La Liga 2018/19

A fondo con Borro: "Creo que la AdC creció más rápido que los clubes"

21:10 14/05/2019 | Hablamos con el presidente de la Asociación de Clubes, tras su reelección de hace unos meses, sobre todos los temas que hoy merecen la atención.

Foto La Liga Contenidos
No hace demasiado que fue reelecto como presidente de la Asociación de Clubes por los próximos 4 años, y por eso la charla con Fabián Borro estaba pendiente. Como siempre ocurre con él, fue larga (2 horas), pero esperamos que productiva. Saque usted sus conclusiones. 
 
- Te propongo hablar poco del pasado y mucho del futuro.
. Me parece perfecto. 
 
- Renovaste mandato. Si te ponés en la cabeza del que asumió la primera vez en el 2014, ¿te arrepentís de no haber hecho algo que en ese momento pensabas o creés que hiciste todo lo que se podía?
. La verdad se hicieron más cosas de las que se pensaban, pero cuando ves las que se hicieron parecen pocas. Ocurre que muchos equipos y organizaciones dijimos que íbamos a hacer determinadas cosas y algunos no lo han cumplido. Básicamente por una cuestión de que se sigue teniendo una mirada más importante sobre el proyecto deportivo que sobre el resto de las situaciones. El resumen creo que es positivo, pero hay mucho por delante por hacer. 
 
-¿Si tuvieras que decir en cuáles no se avanzó lo esperado?
. Creo que la organización central creció más rápido que muchos clubes. Hay algunas que están a la par y otras que no trabajaron en la comunicación, el marketing. Algunos porque lo necesitaban menos y otros porque tenían otros modelos. Nosotros necesitamos eso. Somos una organización bien federal. Si lo comparás con una corporación, podríamos decir que la casa matriz creció mucho y las sucursales o filiales no en forma pareja. 
 
- Supongo que en esta época de elecciones en política escucharás muchas veces que los que gobiernas siempre tienen una excusa o a alguien a quien echarle la culpa para justificar lo que no hicieron. ¿Tenés la autocrítica para no hacer lo mismo?
. Por supuesto. Yo no le echo la culpa a nadie. Fuimos llevando esto de la mejor manera posible y con los recursos que uno cuenta. El resultado es todo responsabilidad nuestra. Si un club no cumple, la responsabilidad es nuestra. Esto es muy claro. 
 
- Acá es fácil decir que la culpa es de la crisis, el país...
. Yo no creo en eso. Es cierto que hay menos dinero en las provincias, los sponsors públicos y privados gastan menos, la lógística es cara. Pero cada uno se fue manejando como pudo. Veremos ahora cuando termine esta temporada cómo pegó todo lo que pasó en los clubes. 
 
-¿Qué opinión tenés de las cosas que más se critica de la Liga? Te los voy tirando: la poca gente en la cancha. 
. Seguimos con un dato que nos falta. Es una discusión abstracta. Después te voy a contar lo que queremos hacer.  Hoy tenemos un número previo que es que estamos en un 40% de ocupación de los estadios. Lo que nosotros tenemos que saber es cuántos fans tenemos. Hoy se habla de la poca gente física en la cancha, y no se cuentan los espectadores digitales que hay, que antes eran cero.  
 
- Ese dato que falta lo pueden conseguir solamente ustedes. Hasta que no lo tengan todas van a ser teorías. 
. Acá hay gente interesada en generar opinión, que antes tenía poder decisivo y decía esto se hace de tal o cual forma. Descubrieron que hay verano, cuando hace 28 años que se juega en verano, que faltan estadios climatizados, algo que obviamente sabemos, que es un pendiente que tenemos. No se resolvió. Lo que puedo decir es que desde que estamos hay cinco clubes con climatización. Antes estaba solo Libertad. ¿Si me gusta que sea así? No, no me gusta. Tendrían que estar todos los estadios en condiciones. Pero el tema es que acá el único que hace el esfuerzo es el club. Como si fuera el único actor. Nosotros intentamos tener en el horizonte un producto de excelencia. 
 
