La Liga 2018/19

Bolívar: "Pasé días intensos, en los que la cabeza no estuvo tranquila"

18:03 14/08/2018 | El escolta nacido en Pergamino jugará la próxima temporada en Quilmes, pero antes tuvo que rescindir contrato con Estudiantes de Concordia.

Una instantánea de la final de la Liga Sudamericana (Foto: FIBA.basketball)
La disparidad ecónomica que existe en la Liga Nacional es una realidad. Mientras hay equipos que tienen una capacidad de contratación elevadísima, otros utilizaron el mercado para alivianar costos y acotar el presupuesto, como fue el caso de Estudiantes de Concordia. Mateo Bolívar lo vivió en carne propia, apenas un puñado de días después de haber finalizado la última temporada. Tenía contrato con el Verde, pero el club no iba a poder afrontarla... en ese momento comenzó una situación imprevista para él y para su agente, que el propio jugador nos explicó en una entrevista.
 
- Contame un poco cómo fue tu situación a través del mercado. Lo habías arrancado como jugador de Estudiantes, pero, rescisión mediante, terminaste fichando en Quilmes....
. A los 10-15 días de haber terminado la última temporada, le informaron a mi representante que por la situación económica del club se iba a complicar el cumplimiento del segundo año de contrato, que ya estaba pactado. En ese entonces salgo al mercado, con la idea de igualar lo que tenía en Estudiantes, o de mejorarlo en caso de ser posible. Pero en estos dos meses y medio de receso no se me dio; estábamos en contacto con mi representante y estaba la chance de volver a Estudiantes porque tenía contrato ahí; ellos se estaban armando y sinceramente no me veía mucho lugar en el equipo. Hace diez días me comuniqué con un dirigente del club, que me comentó que no iba a tener lugar y que el nuevo entrenador no quería contar con mis servicios. En ese punto, tuve que salir obligado al mercado en búsqueda de un equipo y en este lapso estuvo Argentino en carpeta y también surgió la posibilidad de Quilmes. Después de unos días bastante intensos, en los que mi cabeza no estuvo del todo tranquila, gracias a Dios pude encontrar en Quilmes un lugar en donde poder llevar a cabo mis servicios. Estoy muy contento con este nuevo desafío, ojalá que sea un gran año.
 
- La última temporada en Estudiantes fue la cuarta seguida en Liga. En esa consolidación, ¿cómo analizás tu paso por Estudiantes?
. Creo que fue un paso muy positivo. En lo personal siento que crecí en varios aspectos gracias a la toma de decisiones que tuve por momentos en el año. Colectivamente disputamos dos finales internacionales, en una fui muy protagonista y en la otra no tanto. Con la Liga nos quedamos con un sabor amargo por habernos ido pronto tras el hermoso año que tuvimos. Fue una Liga dura y extensa, la que supimos afrontar por el buen grupo humano que se había conformado.
 
- Ahora tu carrera continúa en Quilmes, un equipo que por motivos económicos tiene una realidad particular. En ese panorama, ¿qué metas te planteó Javier Bianchelli o la dirigencia en las conversaciones?
. Hablé con Javier al día siguiente de arreglar en Quilmes, nos presentamos y hablamos del inicio de la pretemporada. No dialogamos nada sobre metas u objetivos.
 
- En lo individual, ¿llegás a Quilmes con la meta de obtener un rol aún más predominante del que tenías en las últimas temporadas y sumar más minutos?. Además de lo colectivo, ¿puede ser una buena prueba para vos desde ese punto de vista?
. No, para nada. Sinceramente con la situacion que me tocó vivir este año de enterarme 10 días antes que no me querian y no habia lugar para mí en Estudiantes, solamente pensé en encontrar una solución y poder jugar. Y la verdad que Quilmes vino muy bien, entro en una pequeña estructura armada donde voy a tener mi lugar para poder crecer como jugador. De ahora en más depende de mí.
 
Juan Martín Orellano / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanmaOre22
 
 
 
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.