LNB 2014/15

En un partidazo, Regatas le puso fin a la racha de Atenas

23:40 09/03/2015 | Regatas tuvo más resto en el final para derrotar a Atenas por 100-95. Sobresaliente actuación de Paolo Quinteros, Marcellus Sommerville y Bruno Lábaque.

LL
Paolo Quinteros, la figura del partido, anota ante la marca de Juan Manuel Torres (Foto: Prensa Regatas).
LIGA NACIONAL
 
 
Regatas (Corrientes) 100 - Atenas (Córdoba) 95
 
Regatas inició el partido con muchas dificultades para anotar, fallando cinco de sus primeros seis intentos ante un rival que lo presionó en la salida, y que fue certero a la hora de atacar con los lanzamientos de Lábaque y Mikulas para adelantarse 2-4 en tres minutos. Pero ese inicio cordobés tan sólido en defensa, se fue diluyendo con el correr de los minutos, porque cometió errores atrás, mientras que adelante apresuró las ofensivas y abusó de los lanzamientos de larga distancia.
 
El local sacó rédito de la situación, aseguró el rebote ofensivo y eso le permitió encaminar su ataque. Entraron los triples de Hopson y Quinteros, y como Atenas siguió empecinado en definir de afuera (0/6 triples), Regatas lo lastimó de contra para establecer un parcial de 14-0 para escaparse 16-4 restando 3m del cuarto inicial.
 
El desconcierto del griego fue tal, que Miravet movió el banco con un cambio múltiple, ingresando Rivero, Filloy, Bortolín y Torres. Con esa formación, además de Lábaque, la visita logró emparejar las acciones, pero siguió padeciendo las pérdidas (5), sobre todo la última cuando quedaban 3 segundos por jugar. Un pase de Merlo de costa a costa que no encontró receptor, le posibilitó a Brussino clavar -desde ocho metros- un triple agónico para cerrar el período: 22-11.
 
A Regatas le costó mantener la misma intensidad en el inicio del segundo capítulo, pero fue más que nada por mérito del conjunto cordobés, que se plantó muy bien en defensa, le cerró los caminos al gol, y con un buen pasaje de Torres y Bortolín metió un parcial de 6-0 para ponerse en juego nuevamente (22-17).
 
Fue un buen cuarto de Atenas, sobre todo porque fue más criterioso en ataque, sin embargo le costó hacer pie atrás, y dejó muchos espacios para los tiradores correntinos. Con la puntería de un intratable Quinteros, quien acribilló la zona cordobesa con sus triples. Regatas volvió a aumentar la ventaja, la cual se mantuvo entre diez y doce puntos casi hasta el final del segmento.
 
Remando de atrás, Atenas consiguió reaccionar en los últimos tres minutos, pero más que nada sacando réditos de las falencias de Regatas. Un triple de Lábaque más un libre adicional dejó al griego a tres, pero en la última acción, Hopson con dos libres le dio al dueño de casa un poco más de aire antes del descanso largo: 42-37.
 
Al regreso de vestuarios se notó a un Atenas más intenso, que se termino de meter en el partido. Con el goleo de Rivero, quien sumó cinco puntos seguidos, la visita lo empató cuando apenas se había jugado un minuto del tercer cuarto (42-42). De ahí en más fue otro partido, porque Regatas perdió consistencia, su ofensiva se hizo reiterada y carente de sorpresa, dependiendo de lo que generaban Quinteros y Sommerville.
 
Atenas mantuvo el ritmo, con mucha presión atrás, congestionando la pintura y sin dejar espacios en la media cancha. Con Lábaque asistiendo, sumado al gran trabajo de Bortolín y Torres en el otro costado, el griego pasó por primera vez al frente con dos puntos anotados por su pivote, y se escapó a tres con una anotación de Lábaque de larga distancia (54-58).
 
Casalánguida buscó la reacción de sus jugadores con un tiempo muerto, pero el equipo siguió sin aparecer, y la dependencia de Quinteros y Sommerville se hizo más notoria, con algunas acciones de Hopson. Atenas lo aguantó y sacó cuatro de ventaja, pero un descuido en el último segundo le permitió a Sommerville descontar con un triple para dejar a Regatas a uno: 66-67.
 
Lo mejor del partido de produjo en los diez minutos finales, con un marco de constante paridad. Amagó escaparse el remero con un parcial de 6-0, siempre dependiendo de sus dos mejores jugadores. Pero el griego lo empató con el liderazgo de un Lábaque brillante, a esa altura una de las figuras del partido, tanto por el goleo como por la generación de juego.
 
Con un triple de su conductor la visita pasó al frente, pero un doble y falta de Rollins le devolvieron la ventaja al local (80-79) con poco más de cuatro minutos por jugar. Pintaba para un final cerrado, pero la defensa cordobesa dejó muchos espacios en el perímetro, algo que Regatas supo capitalizar para estirar las brechas con tiros abiertos. Ahí estuvo la clave, donde fallaron los de Miravet para ver cortada su racha de ocho victorias consecutivas.
 
A pesar de todo, la incertidumbre se dio hasta el último minuto, cuando Regatas terminó liquidando el pleito desde la línea de libres. Un triple de Filloy cuando restaban trece segundos encendió la última esperanza de Atenas, pero Brussino no falló desde la línea y terminó asegurando la victoria correntina.
 
Roberto Martín
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @robertofmartin
 
Regatas (100): Phillip Hopson 12, Paolo Quinteros 29, Marcellus Sommerville 21, Pablo Espinoza 2 y Hakeem Rollins 12 (Formación inicial); Javier Sáiz 14, Nicolás Brussino 10, Fabio Vieta 0 y Juan Arengo 0. Entrenador: Nicolás Casalánguida.
Atenas (95): Bruno Lábaque 33, Luciano González 8, Alexis Elsener 6, Diego Lo Grippo 2 y Gabriel Mikulas 4 (Formación inicial); Juan Torres 20, Juan Rivero 5, Demian Filloy 7, Matías Bortolín 10, Alvaro Merlo 0 y Agustín Más Delfino 0. Entrenador: Gustavo Miravet.
Cuartos: 22-11, 20-26, 24-30 y 34-28.
Arbitros: Daniel Rodrigo y Jorge Chávez.
Estadio: José Jorge Contte, Corrientes.
Faltas Técnicas: Phillip Hopson (Regatas) - Demian Filloy y Bruno Lábaque (Atenas).

Compartir

 



X