- No quiero caer en que porque en la gestión anterior también iba poca gente o los estadios no estaban en condiciones, dejar de verlo ahora. A mí me importa la Liga hoy. Quiero que vaya más gente. La pregunta en su momento fue por qué va tan poca gente, no si van 100 más o 100 menos que antes. Estamos en una época de cambio radical en la industria del entretenimiento.
. Si vos me preguntás a mí lo de la gente, sin tener el dato duro, te digo que hay más gente que sigue la Liga. Hay otra relación con la gente. Nosotros estamos en el sector del entretenimiento y tu rato de ocio lo dividís en cada vez más ofertas diferentes, entre las que está la Liga. Y no nos pasa solamente a nosotros. Pasa con el teatro. El otro día decía Carlos Rotemberg que hace 32 años se vendieron 700.000 entradas en el verano en dos plazas, y este año, en 3 plazas, se vendieron 200.000. Y hay más habitantes ahora. ¿Cuánto se reconvirtió el teatro, el cine? Hoy las salas de cine tienen 150 butacas. Antes tenía 2000. Nosotros tenemos que reconvertirnos. Si vamos a una cancha para estar incómodos, escuchando al lado a un tipo que está insultando, donde no tiene a veces para comer, donde los baños no están bien, ¿por qué va a ir ahí? 
 
- De hecho, el teatro o el cine que mencionabas recién, avanzó muchísimo en los servicios al espectador en 20 años, mientras que las canchas de básquet prácticamente siguen siendo las mismas.
. Es cierto. Hoy la gente no se banca estar en un lugar donde no la pasa bien. Hoy hay muy pocos clubes a los que les importa la recaudación, entonces dejaron de ocuparse de los espectadores.  Hay que atacar ese tema. Nosotros vamos a trabajar ahora con una empresa especializada que nos va a ayudar a entender y dialogar de una manera diferente con el fan o el seguidor. 
 
- Otra de las críticas habituales es el tema de la cantidad de equipos, de partidos y de calendario. ¿Qué resultado dieron? El otro día en una entrevista con tu entrenador, Gregorio Martínez, me decía que desde lo deportivo no generó beneficios. Se escucha mucho que no hay tiempo para entrenar, que los jugadores terminan la temporada reventados y demás. 
. Primero creo que muchos siempre están buscando echarle la culpa a alguien. Acá se juegan más o menos la misma cantidad de partidos mensuales que cuando había 16 equipos. Ahora la diferencia es que elegís cómo jugar, podés programar y tenés tecnología. Se criticaba el tema de las lesiones, pero cuando las computamos y le aplicamos tecnología, surge que al que le va mal es porque está haciendo mal las cosas. Hoy hay pocas lesiones musculares. También tenemos que pensar que los dueños de los equipos tenemos que tener la misma visión que el cuerpo técnico. Si tenés 12 jugadores y jugás con 7, alguien está equivocado. O el entrenador o el dueño del equipo. Sabiendo que tenés un ritmo de juego, un calendario, no poder programar ese tipo de cosas es porque algo ha fallado. 
 
- Entrenar igualmente es difícil con este calendario. 
. Yo creo que se entrena bastante. En Obras por ejemplo se ha entrenado un montón. Respecto a las mejoras deportivas, creo que hay más jugadores. No está la Generación Dorada, pero se han ido jugadores de acá a Europa a los mejores equipos. Se han ido más grandes y más formados. Antes se iban más jóvenes y se terminaban formando en Europa. Lo más importante de todo es que se decidió en conjunto. El que no está de acuerdo me gustaría que lo diga en el ámbito donde hay que decirlo. La Liga de Desarrollo la discutimos 4 veces. Hace dos años se votó que se iban a jugar 38 partidos. Algunos no estaban del todo convencidos y se volvió a debatir, a hacer números. Hoy creo que ya nadie lo discute. Le ha servido a muchos por convicción y a otros por necesidad para poder competir. El observatorio mundial del deporte lo marcó. Somos la Liga de menor edad promedio y la 11 en cantidad de extranjeros. Otra falacia. Decían que extranjerizamos la Liga. No es cierto. No veo ninguna conspiración, pero sé que hay gente que no le gusta este rumbo. 
 
