Mundial U19 2019

Seigorman, en la previa al Mundial U19: "Los chicos tienen expectativas altas"

18:55 14/05/2019 | Básquet Plus charló con el entrenador de la selección argentina; este 25 de mayo comienza la concentración con gran parte de los 22 convocados.

Foto: FIBA.basketball
Entre el 29 de junio y el 7 de julio se llevará a cabo el Mundial U19 en Grecia, con la presencia de la reconocida camada 2000 de la Argentina. En pos de llegar de la mejor manera, el entrenador Maximiliano Seigorman y su grupo de trabajo comenzará este 25 de mayo la preparación para la competencia, con la mayoría de los 22 jugadores convocados. En la previa al arranque de la concentración, que incluye más de tres semanas de entrenamientos y una gira amistosa por Europa, dialogamos con Seigorman.
 
- La concentración arranca el 25 de mayo. A excepción de los chicos que puedan estar jugado los playoffs de la Liga, ¿el resto de los convocados va a estar desde ese primer día?
. La realidad es que nosotros, cuando planificamos esta preparación, ya sabíamos que al principio no íbamos a poder contar con algunos chicos, sobre todo los que juegan playoffs acá, además de algunos de los que se desempeña en el exterior. Por eso la extensión de la lista… Nosotros acostumbramos a trabajar con 16/17 convocados y esta vez no va a ser la excepción. Arrancaremos con ese número el 25 de mayo y después se irá depurando el equipo para incorporar a los otros jugadores.
 
- Comentame un poco sobre el asunto de la preparación.  A priori, parece inmejorable: van a tener un tiempo soñado para trabajar con los chicos, además de amistosos de nivel…
. La idea era no interferir en la temporada de los chicos. Cuando nos preparamos para el FIBA Américas de Canadá y en ediciones anteriores, solíamos hacer diferentes encuentros a lo largo del año. Pero con el paso del tiempo han conseguido mayor participación y protagonismo en sus clubes, entonces consideramos que lo mejor era trabajar con ellos mediante planes, coordinar con sus equipos y trabajar sobre objetivos. Esto fue un trabajo mancomunado: todas las semanas, los chicos fueron reportando el trabajo, la cantidad de entrenamientos que habían tenido y los partidos que habían jugado durante ese lapso. Eso nos permitió trabajar en esta preparación, que consideramos que es buena. Como decís vos, con partidos de nivel. Estamos contentos.
 
- Ya hace tiempo que se habla de la camada del 2000. ¿Cómo se trabaja en el aspecto mental de los chicos este tema de las expectativas altas?
. Es una camada que tiene valores importantes, pero muchas veces se carga de presión a los chicos por el nombre o el presente que tiene cada uno. Lo que les digo siempre a los chicos es que, si no demostramos eso como conjunto, los nombres pueden pasar desapercibidos y pasar por la historia sin haber logrado nada. Cuando fuimos a Canadá teníamos un compromiso muy grande de poder jugar como equipo, se sentirnos bien todos juntos como unidad y de pelearle de igual a igual a cualquiera. Nosotros ahora queremos ir al Mundial por un poco más, queremos tratar de competir de igual a igual contra potencias europeas. En la zona nos tocaron Rusia y Grecia, que a priori son equipos importantes del continente. Queremos llegar fuertes al primer partido y tratar de hacer el mejor Mundial posible, a sabiendas que tenemos un equipo largo. Me parece que el que se quede afuera del plantel de 12, tranquilamente puede ser selección mayor y sin dudas un jugador importante del básquet argentino. 
 
