China 2019

Hernández palpita la final: "Somos dos equipos con oficio y ganadores"

19:28 14/09/2019 | El entrenador de la selección argentina dialogó con la prensa en zona mixta, luego del entrenamiento nocturno del sábado.

Foto: FIBA.basketball
Sergio Hernández dialogó con la prensa una vez finalizada la práctica nocturna previa a la gran final de la Copa del Mundo frente a España. Como siempre sucede con el entrenador albiceleste, sus conceptos resultan ser sumamente interesantes, sobre todo en la antesala de uno de los partidos más importantes en la historia del básquet argentino.
 
- ¿Cómo hacés para vivir este momento con tanta tranquilidad?
. Esto es como cuando vos vas en un auto a 200 km/h: el que maneja va tranquilo y el que está al lado está asustado. Nosotros ahora somos los que manejamos. Tampoco es que estamos tan tranquilos; estamos lo suficientemente tranquilos, porque hay que estar un poquito nervioso. Eso es lo que te mantiene activo y competitivo. Sería malo que estuviéramos excesivamente tranquilos porque estaríamos dando por hecho el torneo y nosotros no queremos terminarlo sin intentar llevarnos la de oro. Sé que era utópico hace un tiempo, lo tengo claro eso. No éramos candidatos a campeón del mundo, pero estamos acá y ahora queremos ganar.
 
- ¿Terminaste de caer?
. No se termina de caer, más allá de la experiencia que se tenga hay cosas que te superan, que te ponen en lugares en los que es difícil tomar consciencia rápidamente. Te soy sincero: estar en una final del mundo no estaba en mis planes, pese a lo que me gusta ganar y todo lo optimista que soy.
 
- En la previa de Serbia y de Francia se hablaba de dos equipos muy potentes, que eran favoritos ante Argentina. ¿Ahora cómo es?
. No solo eran candidatos a ganarnos a nosotros, sino también a quedarse con el Mundial. En algún momento, en la fase se hablaba de que nuestra zona había sido fácil y por eso habíamos clasificado. Yo no considero para nada que haya sido fácil, me parece que tanto Nigeria como Rusia eran equipos poderosos que tranquilamente podrían haber estado jugando estas instancias. Después como que fue sorpresa ante los serbios, que no se esperaban que jugáramos así. Ahora ya no se puede: vos podés ganar un partido por sorpresa, llegar a la final del Mundial es imposible. Somos dos equipos buenos, con oficio, ganadores y con mucho conocimiento mutuo. No hay duda de que el partido puede ser para cualquiera de los dos, ya no hay candidatos.
 
- ¿Ese grado de incosciencia del que hablabas antes es una virtud de este equipo?
. Hay juventud y eso trae un poco de inconsciencia. También hay experiencia, como la mía y la de Luis Scola: la vida nos enseñó que hay que aceptar perder. Para ganar hay que saber que la opción de perder está siempre y no hay que tenerle miedo. Yo creo que los problemas de los rivales nuestros ha sido que han llegado al partido con mucho para perder y poco para ganar, porque nosotros no éramos los candidatos. Ese es un grave problema cuando competís, sobre todo en el básquet en el que no hay empate: cuando vas a jugar hay un 50-50 entre ganar y perder, sea quien sea el rival, sea cual sea la instancia. Cuando vos asumís que podés perder es cuando te ponés más ganador. Es un poco de inconsciencia y un poco de experiencia.
 
- Tácticamente, ¿la clave va a estar en la imposición del ritmo de juego?
. Sí, eso fue intencional desde el primer día que nos juntamos. Empezamos la preparación entrenando las presiones defensivas en todo el campo y el ataque rápido como primer arma de ataque nuestra. Sabíamos que en el Mundial nos íbamos a encontrar con equipos muy poderosos físicamente, mucho más grandes que nosotros. Entonces, estamos en inferioridad de condiciones si jugamos cinco contra cinco todo el tiempo. Todos los equipos han intentado lo contrario: Rusia, Venezuela, Polonia, Serbia, Francia y demás. Salvo Corea del Sur, que nos jugó de igual a igual, los demás intentaron que el partido se jugara solamente en cuartos de cancha. Nosotros hemos doblado ese brazo durante gran parte de los minutos que hemos jugado y los llevamos a jugar en todo el campo. Creo que mañana va a pasar exactamente lo mismo, España no va a querer correr contra nosotros, sino jugar más estacionado. Tenemos que seguir insistiendo con la agresividad, la velocidad y la dinámica.
 
Fabián García (enviado especial a Beijing, China) / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.