-¿Te preocupa que los dirigentes digan muchas cosas por afuera y en las Asambleas no? Hay varios que lo hacen. 
. Me gustaría que lo digan adentro. A muchos les gusta hablar por hablar, mandarle mensajes a los periodistas. Acá somos 20 pares, 20 iguales. Y esto fue siempre así. Antes también. Yo perdí votaciones 15-1. Los clubes definen, y eso es saludable. Yo siempre dije lo que pensaba, cuando compartía o no cosas con Eduardo (Bazzi). Y ahora también las digo. 
 
- Vamos al futuro ahora. Indefectiblemente va a haber que cambiar cosas para la próxima temporada, porque las ventanas siguen y se viene en principio una nueva Liga de las Américas más larga, con partidos de local y visitante. Y el 23 de junio de 2020 empiezan los repechajes olímpicos. ¿Qué van a hacer?
. Ventanas hay una menos. Hay que adecuarse. Cuando hay torneos previstos, se pueden organizar las cosas. La nueva Liga de las Américas todavía hay discusiones sobre el formato. No está determinado. No se sabe si serán 16 equipos o 12. Eso se sabrá en los próximos días. Todos queremos una Liga más amplia. Cuando eso se defina, más lo de la selección, tendremos que adecuarnos. Una cosa que no nos gusta es el parate en el Súper 20 que hay entre los que quedan eliminados en primera vuelta y los que llegan a la Final Four. Ahí se podría achicar. También hay que analizar el hecho de jugar en días consecutivos, como hoy hace Bahía. En Obras lo estamos analizando. Hay que discutirlo. En las ciudades donde hay dos equipos.  
 
- Hay una sensación también de que el nivel de juego bajó. Aunque San Lorenzo haya ganados dos Ligas de las Américas, en general es más bajo. Los extranjeros son más pobres, lo que se ve de la mayoría de los equipos también... ¿hacia dónde vas a ir con la cantidad de equipos: aumentarla, bajarla?
. No, hoy aumentarla no. En su momento teníamos un plan de expansión, pero no veo hoy que haya interés. Pensamos llegar a 24 hace un tiempo incluso con Olimpia de Paraguay, Guaros. Hoy claramente no está dado. Vemos que hay un solapamiento entre algunas organizaciones de la Liga Argentina con los de la Liga A. Como a finales de los ’90, que estaban Regatas, Sionista, Quimsa, Libertad, Ben Hur. Y había equipos con serias dificultades en la A. Hoy todavía eso no ocurre. No son muchos tampoco los que tienen intención de ascender, por eso cerramos la LA para mejorar la infraestructura y achicar la diferencia con los clubes de la A. Pero nosotros no seguimos un dogma. Los que tienen que definir para dónde quieren ir son los clubes. No busco excusas ni quiero evadir, pero nosotros firmamos contratos con el dólar a 20 pesos y hoy está 44 (NdR: la nota fue hecha el 22 de abril) y tenemos 50% de inflación. Cambió realmente la circunstancia. Incluso pensé que podría haber alguna organización en proceso de crisis, pero sin embargo hay 8 clubes que están al día. Otros están con complicaciones, pero no súper complicaciones. Evidentemente hay menos dinero en la plaza para sostener contratos en dólares. Eso creo que sirvió para darse cuenta del desfasaje que había. Por qué extranjeros cobraban el doble de lo que cobraban en otras ligas. Parecía que estábamos en Europa, y no es así. Hay que contratar de otra manera. Yo visualizo una liga joven de exportación. Jóvenes argentinos y de otras nacionalidades. Que vengan a la mejor liga de Latinoamérica y una de las 10 mejores del mundo para dar un salto. Y se está empezando a ver eso. Ahora si vos fichás a un extranjero por el doble de lo que ganaba en Europa y viene al final de su carrera, obviamente ese tipo no se va a querer ir más. Y a veces garantido. Lo que está faltando en estos momentos en los clubes es la figura del director deportivo. No hay dudas. Para que el entrenador se dedique a entrenar y no a contratar. Que pueda enfocarse en su tarea. 
 