- Al mismo tiempo, no hay mejor medida para los chicos que una competencia como esta. ¿Cómo se afronta?
. Sí, pero primero queremos hacer una buena preparación. Consideramos que el año pasado fue exitoso haber participado en los Juegos Odesur antes de ir a competir al FIBA Américas de Canadá. Nos quedamos con el segundo puesto y los chicos dieron una muestra de carácter importante al jugar contra categorías mayores de selecciones del continente. Ahora consideramos que necesitamos una preparación con roce de equipos europeos, así que estoy muy contento con esta previa. También veo que los chicos tienen expectativas altas, así que estamos esperando a que llegue el 25 para empezar a trabajar y poner a la Argentina lo más alto que se pueda a nivel mundial.
 
- Francisco Cáffaro se tuvo que operar al inicio de la temporada y luego se decidió que fuera redshirt, por lo que no jugó. ¿Cómo está actualmente desde el punto de vista de su lesión y desde el punto de vista físico?
. Es real el proceso que contás y nosotros estuvimos al tanto de todo lo que él fue haciendo. En Virginia consideraron que la opción de que fuera redshirt durante esta temporada era la mejor. Estuvo acompañando al equipo, se lo pudo ver a la par de los compañeros y creo que todo eso es muy bueno para él. Estuvo entrenando con ellos todo el tiempo y tiene clarísimo lo que quiere y el lugar al que está apuntando. Es uno de los chicos que ha tomado el camino de formarse y de seguir progresando. Puede hacer una buena carrera en el básquet universitario y para nosotros es un jugador importante, que nos da muchas cosas.
 
- Yendo al caso de Thomas Notarainni, ¿cómo fue el proceso de búsqueda y selección y cuáles son los atributos que ustedes le vieron como para tenerlo en cuenta?
. Hace un tiempo, cuando empezamos a trabajar en la CABB pensamos que podía haber casos como el de Thomas y similares. Si nos ponemos a hacer un poco de historia, en el 2001 se produjo una crisis muy grande y en ese período hubo mucha gente que se fue del país. A partir de ahí empezamos esta búsqueda con la idea que podía haber hijos de argentinos fuera de la nación. Cuando dimos con Thomas, nos dimos cuenta que estaba muy interesado en formar parte de los procesos de la selección argentina; en el mes de febrero, cuando logró la documentación nacional después de haber hecho todos los trámites, empezamos a verlo con la posibilidad cierta de citarlo. Miramos videos, charlamos con él, así como con su entrenador y consideramos que teníamos que darle una chance. Tiene características de tirador, de escolta y ese es el puesto en el que se siente más cómodo. Es una prueba para él y, como le dije en charlas privadas, esperamos que venga y demuestre lo que sabe hacer. Si no tiene la chance ahora, por lo pronto tendrá la posibilidad de entrar al radar del básquet argentino y para nosotros eso ya es muy importante.
 
- En el grupo les tocó el local Grecia, Filipinas y Rusia. ¿Cuál es el análisis previo de los rivales?
. A Rusia tuve la suerte de verlo en el torneo de Alemania: en Ershov y Mikhailovskii tienen a dos jugadores con mucho potencial. Son dos anotadores de diferentes características, ya que el primero es un escolta y el otro es un alero muy potente. Como equipo han ido creciendo en los últimos años, de hecho en el europeo les fue bastante bien y terminaron cuartos; juegan físico, son aguerridos y nosotros tenemos que saber aprovechar sus debilidades. Lo bueno de haber ido el año anterior al campeonato de Alemania fue que nos permitió rozarnos con equipos así y conocerlos. Estamos pensando en ese día. Después Filipinas tiene en Kai Sotto al jugador más importante; es el pivote más determinante del equipo junto con Ariel Edu. Es un plantel que juega muy dinámico y por momentos parece ser anárquico, pero nosotros sabemos que es un rival de cuidado porque han ido evolucionando con el transcurso de los años. Por último, el local Grecia no tuvo un buen europeo pero tiene jugadores muy interesantes. Incluso han ganado partidos importantes en esa competencia; la posición final (14°) así no lo indica, pero es un rival de cuidado y no deja de ser uno de los grandes de Europa.
 
Juan Martín Orellano / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanmaOre22
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.