NBA

Yao Ming y la conspiración más alocada en la historia de la NBA

10:47 29/03/2020 | Un libro escrito por el estadounidense Brook Larmer sostiene que el histórico jugador chino fue producto de un experimento genético del gobierno de su país.

Yao Ming y Michael Jordan, en el All-Star Game de 2003. (Foto: NBA/Getty)

La NBA está plagada de historias que rozan la ficción. Muchas responden a lo que sucede dentro de la cancha, a su componente "mágico" y a ese asombro generado por las grandes actuaciones. Otras, a los obstáculos sorteados por las estrellas para volverse lo que son en la actualidad. Sin embargo, existe una que esa tan alocada como interesante: esa que cuenta que Yao Ming, leyenda del básquet chino, fue un experimento genético realizado por el gobierno de su país.

Operación Yao Ming es un libro de investigación publicado en 2005 por el estadounidense Brook Larmer, en el que se detalla esta teoría que se basa en el caso del pivote que destacó en la liga con la camiseta de los Houston Rockets. En él se argumenta que la unión de los padres de Ming estuvo monitorizada por una política de Estado de Mao Zedong, que buscaba diseñar una legión de superatletas para que estos llevaran al mundo la noción de que el sistema comunista era exitoso.

Fengdi Fang, madre del jugador, es una exintegrante del seleccionado nacional que mide 1,88 metros y se desempeñaba como centro. Fue presentada por un político a un basquetbolista de Shangai llamado Yao Zhiyuan, de 1,85 metros de altura. Juntos tuvieron al protagonista de esta historia. Al nacer pesaba 5 kilos y medía 61 centímetros, casi el doble del promedio para los bebés chinos. Según Larmer, esa relación fue una de las tantas congeniadas por este programa político que no sólo abarcaba al deporte de la pelota anaranjada, sino que también se extendía a otras disciplinas.

El tiempo pasó y el niño se convirtió en uno de los hombres más altos del mundo, luego de alcanzar los 2,26 metros. Esa combinación entre físico y talento lo llevó a ser elegido en la primera posición del Draft de 2002 y a tener una larga y exitosa carrera en la NBA. Retiraron su dorsal en los Rockets, fue inducido al Salón de la Fama y marcó un antes y un después en el trato de la competencia con el continente asiático. Pero, aunque jamás ha sido corroborado, el relato más desopilante detrás del gigante involucra a la política y sus interminables conspiraciones.

 

Leandro Carranza/[email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @leocarranza99

 

Compartir

 



X