- Si mezclamos todo lo que hablamos, más algunos temas como la pérdida de mercado del básquet FIBA ante el de la NBA, ¿cómo está la salud global de la Liga?
. No escapamos del contexto general. No hay una sola Liga en el mundo FIBA que sea superavitaria. Ni la Euroliga. Los egresos son mayores que los ingresos. La única que es rentable y se maneja como un negocio es la NBA. Nosotros tenemos que cambiar esa ecuación. Yo puedo aconsejar o persuadir a mis pares, y podemos discutirlo, pero cada uno gasta su dinero como quiere. Me preocupa que buenas organizaciones no inviertan de buena manera y que su paso por la Liga no sea beneficioso. Yo veo que Obras, en estos 20 años desde que soy dirigente, creció. Tiene 50 empleados, 6 utileros, un micro. 
 
-¿Y te cierran los números?
. Lo miro desde un punto de vista global. Este es un club que tiene superávit y está dentro de un proyecto general. Ahora si me preguntás por el básquet, no está dando el dinero que tiene que dar. Pero da una exposición, fortalecimiento de marca. Hay muchísima más gente trabajando, el estadio está mejor, hicimos dos pretemporadas en Europa. Crecimos. Nadie puede decir que el paso de Obras por la Liga lo ha perjudicado. Ahora, ¿ganamos dinero? No, no ganamos. Nosotros ahora necesitamos que esta empresa que es la Liga Nacional empiece a equilibrar sus números. Algunos ven esto como una posibilidad de exposición mediática y política. De hecho varios colegas han sido convocados por la política por su gestión en el deporte. 
 
-¿No te preocupa que la Liga se pueda convertir en un coto de la política?
. Mirá, a Eduardo Tassano (presidente de Regatas Corrientes), lo fueron a buscar por ser un buen gestor. Una persona exitosa. Y la gente también compra éxito. Lo mismo con Gerardo (Montenegro, presidente de Quimsa y senador nacional). O Juan Pablo Luque (Gimnasia) o Felipe Lábaque (Atenas). Generan recursos para ponerlos en sus clubes. Después los resultados son otro cantar. A mí me gustaría hacer otras cosas. Creo que con menos dinero podríamos hacer mejores cosas. Pero esto es un colectivo, y hay que hacer las cosas por consensos. No es un unicato. En cuanto a la salud global de la Liga, si la veo como una empresa, que es como la veo yo, tenemos que trabajar para lograr salir empatados. Pero el deporte no tiene la lógica de una empresa. Muchos dirigentes son empresarios exitosos y cuando se meten en el club y mezclan la pasión, toman decisiones desacertadas. Yo creo que habría que hacer un ajuste, porque los ingresos bajaron, para fortalecer a las instituciones y poder mirar hacia adelante. Pero repito, no tengo yo la única opinión.   
 
- Falta, como en el país, hacer consensos con todos los ámbitos: entrenadores, jugadores, árbitros, prensa incluso. ¿No te gustaría tener más consenso entre todos estos actores?
. Y, sería mucho más fácil.
 
-¿Pero no depende de vos?
. Seguramente una parte sí. Hay temas comunicacionales que evidentemente no estoy haciendo como corresponde. Pero soy una persona. No me puedo separar del dirigente. Nosotros estamos dispuestos a discutir todo y a escuchar a todos. Especialmente a los entrenadores, porque soy de los que vivió la alianza entre un entrenador y un dirigente. Creo que pueden opinar en sus clubes y decir lo que quieran. Bah, en realidad siempre dicen lo que quieren, a veces incluso ofenden. Hay gente que no entiende discutir con respecto y educación. Hay que encontrarle la vuelta al diálogo. Hay pendientes de trabajo sobre esto todavía. Si hacemos una alianza con una Universidad, por ejemplo, y la critican, ya es una cosa que...
 
-...ahí me estás haciendo trampa. Sabés perfectamente que muchos no pueden pagar ese curso que ustedes pusieron obligatorio. 
. ¿Y antes no pagaban el de la Coditep?
 
- En su momento era el único que había para habilitar. 
. Era por eso y por una cantidad de cosas con las que se protegía a una cantidad de gente. Ojo, yo creo que el estamento de los entrenadores es el que más avanzó, porque se autocapacitó, tuvo iniciativa, trató de traer gente importante a sus clínicas. 
 
