La Final

Los reyes del Juego 7: estuvieron en los tres que se jugaron

13:50 04/07/2019 | Son cinco jugadores, todos leyendas de la Liga: Marcelo Milanesio, Diego Osella, Leandro Palladino, Leo Gutiérrez y Bruno Lábaque. Quién mejor para hablar de lo que es un juego 7.

Milanesio, Osella, Palladino, Gutiérrez y Lábaque

La historia de la Liga Nacional tiene tres juegos 7 disputados en series finales en 35 años de trayectoria, y en semejante número de campeonatos, solamente cinco jugadores tuvieron la posibilidad de estar en esas tres definiciones. Todos nenes con algo de recorrido: Marcelo Milanesio, Diego Osella, Leandro Palladino, Leo Gutiérrez y Bruno Lábaque. Hablamos con los cinco sobre lo que es un Juego 7, como para tener de primera mano la opinión de los que más veces lo vivieron.

"Llegar a séptimo juego es muy desgastante, porque son muchos partidos finales y tenés toda esa ansiedad de saber que es el último. Sí o sí salís muy nervioso, más de local, sabiendo que llegaste a buscar definir ese juego en casa", dice Diego Osella, que no solo jugó los 3 J7 que se dieron en la historia, sino que brilló en dos de ellos: en 1996 ante Olimpia (27 puntos, de visitante) y en 1999, ante Independiente de Pico (17).

En aquel Olimpia estaba Leonardo Gutiérrez, el único que disputó los 3 J7 en más de un equipo, ya que jugó uno para Olimpia y dos para Atenas. Dice Leo: "Fueron cuando yo era más chico, hace bastante. La verdad es que son difíciles porque no tenés mañana. El nerviosismo es grande y creo que lo gana el que más sabe llevar la iniciativa del juego. Por ser local tenés algo más de posibilidades, pero los séptimos son para cualquiera".

Una figura importante en los '90 para Atenas fue Leandro Palladino, también presente en los tres J7: "Jugar un séptimo partido es un torneo aparte, en donde no tenés más opciones. Llega después de una temporada larga y es todo o nada. Juega mucho lo mental. La cabeza y la inteligencia tienen más que ver para llevar el partido adelante". 

Bruno Lábaque tuvo poca participación en los tres J7 por la presencia de Milanesio, pero fue parte de una etapa inolvidable de Atenas: "Un 7º partido es para cualquiera, la pelota pesa más y ¡el aro es más chico! No se gana jugando lindo, se gana dejando todo en cada bola. Cada pelota es la última, sobre todo en defensa. La presión de la localía si vas abajo en el marcador se vuelve en contra en algunos casos. Los dos equipos llegan en igualdad de condiciones y los dos saben que se pueden ganar en cualquier cancha". 

Para el final dejamos a Marcelo Milanesio, quizá la figura emblemática de esos J7, al que ayer entrevistamos aparte para hablar de esos encuentros. Nos quedamos con esta frase: "Me acuerdo la importancia, la energía y la adrenalina. Aparte a ese compromiso se llega con bastante desgaste por todo el trajín del año y las vicisitudes de cada plantel con molestias o lesiones. Después de 70-80 juegos a lo largo del año, es un partido en el que tenés que dejar tus últimas gotas de sudor. También esas cosas son un factor dentro de un J7, no todos llegan enteros y algunos lo hacen en mejor forma que otros. Me acuerdo las canchas de bote a bote, la adrenalina y la presión. Es un partido hermoso para jugar". 

Compartir

 



X