Europa

BP con Chacho Rodríguez: "Campazzo está haciendo una gran temporada"

22:33 14/11/2017 | Hablamos con el base español del CSKA de Moscú sobre su retorno a Europa, la disparidad con la NBA y el potencial del cordobés ante la ausencia de Llull.

No es de las entrevistas comunes y, por eso, disfrutamos mucho cuando podemos conversar con un top mundial como Chacho Rodríguez, el flamente base del CSKA de Moscú, que volvió este año a Europa una vez más tras su periplo por la NBA y se mostró excelentemente dispuesto para hablar de todo: Europa, NBA, CSKA, ventanas FIBA y, claro, Facundo Campazzo.

- Sos el jugador que, seguramente, más veces hizo el ida y vuelta Europa-NBA, por lo que sos voz autorizada para analizar esto que está pasando cada vez más, que es la migración desde Europa a la NBA. ¿Qué es lo que has visto de Europa cada vez que has vuelto?
. Europa se ha mantenido casi igual, aunque es cierto que ha habido una gran fuerza de la Euroliga, por su nuevo formato, donde se han centrado los grandes equipos. Pero básicamente es igual. Aquí hay que ganar. No hay otra cosa. Tanto en el CSKA como en el último equipo de la ACB o de la liga rusa. Eso es diferente en la NBA. Allí hay otras prioridades, solo gana uno y aparte de ganar, se manejan otras cosas con los jugadores, las estrellas. No es que sea mejor o peor, pero es diferente. Lo importante, sobre todo en mi caso, ha sido disfrutar las dos cosas. Disfruté mi primera época en Estudiantes, luego seguí creciendo en la NBA viendo un baloncesto que para mí era un sueño, volví al Real Madrid, que me dio la posibilidad de hacer todo lo que hice en los seis años que estuve, después jugué regresé a la NBA con Philadelphia con unos objetivos totalmente distintos a los que había tenido la primera vez, aunque disfrutándolo mucho también, tanto en lo profesional como en lo personal. Y ahora este año todo enfocado a ganar con el CSKA. Estoy muy motivado. Tengo la suerte de que me gusta conocer, me gusta jugar y disfruto trabajando para el baloncesto. Y creo que cada momento tiene su parte positiva, y trato de disfrutarla al máximo, porque es corta nuestra carrera. Entonces no pienso si podría hacer otra cosa. O estar en otro sitio. Me meto al 100% con el lugar donde estoy.

- Probablemente estás en el mejor momento de tu carrera, con 31 años, toda esta experiencia que contás atrás, y llegás a un lugar donde se acaba de ir Teodosic y donde pocos jugadores podían ocupar ese puesto. Al mismo tiempo, muchos pensaban que volverías al Madrid. ¿Para vos fue sencilla toda esta movida?
. Bueno, yo creo que cada cosa tiene su momento. Cuando terminó la temporada pasada en la NBA yo dije que quería seguir allí, pero cuando llegó la agencia libre me dí cuenta que las posibilidades que iba a tener eran de my corto plazo, un año, entonces no me veía cómodo, ni profesionalmente, con 31 años, ni en lo personal. Sentía inestabilidad, que ya de por sí la NBA tiene. Entonces cuando decido ver qué opciones hay en Europa, el equpo que muestra más interés es el CSKA. Si yo esperaba a la agencia libre, a mitad de julio podía pasar que todos los equipos que me interesaban por nivel de competitividad y por estar en los últimos años en función de ganar toneos, podían estar completos. Entonces decidí venir aquí al CSKA, teniendo un desafío importante, por la estructura que tiene, su historia, sus jugadores y la trayectoria en este tiempo, estando siempre en la F4 y ganando varias Euroligas.

- Es una experiencia distinta imagino. No solamente por el equipo, sino por vivir en Rusia, el clima...
. Sí, muchas cosas, pero me ha sorprendido la manera en la que está organizado todo. La organización del CSKA es NBA, y la vida es muy sencilla. Vivo muy cerca de donde nos entrenamos y jugamos. Entonces no dependo del tráfico ni del clima para el día a día. Y Moscú es una ciudad espectacular. Es verdad que, como canario (NdR: Chacho nació en San Cristóbal de la Laguna, Islas Canarias), me gustaría tener el clima de Miami, pero tiene su parte positiva y sé que mi familia y yo lo recordaremos con mucho cariño.