- Igualmente estoy seguro que todos los entrenadores te dirían que habilitación debe haber solo una, y no tres cosas distintas que sean obligatorias. 
. Yo creo que si tomás una decisión de capacitar y encontrás un socio estratégico como una Universidad, que tiene 350 centros de tutoría en el país, que es a distancia, que es una herramienta. Nosotros lo que queremos es mejorar prácticas. De hecho ahora va a haber cursos para dirigentes, también de capacitación y marketing, vamos a hacer que todos tengan una certificación de una casa de altos estudios. Esto parece que no se entiende y pareciera que se quisiera defender un sector, y es lógico, yo lo entiendo eso, no me ofendo, pero hay que seguir conversando y dialogando. 
 
- No quiero defender a los entrenadores, pero a mí nadie me criticó el curso en sí, sino el costo y que sea obligatorio. 
. Creo que hay que hablar con cada organización, cada club. Cuando uno tiene un proyecto, puede pagarle el curso si tiene una visión a largo plazo. A nosotros nos interesa invertir en estas cosas. Lo que sí, no hay que desafiar las decisiones que están tomadas, porque el día de mañana hay cosas que no tienen vuelta atrás. Invitamos a los entrenadores a formar parte de un colegio profesional y no han venido aun. Bueno, habrá otra gente que se sumará al colegio. Yo veo otro estamento, como el de los árbitros. Trabajan mucho por su cuenta. Hacen muchas cosas por vocación. Han formado con nosotros el colegio profesional, hacen capacitaciones. Yo creo que el acuerdo con la Universidad que hicimos va a servir además para la salida del jugador de su carrera deportiva, que es un problema que nos preocupa a la AdJ y a nosotros también. Muchos jugadores no saben cómo siguen el día después de jugar. 
 
- Yo lo que veo es que muchas veces hay buenas intenciones pero se mete todo a presión. No se hacen como para que todos queden contentos. 
. No te voy a mentir, nosotros no estamos contentos con el estamento entrenadores. Nos gustaría que mejoren las prácticas. Que entiendan cuánto vale traer un extranjero, que traten de optimizar las cosas, que tengan un proyecto deportivo. Quimsa salió campeón de la Liga de Desarrollo y no tiene ningún jugador en el equipo de Liga. ¿Cómo puede ser? ¿No tiene 2 o 3 para hacer el equipo más largo, para que haya menos lesionados? Después somos culpables los demás. Hay un campo de distancia entre Julio (Lamas), Oveja (Hernández) y un par más con el resto. Ojo, también nosotros a veces le exigimos cosas al entrenador que no tendría que responder el entrenador, sino al director deportivo, y el entrenador debería entender que debe trabajar con un director deportivo. Muchos no están acostumbrados a eso. Vos se lo preguntaste a Gregorio y él te fue claro. Y no mencionaron a Trifón Poch, con el que se llevó bárbaro, porque Trifón hacía muchos años que trabajaba con directores deportivos. Pero creo que hay que bajar decibeles. 
 
- Igual vos estás cómodo en esa situación de conflicto. Te movés con confianza. No te voe muy feliz con un gremio o colectivo de entrenadores que te pida con sostén que tal o cual cosa hay que cambiarla. 
. ¿Por qué no? ¿Por qué no podemos trabajar juntos? Yo trabajé con el más picante de todos, que es Julio Lamas. Y sin embargo pasé dos años estupendos. Y creo que él dice lo mismo. Trabajamos juntos y nos hemos respetado. Me hizo mejor dirigente. Me ayudó a ver mejor el deporte. Yo le estoy muy agradecido a Julio. Ni yo ni la AdC queremos corderitos que digan “si señor, si señor”. Queremos que nos digan las cosas que piensan.
 
- Pero te llevás mejor con los corderitos. 
. Nooooo. Mirá los que están al lado mío, los vicepresidentes que tengo. ¿Me vas a decir que son corderitos? Tassano, Montenegro, Robles. ¿Son corderitos esos? ¿Quién iba a pensar que íbamos a estar tanto tiempo juntos? Yo tengo mucho respeto por el dirigente. Por Felo (Lábaque), por Luque, por Enso Olocco, por Benjo Svetliza, por Pablo Meilinger, por Bazzi, por Muratore. Son dirigentes de raza, que hacen cosas. Sotile, el de Comunicaciones. Cavagliato. 
 
