NBA 2015/16

GSW se quedó con el plato fuerte de Navidad: 89-83 a Cavs

23:52 25/12/2015 | Prueba de carácter para Golden State venciendo a Cleveland en el recuerdo de las finales 2015 y confirmando su soberbio presente. Green figura.

Curry volvió a ser decisivo en los momentos claves.

El campeón defensor de la NBA volvió a demostrar todo su potencial, confirmó su excelente momento y reafirmó aquellos dichos que lo colocan como uno de los mejores equipos de actualidad. Reeditando las finales de la temporada pasada y en el plato fuerte de la presente jornada navideña, Golden State Warriors volvió a ser más que Cleveland Cavaliers y se llevó el duelo de pesos pesados por un gran 89-83.

 

Con este triunfo, los de Oakland estiraron su racha ganadora a cuatro victorias en fila y estiraron su récord de temporada a un soberbio 28-1. Obviamente también se mantienen como los punteros absolutos del Oeste. Por su parte, Cleveland se mantiene líder del Este por un amplio 19-8 de marca pero cortó la buena racha con la que venía (llegaba de seis al hilo).

 

A pesar de los grandes partidos de las estrellas de ambos equipos, Stephen Curry y LeBron James, la figura de la noche fue Draymond Green. El alero completó una nueva y fantástica labor con 22 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias.

 

Green estuvo secundado por la tarea de Curry (19 puntos) y Thompson (18), mientras que en la otra vereda LeBron fue el máximo anotador de la noche (25 puntos) y Kevin Love marcó un doble-doble de 10 unidades y 18 rebotes (aunque tomó muchos tiros y estuvo errático).

 

El trámite del encuentro fue tan cambiante como peleado. Los Warriors arrancaron mucho mejor, cada vez que explotaron su tiro de tres puntos lo hicieron con altísima efectividad y se apoyaron en el tándem compuesto por Green (10) y Curry (8) para desequilibrar. Cleveland dio pelea, pero por momentos perdió potencial ofensivo y cerró el primer capítulo 28-19 abajo.

 

En el segundo tiempo la visita logró el equilibrio esperado, porque limitó los triples de Golden State y rápidamente empató el juego en 31. Los Cavaliers tuvieron nueve minutos de altísimo nivel para contener la ofensiva picante de los Warriors, independientemente de que el dueño de casa creció un poco en los últimos dos minutos y se fue al descanso largo con ventaja de 45-42.

 

En el tercer periodo no se sacaron diferencias. El trío Green-Thompson-Curry fue decisivo para llevar las riendas del anfitrión, James forzó mucha presión a favor de Cleveland pero Golden State siguió al frente y entró al último capítulo ganando por cinco unidades (64-59).

 

El trámite apretado, más defensivo y sin tanto fuego desde el perímetro favorecía claramente a unos Cavaliers que lograron mantenerse en partido hasta los momentos decisivos. No obstante, a pesar de que la visita llegó a arrimarse a cuatro unidades (81-77) terminó cometiendo errores claves en las manos de LeBron. James falló dos libres importantes y Golden State respondió con acciones de Curry que volvieron a darle tranquilidad al local.

 

Con ese colchón de puntos que arrimó el actual MVP de la NBA, los Warriors tuvieron una bocanada importante de oxígeno de cara al cierre y Cleveland se terminó de pinchar a pesar de pelearla muchísimo en los últimos cuatro minutos. La victoria reflejó un peleado 89-83 para Golden State, que por primera vez en la temporada no superó la cifra de los 90 puntos pero que pasó una prueba de fuego para confirmar su soberbia actualidad en la mejor liga del mundo.

 

 

 

 

Compartir

 



X