-¿Ya podés decir cómo te cae este nuevo formato de la Euroliga?
. Es mi primer año con este formato. Es durísimo, pero a la vez es espectacular. Cada semana juegas contra un equipo top, con un nivel alto de exigencia, donde tienes que ganar obligado todos los partidos en casa, y luego salir y ganar también muchos partidos fuera, con el talento y las aficiones que hay, más viajes complicados. Ahora la Euroliga tiene un papel muy importante y las ligas locales han pasado a un segundo plano. Pero es verdad que el nivel es muy alto.

-¿Se desangró un poco la Euroliga con este movimiento tan impresionante de dinero que hizo la NBA?
. Creo que se ha adaptado un poco. El año pasado sí que fue diferente. El reparto de dinero fue más equitativo. Están los jugadores en sus primeros 4 años y luego las estrellas. Los equipos se basan en eso. Cada equipo tiene 2 o 3 jugadores cobrando unos sueldos enormes, merecidos eso sí, y luego gente muy joven. Y los del medio son salarios más bajos, condiciones peores, pero perteneces a una organización donde tienes muchísimas ventajas. Juegas contra los mejores del mundo en la mejor liga. Y tienes la fuerza de la Asociación de JUgadores, con sus seguros médicos, seguros de pensiones y todo lo que engloba cómo te cubre jugar o haber jugado allí.

-¿El básquet FIBA tiene que reflexionar sobre algo para poder competir con la NBA?, porque económicamente está claro que no puede.
. Creo que son circunstancias y entornos diferentes. El deporte como se vive en Estados Unidos es difícil que se replique en otros sitios. Cómo generan cosas, el poder económico y social que tiene la NBA en Estados Unidos. Las cosas tendrían que tender a seguir mejorando. Es verdad que el deporte en Europa tiene un nivel de competición muy alto, y aunque no tenga tanto talento como en la NBA, sí hay ese plus de competitividad que también es atractivo. Son temas más culturales y de circunstancias.

- Te mezclo tema selección con esto. En Argentina venimos de hacer el duelo del retiro de Manu Ginóbili y Chapu Nocioni. Ustedes tienen quizá un poco más de margen por ser más jóvenes. Y al mismo tiempo, pasa esto de las ventanas, donde los españoles se van a ver impedidos de ver a la mayoría de sus mejores figuras. 
. Nosotros, como generación, hemos en estos últimos 20 años estado sostenidos por la camada de 1980. Es ireeemplazable. Pero hay gente de distintas edades que ha conseguido meterse en el grupo, y ha sumado experiencia a nivel internacional. También hay jóvenes que han ganado competiciones europeas, pelear en mundiales y demás. Creo que hay gran talento. Y con respecto a las ventanas, no me explico cómo la FIBA ha armado esto sin estar coordinado y hablado. Y poner en posición de los jugadores cosas que no deben estar en sus manos. Para mí es un orgullo jugar con España, y es una responsabilidad tremenda jugar para mi equipo, porque es mi trabajo y es para lo que me debo. Entonces esta posición, excluyendo a los NBA, me parece una irresponsabilidad por parte de todos los estamentos que manejan el baloncesto. Para FIBA es muy importante que haya jugadores de la NBA, entonces no entiendo cómo se puede discriminar a los que no estamos jugando en la NBA, y obligarnos a nosotros a hacer cosas que a los demás no se los obliga. Ojalá con el tiempo se llegue a un acuerdo para resolverlo. Hoy por hoy no tiene sentido. 

- La última, ¿cómo ves a Campazzo en este Real Madrid sin Llull?
. Creo que para él es un buen momento personal y deportivo. Creo que está haciendo una gran temporada. Siempre es difícil en el Real Madrid encontrar tu sitio y tu momento. El ahora mismo está siendo una pieza muy importante y le ha venido muy bien los dos años en Murcia, ser líder allí, establecerse en Europa tras venir de Argentina y tener un año en el Madrid. Creo que es una buena situación para él y seguro que irá a mejor.

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir