LSB 2017

Doblas: "Sería fácil decir que cumplimos, pero en nosotros no es una opción"

00:44 06/12/2017 | El español David Doblas habló con Básquet Plus en la previa al arranque de las finales de la Sudamericana. La expectativa, el carácter del equipo y su presente.

El pivote abrazándose con Smith tras atravesar el primer cuadrangular de la LSB (foto: FIBA)
Estudiantes de Concordia comenzará a jugar las finales de la Liga Sudamericana a partir de este miércoles en Barquisimeto. De visitante ante el poderoso Guaros, el Verde ha recorrido un camino impensado para muchos pero verdaderamente soñado por todos, atravesando dos cuadrangulares durísimos donde sacó a relucir una versión exquisita de juego y carácter para llegar a esta final donde ahora se las verá ante el bicampeón. Tendrá que enfrentarse a un gigante en una serie al mejor de cinco, pero a pesar de lo fuerte que aparezca su rival la realidad es que Estudiantes ha demostrado un nivel de superación inmenso e invita a ilusionarse.
 
Y en la previa al primer partido de este miércoles 6, Básquet Plus habló con una de las figuras del elenco entrerriano: David Doblas. El experimentado pivote español (2.09 metros y 36 años) se ha convertido en una valiosísima carta dentro del juego interno de Estudiantes, producto de su rápida adaptación y el excelente conocimiento de juego que posee, donde no solo marca diferencias con su básquet o su físico sino también con la inteligencia a la hora de ejecutar.
 
- ¿Debés estar pasando por uno de los momentos más lindos que está tocando desde que llegaste a Argentina, no?
. Sí, seguro que sí. Aparte es un momento muy importante para el club también. Partíamos como que el premio era jugar la Sudamericana y de repente estamos en la final. No es por simpre suerte o casualidades, sino porque el equipo ha jugado a un gran nivel pese a que no nos conocíamos y el equipo se armó de cero, con jugadores de diferentes lugares y con extranjeros que teníamos cero experiencia en la liga sudamericana y por supuesto en la liga argentina. Se juntaron los planetas (risas), y tomamos esta clave de jugar bien, jugar juntos y llegar a esta final que es más que merecida.
 
- En un punto se puede decir que por todo esto que mencionás sorprendieron a propios y ajenos con llegar a esta definición. ¿Eso cómo influye ahora? ¿Es un factor que juega? ¿El rival puede dejarse sorprender o tiene asumido el riesgo y la peligrosidad que implican tenerlos a ustedes delante?
. La verdad es que no lo estamos pensando mucho. Por suerte, porque en estos casos y en estas situaciones te puedo asegurar que cuanto menos piensas te van mejor las cosas. Si te ponés a pensar de que esta puede ser la única final que puede jugar este club por su presupuesto, si piensas que este rival tiene el factor cancha, que ha armado este equipo para ganar la Sudamericana o piensas cosas por el estilo, realmente no te centras en el objetivo que es jugar un partido. Y vamos a jugar contra un equipo que creo que está en similares características pese a tener presupuestos diferentes, cualquiera de los dos equipos podría ganar y en estas circunstancias ganar un partido de playoff aquí en Venezuela se les complicará mucho la situación a ellos porque ganarnos a nosotros en nuestra casa no va a ser fácil, ya lo hemos demostrado en los partidos que jugamos de local contra los que para mí fueron los equipos más en forma de la Liga. No te voy a decir cómo estamos porque realmente no lo sé (risas). No te puedo asegurar si estamos bien o estamos mal, yo lo que sé es que el equipo está bien porque no está nervioso. Nos pasó cuando jugamos el primer partido de Liga Sudamericana contra este equipo de Guaros, que lo respetamos tanto que en la primera parte no jugamos. Y eso por suerte creo que lo hemos superado. Esa es la clave para superar a un equipo de estas características.
 
- Está claro que el plus que han sabido demostrar por encima de los demás equipos ha sido ese carácter, esa actitud de nunca caerse y pelearle a todo lo que se ponga enfrente.
. Por supuesto, eso es fundamental. El carácter es uno de nuestros mejores ingredientes, y también lo que más identifica al jugador argentino, ese carácter, ese huevo, ese estar por encima de cualquier adversidad. Nosotros acá tenemos la salida fácil de decir "hemos cumplido el objetivo, hemos llegado a la final algo que nadie lo esperaba pero lo hemos conseguido", decir que pase lo que pase no tenemos la presión... podemos decir eso, es la salida fácil. Pero ni para mí ni para mi equipo eso significa una alternativa, no es una salida viable. Yo creo que ahora mismo estamos en una posición lo suficientemente posible para creer que vamos a ir por esta final, que vamos a ir a ganar los partidos y que vamos a levantar el trofeo, si puede ser en Concordia pues mejor. Esa es la clave en la que nos tenemos que agarrar, no pensar en la excusa fácil que ya hemos cumplido el objetivo y que si no ganamos no pasa nada. No, es al contrario, sí que pasa, porque puede que no volvamos a tener esta oportunidad... para mí por lo menos es así que tengo 36...
 
- Quizá la definición sea el hambre que tienen.
. Sí, por supuesto, aparte todos los jugadores de este equipo, incluyendo a los entrenadores y cuerpo técnico, venimos de situaciones que no son las mejores. Te hablo de jugadores que jugaron en la Liga pero tampoco eran importantes; o jugadores del TNA que les salió una oportunidad para jugar en la Liga; Lucas (Victoriano) que está en su primera experiencia como entrenador y también hay que marcarlo porque es una carrera diferente a lo importante que ha sido como jugador de Argentina; Tony que por ejemplo venía de jugar durante toda una temporada; o Rigo que no se había probado nunca en una liga más seria; o yo que venía desde España donde ningún equipo me quería o no era la primera opción, y tampoco venía de un buen paso por Grecia. Yo creo que lo que se ha formado es una buena mezcla, antes yo lo había vivido en otro equipo y te puedo decir que la verdad es que resultó bastante positivo. Te estoy haciendo un resumen de lo que es el hambre que tenemos.
 
