LDA 2018

Heroico Estudiantes de Concordia, ¡a la Final Four!

23:52 11/03/2018 | El equipo de Lucas Victoriano se sobrepuso a un diferencia de 15 puntos y superó 93-88 a Baurú, para meterse en la instancia decisiva.

(foto: FIBA.basketball)
Baurú 88 - Estudiantes 93
 
Estudiantes escribió un nuevo capítulo dorado en su historia en los torneos internacionales: derrotó 93-88 a Baurú y se metió en la Final Four de la Liga de las Américas, el torneo más importante del continente. El partido había comenzado totalmente adverso para los de Lucas Victoriano, pero el amor propio primero y un enorme juego colectivo y defensivo después, fueron los motores de la reacción del Verde. Hubo varios puntos altos, entre ellos Anthony Smith (27 puntos) y Clay Tucker (20 puntos), pero también se destacaron Jasiel Rivero y David Doblas en el marco de un enorme laburo grupal en defensa, sobre todo en el complemento.
 
Hettsheimeir y Alex Garcia, las principales figuras y vías de gol de Baurú, comenzaron afilados (12 puntos entre ambos), demostrando su jerarquía y cuáles iban a ser los caminos de los brasileños, si Estudiantes no producía ajustes en defensiva. A su vez, el Verde mostró algunas inconsistencias en el 5 contra 5, forzando mucho el juego con Doblas. Así fue como Baurú logró la primera brecha en la medianía del parcial: 14-7. Vildoza ingresó por Orresta (golpe en la nariz) y poco a poco los de Concordia empezaron a remontar, con una defensa más intensa y con un buen trabajo interno de Rivero y Doblas. Pero en el cierre, Baurú volvió a castigar desde el triple (5/8 en el primer cuarto) y tomó 10 puntos de ventaja: 25-15.
 
En el inicio del segundo período se mantuvo la poca efectividad de Estudiantes: metieron 1 de los primeros 9 triples que ejecutaron y necesitaron dos minutos para volver a sumar, pero Baurú no lo aprovechó. El Verde no se persignó, siguió intentando y clavó los dos siguientes, para acercarse a 6 puntos: 29-23, a falta de 6 minutos para el descanso. A partir de ese momento, se configuró un juego mano a mano, de posesiones cortas, en el que sacó una clara ventaja el brasileño, con un parcial 11-4 a puro triple y con un Hettsheimeir preponderante (40-27). En el cierre repartieron canastas, por lo que los de Demétrius se fueron al entretiempo 47-34 arriba en el marcador, gracias a un doble de costa a costa sobre la chicharra, cortesía del argentino Pierotti. 
 
Estudiantes salió al complemento sumamente agresivo en su forma de juego, tanto atrás como adelante y de esta forma pudo establecer una racha favorable 11-4 en apenas 2:30 minutos (51-45). El tiro de tres puntos fue vital en este parcial (tres en fila), así como en el resto del cuarto, dado que fue la alta efectividad le permitió al Verde ponerse a tiro de Baurú. Tucker, Orresta y Smith tuvieron un desempeño fantástico en ofensiva, mientras que todo el equipo dejó el alma en el aspecto defensivo. A los brasileños se los notaba desconcertados, atónitos e impotentes. Esas sensaciones generaron una antideportiva en el cierre del juego, que el Verde aprovechó para ponerse al frente 65-62 tras 30 minutos de acción.
 
La dinámica del juego era totalmente diferente a la del primer tiempo. En el último cuarto se mantuvo la efectividad de Estudiantes, sobre todo de Smith y Rivero, que llegaba de la mano de un gran trabajo en lo relativo a la rotación y a encontrar el tiro con ventaja. A su vez, seguían muy agresivos en defensa y eso afectó a Baurú y su ritmo. Esa actitud generó que Doblas llegara a la cuarta falta a 7:30 minutos para el final, así como también Estudiantes a la penalización, una mala noticia para Victoriano. 
 
A falta de 5 minutos, Estudiantes ganaba 82-75 gracias a un triple kilométrico de Tucker, que estaba totalmente encendido, junto con Smith. Pero Baurú no se rindió, el boleto a la Final Four estaba en juego y no iba a dejarlo escapar sin luchar: el triple, como en gran parte de la noche, los mantuvo en juego. Sin embargo, eso no fue suficiente para superar el amor propio de Estudiantes, que en el complemento elevó exponencialmente su actitud y su nivel de juego, para colarse entre los mejores cuatro mejores de América, de una manera total y absolutamente merecida. El marcador final, en el marco de un emocionante festejo, fue 93-88.
 
Juan Martín Orellano / juanorellano@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanmaOre22
 

Compartir