NBA

Cuando Jordan les advirtió a sus rivales de lo que se venía

17:30 16/04/2020 | En 1987, Michael Jordan le anotó 61 puntos a los Atlanta Hawks. Sin embargo, la anécdota tuvo lugar unas horas antes, cuando el escolta entró en el vestuario rival y charló con su defensor.

Jordan y Wilkins. (Foto: Clutch Points)

 

Michael Jordan y los Chicago Bulls no ganaron su primer campeonato hasta 1991. Sin embargo, el escolta ya había alcanzado el status de superestrella mucho tiempo antes de levantar el trofeo en esas series ante Los Angeles Lakers. Y algo que estaba claro era que, a la hora de enfrentarlo, su objetivo no era únicamente impactar en el juego, sino también en la mente de sus rivales. Una anécdota de lo ocurrido en un partido frente a los Atlanta Hawks en 1987 es la prueba perfecta de ello.

"Era otra cosa, hombre. Recuerdo que entró en nuestro vestuario en Chicago y pasó junto a mí. Y yo me pregunté para qué demonios venía él a nuestro vestuario. Tocó a Randy Wittman en la pierna mientras se vendaba y le dijo: 'Ájustalos bien. Será una larga noche de la puta madre.' Y salió. Luego, anotó 60", cuenta Dominique Wilkins, figura de los Hawks en esos años, durante un podcast de The Athletic. La realidad demuestra que Jordan marcó 61 puntos esa noche, casi todos bajo la ineficaz defensa de Wittman. Y, a pesar de que en esa ocasión los Bulls cayeron por 117-114, todos en la NBA sabían que el 23 estaba en camino a alcanzar la gloria.

 

Compartir

 



X