NBA

Jordan y Nike, el negocio perfecto

19:05 04/05/2020 | MJ cambió la historia de la marca y viceversa. Una unión fortuita, quizá inesperada, que terminó convirtiéndose en el convenio más importante de la historia del deporte.

Foto Forbes

Ya era sabido antes de la irrupción de The Last Dance que Michael Jordan, antes de firmar con Nike apenas se sumó a la NBA, prefería Adidas. Los jóvenes de hoy quizá crean que Nike lideró siempre el mercado de zapatillas e indumentaria deportiva, pero la realidad es que, a mediados de los '80, Adidas era la número uno y, en básquet, pegaba fuerte Converse, que tenía tres modelos top: Magic Johnson, Larry Bird y Julius Erving. Reebok también tenía su público. 

Jordan, de hecho, jugaba con Converse en North Carolina y aspiraba a ser hombre Adidas, pero David Falk, su agente, lo convenció para firmar con Nike por un monto que no era común en esa época: 500.000 dólares al año, el triple de lo que cobraba cualquier otro jugador en la NBA. ¿La anécdota? El primer modelo que Nike hizo para Jordan fue prohibido por la NBA porque no cumplía con las reglas de colores de la Liga. Nike hizo un comercial al respecto que decía: "El 15 de octubre de 1984 Nike creó una zapatilla de básquetbol revolucionaria. El 18 de octubre, la NBA la sacó de juego. Afortunadamente, la NBA no puede evitar que vos la uses". 

De ese modelo se habló mucho, porque se dijo que la NBA había multado a Jordan con 5000 dólares por cada partido en el que las usó, pero la realidad es que aparentemente MJ nunca lo hizo en partidos de serie regular, por lo que lo de la multa parece más una leyenda que otra cosa. Las zapatillas eran negras y rojas, cuando la regla hablaba de que debían ser mayormente blancas, con el otro color relacionado al de la camiseta del equipo. 

La cuestión es que de ahí en más, el vendaval Jordan no tuvo freno. Su modelo de ese año Air Jordan (nombre que se le ocurrió a Falk), tuvo ventas por más de 100 millones de dólares en el primer año y la bola de nieve despedazó a todos los rivales, quedándose con la mayoría de las estrellas, sacándole de hecho algunas a competidores, como Kobe (que empezó siendo Adidas). Hoy, tiene al mayor representante de la Liga, LeBron James, que así y todo se llevó en 2019 4 veces menos que el propio MJ desde Nike. 

Lo que ocurrió en estos años es sabido: Nike tiene hoy el 77% del mercado de los jugadores de la NBA y el 86% del mercado de zapatillas de básquet en general. Los primeros 9 modelos en lista de ventas son Nike. Más allá del excelente negocio que ha hecho de Jordan uno de los billonarios del mundo (ranquea #1001 en el planeta con un patrimonio calculado en 2.100 millones de dólares), el que realmente hizo estragos es Nike. 

En el último año, los ingresos de Nike rondaron los 40.000 millones de dólares, un 60% más que Adidas, y 43 veces más que antes de tener a Jordan. A su vez, la capitalización de mercado de Nike es de 136.000 millones de dólares, 3 veces Adidas (que en su momento compró a Reebok). ¿Más números? Jordan brand, la marca que es de Nike, pero que se maneja de forma independiente (es la que viste a la selección argentina de básquet, por ejemplo), cerró el año fiscal con ingresos de 3.100 millones, algo que parece poco en relación al total de Nike, pero creciendo al 10% anual, más que su entidad madre. 

Incluso, Jordan brand cerró en diciembre su segundo trimestre fiscal con ingresos por mil millones de dólares, lo que significa que la marca no solo no se desacelera, sino que sigue creciendo. Habrá que ver ahora si The Last Dance también le genera un impulso extra. 

Fuente: Forbes

 

Fuente: 
Forbes

Compartir

 



X