- Me la dejás picando: no nombrás a Tinelli. 
. Bueno, je, Marcelo es de otro lugar. Tengo un aprecio hacia él y creo que él lo tiene conmigo. El no es un dirigente, es otra cosa. Es un comunicador.
 
- Pero en San Lorenzo está hace mucho, más allá del básquet. 
. Sí, sí. No tengo nada contra él. 
 
-¿Le hizo bien San Lorenzo a la Liga?
. A mí me parece que sí. Y aparte es como digo siempre: no hizo nada por fuera del reglamento. Yo veo que hay gente que se preocupa, masculla bronca. Pero esto de su hegemonía es algo que pasó con Atenas, con Ferro, con Peñarol. Nadie dijo que no venga San Lorenzo, al contrario, estaban todos entusiasmados cuando llegó. Esta conducción hizo mucho para que entre, para que juegue el TNA, la Liga, para que salga de Federación Capital. La verdad yo no tengo nada que decir. No hace nada malo San Lorenzo. 
 
-¿Cómo está el tema del streaming con TyC Sports? (NdR: la entrevista fue realizada el 23 de abril)
. Estamos bien, conversando. A ver. Cuando los contratos son tan largos como este, que viene del siglo pasado, en pesos, con una actualización que es un poco difusa, lleva a que uno se queje. Y cada uno defiende sus intereses. Pero no hay dudas de que TyC Sports quiere que nosotros estemos en su grilla y nosotros le debemos a TyC Sports mucho de lo que hoy es la difusión de la Liga. Ahora tenemos que ser inteligentes para encontrar un buen resultado para ambos. Cuando uno no está contento, empiezan a aparecer grises que llevan a discusiones. Tengo una gran relación con Carlos Fridman (gerente de TyC Sports), y creo que eso ayuda para que estemos pensando un trabajo en conjunto. Con el streaming y con todo. Porque creo que hay una reformulación de hacia dónde deben ir estos negocios audiovisuales. Creemos que el contenido es de la competencia y tenemos que tener distintos canales de comunicación con la gente. Creemos que es lo que se viene en el futuro. A mí me gusta la televisión y el diario en papel, pero cada vez menos gente consume así. Lo mismo que la radio tradicional eléctrica. Todo pasa por internet. Entonces hay que aggiornar el contrato a eso. 
 
- Última. En diciembre, ganás o perdés la CABB, ¿qué cambia?
. No sé si yo me voy a presentar. Me encantaría ser presidente de la CABB porque creo que puedo aportar después de 25 años como dirigente. Y siempre por el voto de los colegas. Pero no voy a ser presidente si no hay un consenso. Yo ya dos veces no fui. Cuando Zanni y cuando ganó Susbielles. Me bajé yo. Hay que buscar consensos y trabajar de manera diferente. Creo que hay muchas cosas para mejorar. Creo que hay que descentralizar a la CABB, fortalecer las Federaciones y trabajar todos en conjunto. El básquet tiene el mismo problema que otros deportes. Un chico no viene a golpearte la puerta del club para jugar. Los que llegan hoy son porque los trae su familia, que normalmente jugó al básquet. Acá hay que cambiar la economía de las organizaciones. Si vos te apoyás sobre la economía de los clubes, de las asociaciones y de las federaciones, es un proceso que va al fracaso. La economía no es más hacia abajo. Nosotros no le sacamos dinero a los clubes. Tuvimos muchos frentes abiertos, pero que siempre defendimos a los clubes, siempre los defendimos. Uno tiene que ayudar a gestionar de otra manera. En el básquet federativo, si vos estás en una provincia y no te relacionás con el sector público y el privado, terminás siendo una carga para el político de turno, porque lo único que hacés es pedirle plata para jugar un campeonato argentino, mientras que hay un montón de actividades del básquet que están por fuera de la Federación. Hay que gestionar de otra manera. Hay que incorporar gente y maneras de hacer básquet. Los clubes viven una situación acuciante. Nosotros estamos pensando en reformular la estructura de club. Pero hay que buscar otros lugares: la escuela, el espacio público, municipal. Porque el deporte se sigue haciendo. 

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.