NBA

Erik Spoelstra, el Comandante de Hierro de Miami Heat

14:57 15/09/2020 | El entrenador de la franquicia de Florida es, junto a Udonis Haslem, el único sobreviviente de la última clasificación a las Finales de Conferencia.

Foto: NBA.com

Ocho años atrás, Miami Heat alcanzaba las Finales de Conferencia y lo hacía curiosamente ante el mismo rival que enfrentará en esta ocasión: Boston Celtics. Si bien Udonis Haslem también se encontraba en ese plantel, en la actualidad su trascendencia es mínima y el único hombre que conecta directamente esos dos escenarios no entra a la cancha a jugar, sino que decide desde el banquillo. Su nombre es Erik Spoelstra y se consolida como el Comandante de Hierro de esta franquicia.

El nacido en Illinois llegó al puesto de entrenador en jefe en 2008 luego de ser el asistente de Pat Riley durante la etapa previa, en la que consiguió el campeonato de 2006 con Dwyane Wade y Shaquille O'Neal a la cabeza. Desde ese entonces, y a pesar de que había mostrado aptitudes para el puesto y un alto nivel de inteligencia para plantear sistemas ofensivos, los analistas siempre encontraron un motivo de duda: que estaba puesto por ser el protegido de Riley, primero. Luego, ya con la llegada de LeBron James y la conformación del Big Three, que el Rey armaba los equipos. Constantemente, Spoelstra eliminó esas críticas con trabajo duro y dedicación.

Esas Finales de Conferencia de 2012 fueron el prólogo de su primer título como coach principal de la franquicia, apenas cuatro años después de hacerse con el puesto y uno de haber perdido sus primeras Finales ante Dallas Mavericks. Repitió en la temporada siguiente y estuvo cerca de hacerlo en 2014, cuando los San Antonio Spurs se vengaron y ganaron el anillo. En ese tiempo, convirtió a Miami en un bloque defensivo con un poderío ofensivo brutal y potenciado por su idea de darle el control de la creación a LeBron.

La realidad indica que, luego de la partida de James, el Heat no pudo reponerse y volver a competir por todo. Sin embargo, él se encargó de mantener alta la vara y pudo meter al equipo en playoffs en dos de los últimos cinco cursos a pesar de no contar con planteles talentosos.

Poco a poco, junto a Riley y un gran equipo de cazatalentos, logró armar la plantilla que hoy los encuentra en la instancia decisiva del Este: movimientos en el Draft para conseguir a Tyler Herro y Bam Adebayo, búsquedas fuera de esa ceremonia como la que decantó en Duncan Robinson, contrataciones fuera del radar como la de Kelly Olynik y Jae Crowder y otras rimbombantes como la de Jimmy Butler... todo bajo el monitoreo de Spoelstra. En la 2019/20, su trabajo y el de la organización ha dado frutos. Y ya nadie duda de su presencia.

 

 

Compartir

 



X