NBA

El duro momento de Tyrese Haliburton cuando fue traspasado

18:34 15/02/2022 | El joven jugador fue cambiado por Sacramento hacia Indiana cuando se esperaba que fuera uno de los puntales del futuro de la franquicia y lo sufrió.

Haliburton y su sorpresa al ser traspasado de Sacramento (Foto: Getty)

La época del límite de traspasos se vive de distintas maneras para los jugadores. Hay quienes se sabe que van a ser moneda de cambio, y otros que se encuentran con la sorpresa de tener que cambiar de equipo y ciudad cuando eran piezas importantes de sus equipos. En este segundo grupo ingresa Tyrese Haliburton, quien pasó de liderar a Sacramento a ser cambiado a Indiana.

En una nota en The Players Tribune, el perimetral contó cómo lo vivió, cuando todo sucedió para él de un momento a otro: “Treinta minutos, eso es todo lo que tomó. La semana pasada, en el lapso de media hora, pasé de sentir que estaría en Sacramento durante la próxima década a experimentar la sorpresa más grande de toda mi vida”.

Acto siguiente, su agente lo llamó: “Estaba terminando el desayuno en mi casa, y lo primero que pensé fue que tal vez me estaba llamando para darme información privilegiada sobre algunos jugadores que nuestro equipo estaba buscando”.

"Hola, solo quería ponerme en contacto contigo porque creo que podrías ser intercambiado".

Esas fueron apenas las palabras que tomaron por sorpresa al joven jugador. “Después de colgar, entré al baño y me senté en el mostrador en silencio. Unos minutos más tarde, mi novia entró y me preguntó qué pasaba. Cuando le dije que existía la posibilidad de que me cambiaran, al principio no me creyó. Sin embargo, una vez que se dio cuenta de que hablaba en serio, comenzó a preocuparse un poco. Así que dije: “Vamos a esperar y ver qué sucede en unos días. No es gran cosa”.

Segundos después, un nuevo llamado, esta vez de Monte McNair, el General Manager de Sacramento. “Solo quería que supieras que hicimos un intercambio y te enviaremos a Indiana. Te deseo lo mejor” fueron las palabras que escuchó.

“Tal vez hubo un par de palabras más después de eso. Ambos dijimos gracias. Después colgué, dejé mi teléfono y empecé a llorar a mares”.

Claro, la sorpresa de Haliburton radicaba en que había sido fiel a la franquicia desde su llegada a la NBA. Además, en varias oportunidades afirmó que quería cambiar la cultura y empezar hacer de los Kings un equipo ganador.

Quizás sea en un futuro, o lo logre en Indiana, el futuro es todo de Tyrese.

Fuente: 
The Players Tribune

Compartir