Súper 4 Liga Argentina

Eseverri: "Siempre pensamos en ganar y esa convicción mental es la que nos hace más fuertes"

14:02 06/01/2018 | El capitán de Libertad de Sunchales dialogó con Básquet Plus en la previa al desarrollo de las semis del Súper 4, que justamente el club organiza.

(foto: Prensa Libertad)
Llegó el día de la verdad. Este sábado, desde las 20:00, Libertad jugará la segunda semifinal del Súper 4 de la Liga Argentina frente a Platense, el duro y compacto equipo de Vicente López. En las horas previas a este encuentro en el que serán totalmente locales (el club organiza el evento en el Hogar de los Tigres), dialogamos con el Gregorio Eseverri.
 
- Está claro que mientras van pasando las horas uno se va movilizando más. ¿Cómo lo están viviendo ustedes?
. Ni hablar. El TNA te da la posibilidad de jugar esta temporada a este Súper 4 que de alguna manera te hace pelear a mitad de temporada por algo, que sería esa posible clasificación a la Liga Sudamericana, sino que además te da la posibilidad de tener una final o un título en enero, que por lo general el TNA de antes no te ofrecía esa oportunidad y la temporada era a ascender o morir. Entonces estamos ante un torneo corto contra equipos de la otra zona, que te permite saber dónde está parado cada uno, verlos en vivo y directo cómo funcionan ante las presiones jugando algo importantísimo como esto. Me parece que es un paso recontra importante y muy acertado en lo que es potenciar a una categoría como la Liga Argentina, que viene creciendo y que viene siendo cada vez más competitiva. No me quedan dudas de que el representante de la Liga Argentina que vaya a la Sudamericana va a hacer un dignísimo papel y que no te sorpresa que avance ronda y siga pasando cuadrangulares.
 
- ¿Y cómo se asimila todo esto nuevo de jugar una definición tan importante ahora?
. Nosotros nos lo tomamos con completa y total responsabilidad de lo que vamos a disputar y del premio que podemos llegar a tener. Ya por ahí después más adelante se verá cómo sigue transcurriendo la temporada, pero también es cierto que el campeón del S4 se va a ganar un respeto ante los rivales, porque ya quedás perfilado totalmente como un candidato firme y real para ascender.
 
- De todas formas, en el caso de ustedes, por ser Libertad, tener toda la historia que tiene el club, los nombres que tienen y el entendimiento como equipo que han mostrado, me parece que existe una linda responsabilidad desde el primer día.
. Sí, creo que desde el momento que llegamos al club, no por una cuestión dirigencial sino por el mismo club, ya sabés que acá no venís a participar nomás o a ver qué pasa. Libertad mismo, por su idiosincracia y su historia, te empuja a estar mínimamente entre los equipos de punta y saber internamente que acá venís a competir y para ganar todo. Creo que nunca hubo una presión ni dirigencial ni del cuerpo técnico, pero nosotros internamente ya sabíamos que las fichas y dentro de esta institución se hacía un combo muy lindo para pelear por el ascenso. Es muy duro que a final de temporada uno solo se lleve ese premio dentro de una liga de más de 20 equipos, pero ahora tenemos este torneo a media temporada que de alguna manera nos permite conocer a los equipos de la otra zona, ver cómo están y saber que después temporada sigue y quedan cosas para acomodar.
 
- Si hay que hablar de presión, no creo que eso les esté pasando a ustedes porque son jugadores de muchísima experiencia. ¿Se podría catalogar más como una responsabilidad en lugar de presión?
. Eso mismo te iba a decir. Si es una presión entonces va a ser una presión que nos motiva, a entrenar más o hacer cosas extras que ayudan a fortalecer al equipo. Nos empuja más por ese lado que en lugar de apichonarnos. La verdad es que nunca pensamos que si no entrábamos en este torneo nos íbamos a morir, sino que desde el minuto cero apuntábamos y nos decíamos "hay que ganar partido a partido porque queremos y vamos a ir al S4", y había que mentalizarse en ganar cada partido porque teníamos juegos contra rivales directos para clasificar, porque nosotros lo queríamos jugar. Y eso es porque nosotros tenemos jugadores de una trayectoria y una calidad muy ganadora que te marcan que nunca están pensando en eso. Perder podemos perder todos, los mejores inclusive pierden, pero si vos estás pensando en la posibilidad de perder tenés más chances de que suceda, por eso nosotros estamos pensando siempre en la posibilidad de ganar y en lo que nos va a pasar cuando ganemos. Creo que desde ahí es donde crecemos y donde nos hacemos fuertes, a partir de esa convicción más mental que real, porque es una creencia que nosotros tenemos.
 
- Más allá de los scoutings de costumbre, ¿en qué momento dejan de mirar muy por adentro y ven algo más lo que hacen los de afuera?
. Yo por lo menos hago las dos cosas, miro qué nos falta a nosotros o en qué cuestiones puedo ayudar o colaborar, en qué tenemos que prestar una atención importante como equipo desde el cuerpo técnico pero también desde detalles que hablamos internamente nosotros los jugadores. A veces son cuestiones muy puntuales, no cosas que sean de todo el equipo sino que por ejemplo nos recomendamos entre nosotros dónde podemos sacar más ventajas contra ciertos rivales o cosas que hayamos visto que nos pueden servir. Nosotros logramos muy rápido esa química y esa unión de equipo, creo que es producto del trabajo del cuerpo técnico que siempre nos inculca eso y también desde la parte de los jugadores que cada vez que podemos nos juntamos a comer o nos sentamos a tomar mate, buscando siempre armar un poco más la parte humana del grupo. Entonces eso nos dio un plus a la hora de jugar. A los otros equipos no los conozco internamente pero también se les nota que están afianzados a nivel juego, como Villa San Martín desde una base del año pasado, Viedma desde algunas incorporaciones importantes y jugadores que siguen, Platense también porque más allá de que hay algunos nuevos mantienen gente conocida o jugadores que ya han pasado antes por el club. Todos tenemos las mismas características, los cuatro logramos a base de triunfos y unión amalgamarse muy bien. Estos torneos cortos y de mitad de temporada lo que tienen es una cuestión mental y física. El campeón va a jugar dos partidos consecutivos de 40 minutos, el que logre mantener la mayor intensidad física y sumarle a eso la rápidez y lucidez mental va a ser el que gane. Acá las cuestiones tácticas tienen un poco menos de lugar, porque no hay tanto tiempo de preparación, porque es un 6 de enero, porque los equipos vienen de las fiestas, extranjeros que llegaron tarde entre ayer u hoy, entonces lo que acá va a pesar más es la cuestión mental y física, más adelante en un playoff sí influye muchísimo las cuestiones tácticas de los entrenadores, en dónde ajustar o por dónde jugar. Acá es distinto a un playoffs, acá tenés una mala noche y te vas a casa. Esa característica del torneo es lo que también lo hace llamativo y lindo para jugar, porque creo que si fuese una serie de playoffs sería mucho más engorroso.
 
- ¿Personalmente a vos cómo te cambió esta temporada en Libertad? Venís de procesos muy distintos a años anteriores, quizá con otro tipo de rol y ahora más descansando un poco más el protagonismo pero también siendo esa voz experimentada por excelencia.
. Creo que personalmente esta temporada era y es un desafío para mí, en el sentido de que a priori antes de arrancar teníamos las fichas y las condiciones de infraestructura dentro del deseo del club para pelear por lo importante, para intentar devolver a Libertad a la primera categoría. Algo que por ahí en otros equipos como Salta o Viedma, si bien conformábamos equipos buenos, por ahí las intenciones no eran ascender a toda costa o ser protagonistas obligados, sino que era algo más que si se daba a lo largo de la temporada lo podíamos tomar. Acá también me pasa que todavía estoy aprendiendo a jugar con jugadores que te van tocando tener el orgullo de jugar a su lado, como me pasa ahora con Zago, Barovero, Landoni o Miguel Ruiz que son jugadores a los que conocía de enfrentarlos pero que no había tenido el placer de jugar con ellos hasta este año. Y constantemente el equipo tiene cosas para aportarle que muchas veces no vienen necesariamente de los puntos. Yo por ahí en Salta o Viedma tomaba mayores decisiones o más tiros porque tenía una participación ofensiva marcada, y por ahí ahora aporto mucho menos en los puntos pero apoyo muchísimo al equipo desde otros lugares, tomo al mejor atacante del otro equipo, muchas veces si mi defensor se suelta cuando lo sobremarcan a Bruno puedo generar situaciones ofensivas y complicamos a la defensa, y cosas así. La verdad es que lo veo como un desafío el seguir jugando con jugadores de una jerarquía muy alta, porque creo que cuando las características individuales de tus compañeros se elevan y son mejores también uno tiene que mejorar para estar a la altura de ellos y así hacer crecer la vara del equipo.
 
- Te iba a preguntar si todo es un poco más parecido a tu paso por Quilmes, pero si bien desde lo que es el peso histórico de los clubes ambos son importantes la realidad es que hoy debes ser un Goyo muy distinto al de aquellos años en Mar del Plata.
. Sin dudas. Por ahí a esa edad todo pasa más por lo físico y avasallar al rival, corriendo sin sentido... algo que sin dudas a esa edad uno lo disfruta pero que creo que las temporadas consecutivas que tuve después tanto en Viedma como Salta ayudaron para ir puliendo otros aspectos del juego y tratar de ir mejorando otras cuestiones. Hablo de entender mejor cosas como las lecturas, las ventajas, los mismatchs... muchas veces es mejor pasar la pelota a un jugador que tiene una ventaja por más que yo también tenga una ventaja porque quizá él está en mejor posición o tiene una mejor posibilidad de definir. Esa situación por ejemplo, cuando uno es más joven no las suele ver porque piensa que lo que tiene uno es lo mejor y juega a partir de eso. Obviamente que muchas veces por la actitud o por las ganas te terminan saliendo bien las cosas, pero por ahí ahora trato de aprovechar esas mismas cosas pero desde otro lugar.
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus

Compartir