La Liga 2017/18

Iglesias: "Venir a jugar con un amigo lo hace diferente"

14:33 18/06/2017 | Hablamos con Gonzalo Iglesias, refuerzo de Bahía Basket junto a su compatriota uruguayo Luciano Parodi.

Iglesias, el nuevo ala pivote de Bahía

Gonzalo Iglesias fue junto a su compatriota Luciano Parodi, una de las primeras apuestas de Bahía Basket pensando en la Liga 2017/18. El ala pivote uruguayo viene de cumplir una buena tarea en Aguada y ahora tendrá la oportunidad de regresar a un torneo que ya conoce, aunque de forma breve: en la 2014/15 jugó 7 partidos para Ciclista de Junín. Compartimos nuestra charla con Iglesias.

- ¿Cómo estás viviendo estos primeros días como jugador de Bahía Basket?

. Es una ilusión tremenda. Haber jugado bien la liga en Uruguay y poder viajar al exterior, más allá de ser cerca, es un gran desafío. Y bueno, tratar de estar preparado para afrontarlo de la mejor manera.

- ¿Estás al tanto de lo que es el proyecto del equipo? Es bastante diferente a la propuesta de la mayoría de los clubes de la competencia.

. Sí, estuve leyendo entrevistas de Pepe Sánchez, donde contaba un poco el proyecto y la verdad que me encantó. Acá en Uruguay siempre se pelea para que los jugadores jóvenes jueguen y al final siempre terminan jugando los más viejitos. Son buenos jugadores y siempre terminan jugando ellos, porque los partidos son difíciles y hay que ganar, para no empezar a quedarte abajo en la tabla. Y bueno, es entendible por un lado, pero por el otro, los jóvenes también queremos jugar porque entrenamos como caballos. Pero hay que tener una mentalidad positiva y saber que hay que trabajar día a día, para que cuando te llegue la oportunidad, trates de aprovecharla al máximo.

- Es curioso, porque más allá de que das un salto de calidad en cuanto a la liga, a la vez, también hasta podrías terminar con un rol más grande que en el de Aguada. Suele ser al revés cuando se crece de competencia.

. Sí, ojalá que se de. Tampoco voy con muchas pretensiones, sino que voy enfocado a trabajar al 100% cada día. Cuando me toque jugar, tratar de aportar todo lo que yo pueda darle al equipo para ayudarlo a ganar. Eso dependerá de cómo juegue y del entrenador, pero mi primer objetivo es trabajar, adaptarme y tratar de dar lo mejor para cuando lleguen los partidos poder ganar. Pero tampoco me voy a enojar si no juego, porque sé que estoy tranquilo, en un lugar donde voy a estar trabajando día a día para ser mejor. Hay que estar con los pies sobre la tierra y si un día jugás mal, no enojarse ni nada. Seguir trabajando para lo siguiente que venga.

- ¿Qué sentís que podés aportarle al equipo?

. Bueno, yo un poco en lo que me destaqué en la liga de Uruguay es abrirle la cancha a mis compañeros. Gracias a ellos, que son excelentes jugadores, como Panchi Barrera, Diego García el uruguayo, Miguel Barriola, Demián Alvarez, Jeremis Smith, Dwayne Curtis... bueno, fue darle descanso a los extranjeros y por suerte me pude abrir al perímetro para meter tiros de tres puntos. Eso fue lo que les abrió la cancha a mis compañeros. Y después prenderme a la defensa como siempre. Dar todo en defensa, en rebotes y en ofensiva las cosas van saliendo solas.

- ¿Qué recuerdos tenés de lo que fue tu primer paso por Argentina?

. La verdad que la primer salida que tuve en Ciclista fue como un sueño. Fue un mes donde jugamos un partido detrás del otro. Y jugué contra cuadros como Peñarol de Mar del Plata y todos esos cuadros grandes de allá de Argentina. Me acuerdo que Leo Gutiérrez me tiró un triple en la cara y dije pa... claro, jugar contra ese tipo de figuras fue como que me generó decir, que fuerte está esta Liga, todos los nombres que hay acá. Ahí tampoco me enojaba mucho si no jugaba, porque era un poco ir a probar, ver cómo era otra liga. Ver que eran otros físicos, otro rapidez. Y bueno, tampoco tenía mucha pretensión de jugar. Sabía que si entraba y andaba bien podía tener unos minutos, pero si andaba más o menos ya me iba a sentar al banco sin problemas, porque el equipo tenía que ganar. Un jugador como yo, joven, nuevo y que creo que ni había jugado en la liga uruguaya, no podía ponerme en estrella. Soy consciente de lo que puedo dar y si uno no está en su mejor noche, le toca verlo de afuera.

- ¿Se hace todo más especial por el hecho de venir con Luciano?

. Sí, me voy con un amigo. Es como irse con un amigo. Solo que vamos a tener que trabajar, no vamos a poder estar todo el día boludeando. No es como si estuviéramos de vacaciones. Es lindo en eso de la adaptación y tener alguien con quien compartir todo. Yo igual estoy seguro que voy a llegar y me voy a hacer compañero y amigo de todos los chiquilines que hay allá en Bahía. Pero irte con un amigo, que comparte las mismas creencias que vos y que viene de los mismos lugares, es diferente. Está buenísimo.

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir