NBA

Los Bulls de 1996 ante los Warriors de 2016, el mejor partido de la historia

19:50 19/09/2020 | Un simulacro del choque que todos siempre quisieron ver. Chicago y Golden State. Jordan contra Durant, Rodman frente a Green y mucho más.

Los Bulls lograron la victoria (Foto: The Associated Press)

El United Center restaurado. De un lado los fanáticos amarillos, del otro lado los rojos. Todas las entradas vendidas. No entra un respiro. “And now the starting lineup of your Chicago Bulls”, grita  Ray Clay mientras se pone completamente colorado. Pasa Dennis Rodman, luego Luc Longley y el resto hasta que finalmente se levanta Michael Jordan y el estadio explota al punto de que parece más un concierto de Metallica que un partido de básquet.

Finalmente, los Warriors son presentados. Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant, Draymond Green y Zaza Pachulia entrarán desde el arranque. Después llegan los suplentes y todos se encuentran en un costado de la cancha. Son las finales de la NBA y compiten Chicago de la 1995/96 ante Golden State de la 2016/17. 

Los de la Ciudad del Viento poseen un récord de 72 victorias y 10 derrotas. Los de Oakland un balance de 67 alegrías y 15 contratiempos. Jordan ya está a tono tras una experiencia en playoffs que no fue ideal en la temporada anterior. Golden tiene a Kevin Durant y nada parece detenerlos. Los mejores contra los mejores, nadie quiere esperar un minuto más. 

Tony Brothers lanza la pelota por lo alto y Pachulia gana el salto. Inmediatamente después Golden State comienza a atacar con movimientos sin balón y triples de Curry, Thompson y Durant para meter un parcial de 12-4. Los Bulls están atónitos y se metieron en el frenético ritmo de los de Steve Kerr. No obstante, en el último tramo del cuarto logran achicar la brecha y logran irse al primer descanso perdiendo de manera leve (24-30). 

Descanso corto y arrancó el segundo periodo. Chicago parece instalado y un buen pasaje de Toni Kukoc, que ingresó listo desde el banco, le permitió al equipo del Este darlo vuelta (32-30). La localía se hace sentir y la defensa se contagia. Harper, Pippen y Rodman están en su zona y provocan pérdidas (tres) a los suplentes de los Warriors, que esa vez no pudieron imprimirle frescura a la ofensiva (58-60). 

Entre vasos de cerveza, porciones de pizza y un estadio volviendo a ser tal empezó el segundo tiempo, luego de que la gente aprovechase la pausa para levantarse de las butacas y despejarse. Durant se pudo al equipo bajo sus hombros y con siete puntos consecutivos logró un respiro (60-70). Pippen fue reemplazado por no poder frenarlo y Rodman logró limitarlo de a ratos hasta que sonó la bocina que terminó el parcial (70-78). 

El ritmo en el último cuarto bajó y los Bulls se apoyaron en Kerr, que anotó dos triples y un doble, para revertir la mala situación (76-78). Queda poco tiempo y con cinco minutos restantes ambos colocan a todos sus mejores hombres en cancha. 

El partido se convierte en un cuadrilátero y las decisiones las toman al unísono Jordan y Durant. Ni Iguodala puede frenar a Michael ni Pippen a Kevin (85-85). Puntos por acá, puntos por allá, golpe a golpe el partido no parece terminar y nadie lo quiere dejar. 

En el último minuto Phil Jackson hace un ajuste y coloca de nuevo a Rodman a marcar a Durant. El Gusano lo persigue hasta en los tiempos muertos y lo molesta al punto de que el 35 no se siente cómodo y comienza a fallar. En medio de todo eso vuelve a castigar Jordan con cuatro puntos seguidos para darle la ventaja a los Bulls a falta de 24 segundos (92-90). 

Golden State gasta su último minuto y ataca rápidamente, pero Curry falla un triple y Pippen asegura el rebote para luego ser cortado con falta. En la línea de los respiros profundos el alero falla el primero y convierte el segundo (93-90). Restan 15 segundos y Durant es el que intentará empatar el juego. 

Lamentablemente el alero malogró una penetración que fue cerrada por una ayuda de Jordan, quien a su vez tomó el rebote y castigó de nuevo con libres. El 23 anotó los dos y el partido se terminó luego de un saque del fondo (95-90). La gente no lo puede creer. Jordan se abraza con Pippen, Rodman festeja solo y Harper se saluda con Jackson.

Los Bulls son los nuevos campeones. Los de siempre. Mística resguardada y otra vuelta asegurada. 

Chicago Bulls: Ron Harper, Michael Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman, Luc Longley (FI). Toni Kukoc, Steve Kerr, Bill Wennington, Randy Brown, Jud Buechler, James Edwards, John Salley.

Golden State Warriors: Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant, Draymond Green, Zaza Pachulia (FI). Andre Iguodala, Shaun Livingston, JaVale McGee, Patrick McCaw, Ian Clark, David West, Damian Jones, Matt Barnes, James Michael-McAdoo. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X