ACB 2018/19

El repaso por la temporada soñada de Nico Laprovittola en la ACB

19:00 26/05/2019 | El base de Morón no solo volvió a disfrutar de jugar al básquet, sino que completó una fase regular con números y rendimientos de MVP.

(Foto: D. Grau / ACB Photo)

Entre Nicolás Laprovittola y Joventut de Badalona se produjo una perfecta simbiosis. El base argentino había perdido algo tan esencial como el disfrute de jugar al básquet luego de su paso por el Zenit de Rusia, mientras que la institución catalana estaba lejos de sus días de gloria, penando por evitar el descenso a la Liga LEB Oro. Pero cuando ambos caminos se encontraron, en la mitad de la temporada pasada, todo empezó a funcionar. Resurgieron de sus cenizas.

Específicamente lo de Nico Laprovittola fue superlativo, a un punto tal que lideró al equipo en un segundo tramo de 2017/18 repleto de triunfos, a partir de los cuales cumplieron el objetivo de salvar la categoría. Pero todo se exponenció en esta temporada 2018/19: el entrenador Carles Duran le volvió a otorgar el rol de líder absoluto y le entregó las llaves del equipo. El base argentino promedió 30:38 minutos en la temporada (2° en toda la Liga en ese ítem) y eso lo hizo crecer en su juego y tomar cada vez más confianza.

En términos numéricos, la tarea de Laprovittola en la fase regular de la ACB que culminó este domingo está a niveles de MVP. Se erigió como el máximo goleador de esta etapa del campeonato español con 17.2 puntos de promedio (585 en 34 partidos), fue el segundo máximo asistidor con una media de 6.8 pases gol por encuentro (217 en 34 juegos) y fue el segundo mejor valorado (17.2), solamente por detras de un Tornike Shengelia que disputó 11 partidos menos. Además, fue el basquetbolista que más falta recibió y que más tiros libres ejecutó por encuentro. Su porcentaje de efectividad en triples (39.1 %) fue el sexto mejor de la liga y su único lunar estuvo en las pérdidas de balón: también lideró en este ítem (4.8 por partido), algo que da la pauta de la cantidad enorme de decisiones que ha tomado a lo largo de cada juego de la temporada. 

Su rendimiento fue el pilar principal a partir del cual se creó la estructura de un Joventut que dejó de pensar en evitar la zona roja de la tabla y se animó a soñar en grande. El primer gran objetivo logrado fue la clasificación a la Copa del Rey, competencia tradicional en la que Lapro brilló para meter a los catalanes en las semifinales. Vale recordar que totalizó 40 puntos y 50 de valoración en los cuartos de final ante Gran Canaria, para ingresar sin escalas a los libros de los récords. Pasó mucha agua por debajo del puente, se confirmó la participación en los playoffs y este domingo se conoció finalmente el rival de los cuartos de final: con un récord 18-16, Joventut finalizó en el séptimo puesto de la tabla, por lo que el cruce que se configuró fue ante Barcelona, el escolta del Real Madrid.

Hablando del Madrid...

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.