- ¿El primer partido es clave?
. Sin dudas, para mí el primer partido te marca un poco el playoff. Tenemos que ganar, no pensamos en otra salida como te decía. Ganarle un partido a tu rival en su casa lo descoloca y le pone presión para el segundo juego, por eso nosotros tenemos que aprovechar eso. Y por eso también te hablaba de que queremos cerrarlo ganando en Concordia, no queremos volver acá para jugar un quinto partido, más en una serie como esta donde nosotros estuvimos viajando 30 horas para llegar acá después del partido en Salta.
 
- Particulamente el nivel de adaptación que estás teniendo en la Liga es fantástico. Está claro que la experiencia que tenés encima debe ayudar, pero la verdad es que en Argentina han pasado tantos otros jugadores de peso que no han hecho pie que sorprende más lo poco que parece haberte costado.
. Me costó sí. Pero la verdad es que ya conocía al país, ya conocía la gente y la forma de pensar de la gente. Y luego también hay algo importante que tienes que tener cuando te vienes a adaptar a un sitio nuevo, y eso sí se lo debo a la experiencia, que es escuchar con humildad. Aquí te va a venir un pendejo de 23 años a decirte que Amicucci le gusta poner cortinas seguidas, que te va a volver loco y que si puede pincharte para sacarte del partido lo va a hacer. Y yo lo tengo que escuchar, seguro que sí. Lo tengo que escuchar porque ese chico de 23 años sabe muchísimo más que yo de esta liga y de los jugadores que juegan esta liga, entonces yo lo escucho y aprendo. Yo me enfrento a jugadores que no conozco y que de seguro me van a sorprender, y si viniese pensando que con mi experiencia, que el haber jugado tantos años en la liga española que es una de las mejores ligas del mundo y demás, pues entonces me la habrían dado, no habría jugado tan bien ni tampoco habría jugado tan centrado los partidos. Al final yo venía a una liga que no conocía y desde el primer día escucho a mi entrenador, compañeros y todos, desde el más joven hasta el más veterano. Para mí esa ha sido la clave para adaptarme lo antes posible y es la clave para que un extranjero pueda jugar en esta liga, una liga fuerte, complicada, que si no conoces y no te sabes adaptar da igual lo bueno que seas. Por esta liga han pasado buenísimos jugadores extranjeros que no han sabido adaptarse y hasta luego... y algunos casos no es ni eso, es un hasta nunca... una vez que juegas mal en esta liga no vuelves.
 
- ¿Y en cuanto a esa adaptación cuánto influyó que sea en un equipo como Estudiantes por todo esto de la humildad y el hambre que veníamos hablando?
. Si hubiese llegado a otro equipo que no haya sido Estudiantes me hubiese costado más. La verdad es que acá todos me han ayudado desde que he llegado, desde el primer día, a la primera hora que he llegado ya estaba comiendo un asado... realmente es culpa de ellos (risas). Esto último es bonito decirlo, no sé si queda bien en el escrito (risas). Pero es la verdad, si no hubiese tenido estos compañeros me hubiese resultado más difícil adaptarme, en otros lugares como Grecia también me han ayudado mis compañeros a adaptarme pero no me sentí tan querido como me he sentido acá en Concordia. Y la ciudad se presta, yo también tuve una opción de ir a Buenos Aires y realmente, primero porque Concordia vino primero y eso para mí es muy importante, que un entrenador me quiera es fundamental y fue el primero que llamó a mi puerta. El hecho de que sea una ciudad más pequeña, de ser un equipo que tiene una historia de luchador, de guerrero, de jugadores pequeños pero que se hacen grandes... esas también fueron cosas que influyeron en mi decisión. La otra alternativa era que podía haber elegido un equipo tal vez más grande, teniendo una responsabilidad más dura inicial, donde van a hablar más de ti al principio y eso puede darte una presión alta también... pero esto de estar en una ciudad como Concordia y en un equipo como el Verde sin dudas que han encajado en lo que estaba buscando para mí.
 
- ¿El Gigante Verde y ese fervor de la cancha lo conociste recién acá o ya sabías un poco lo que te ibas a encontrar?
. Obvio que lo sabía, fue una de las primeras cosas que pregunté, para mí saber cómo es el apoyo de la gente es muy importante. La gente está vamos que vamos desde el minuto cero, y en cuanto el árbitro diga alguna cosa que no gusta lo cargan enseguida (risas). Son picantes en el sentido pasional que decís y siempre lo hacen con respeto. Estoy seguro que eso también nos ayudará a ganar muchos partidos, de hecho ahora en este playoff imagino que se va a vivir muy intenso cuando juguemos en Concordia.
 
- Está claro que, manteniendo el nivel en el que estás, tenés grandísimas chances de hacerte un lugar fijo dentro de la Liga.
. Es mi idea, yo vine con esa idea de venir y quedarme un par de años más acá. Veremos cómo transcurre la temporada, lo que quiero ver es cómo aguanto el ritmo porque acá se juega mucha cantidad de partidos independientemente de que la liga es exigente como te decía. Me estoy adaptando bien, quiero ver primero cómo se da este año con el tema ese de los partidos y después seguramente te diré, pero mi idea es quedarme porque además me siento cómodo. Además yo desde siempre tengo la imagen esa del jugador argentino que se sube sentado al aro y festeja el campeonato con la red colgada, me gustaría poder hacerlo. Bueno, ahora estamos ante una oportunidad para hacerlo, hay que ir por eso.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir