces campeón de la liga se mostró como un admirador del juego del ex Real Madrid, que también exhibió su respeto hacia uno de los "superhéroes" que encendió su pasión por el deporte. En lo estrictamente deportivo, no se parecen en mucho. No obstante, la joven figura ha dado pruebas de que llevan en sus genes esa mentalidad de killer para tomar el control de lo que sucede en la cancha. "Él y LeBron James han sido los jugadores que más me han motivado para jugar a esto", confesó tras su muerte. Esa motivación ya lo ha convertido en una de las mayores atracciones que tiene el torneo.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

 



X