Eliminatorias FIBA

Argentina perdió en el último suspiro ante Estados Unidos: 83-84

23:02 25/02/2019 | Gran tarea del equipo Sergio Hernández, que tuvo varios puntos altos en diversos momentos; Hearn se vistió de héroe con el doble agónico.

Nico Brussino tuvo un pasaje clave en el segundo cuarto, uno de los pasaje más flojos de la selección (Foto: FIBA.basketball)

Estados Unidos 84 - Argentina 83

Estados Unidos comenzó dominante en la zona pintada, especialmente a partir de la potencia física de Onuaku. Por su parte, Argentina plasmó mayor volumen de juego y encontró tiros cómodos para sus tiradores: Piñero no perdonó y metió dos triples consecutivos para mantener competitiva a la Albiceleste, que estaba 8-9 abajo tras cinco minutos. El marcador reflejó la buena tarea de ambas defensivas, sobre todo en la faceta de la intensidad para generar fallas en el rival. Pese a un ingreso picante de Lucio Redivo, ciertas desatenciones del equipo de Oveja Hernández (7 pérdidas en el 1C) sobre el cierre generaron el 22-14 del local, que nunca bajó un cambio tras 10 minutos de acción.

La tendencia se mantuvo en el segundo cuarto: una pérdida de Argentina se tradujo en un alley oop estadounidense para abrir una brecha de dos dígitos (14-24). La verticalidad de todos los elementos de Van Gundy resquebrajó la primera línea de la defensa albiceleste y les permitió seguir sumando desde la pintura. Sin embargo, tal como sucedió en Puerto Rico, Argentina encontró soluciones y peso ofensivo en la zona interior con el ingreso de Agustín Cáffaro: el pibe de Libertad fue vertical, sumó desde la línea (5 puntos y 3/3 en libres) y encontró a sus compañeros. Eso, sumado al buen pasaje defensivo, provocó un parcial 9-2 argentino para acercarse a una posesión: 23-26, en 3:30 minutos. Lo negativo fue que no se pudo lograr continuidad para contrarrestar la gran intensidad propuesta por EE. UU. y por momentos se sufrió en defensa y con las pérdidas (11 en el 1T). Comandados por Frazier (12 puntos), los dueños de casa se fueron al entretiempo 42-35 arriba en el marcador y sus cortes al aro siguieron siendo muy difíciles de contrarrestar por la Albiceleste tras 20 minutos.

Argentina se metió rápido en problema de faltas: 3 en 45 segundos del tercer cuarto, pero lo supo administrar bien. Estados Unidos siguió robando balones y sumando de contragolpe, pero el momento on fire de Lucio Redivo (11 puntos con tres triples consecutivos) volvió a poner a la albiceleste a una posesión: 48-49 en 3:30 minutos. Los de Oveja encontraron regularidad al momento de marcar los tiempos del juego y secaron a los locales con intensidad y concentración defensiva. A la gran tarea de Redivo se le sumó un pasaje sumamente dominante de Delía: 8 puntos (con dos 2+1 seguidos) para estampar el 56-51 tras 7 minutos. Argentina se mantuvo absolutamente plantada en el cierre, lapso en el que llegó el tiro externo (un triple de Brussino y dos de Piñero) para ingresar al último cuarto con un ventaja de 6 puntos: 65-59.

La Albiceleste ingresó al último cuarto con la premisa de seguir imponiéndole su ritmo al juego y así fue durante la primera parte. No regaló nada en la faceta defensiva y en ataque apareció otra bomba de Brussino para seguir estirando la brecha. Esa fue la clave de la remontada, que comenzó atrás con el esfuerzo conjunto y luego se tradujo en confianza para atacar el aro y aprovechar los momentos de cada uno. Igualmente Estados Unidos exigió al máximo y en una ráfaga de Frazier y Zimmerman empató las acciones en 72 a falta de 5 minutos. En ese momento caliente volvió a aparecer el tiro de tres puntos (Mata y nuevamente Piñero) para darle un poco de aire a la selección nacional, que terminó siendo trascendental porque le permitió a la selección la posibilidad de jugar con el reloj y alargar cada posesión. Pero los dueños de casa no se fueron de partido, sino que por el contrario se pusieron a 1 (82-83) con un triple de Trice, a falta de 38 segundos para el final. Redivo falló en la continuación y le quedó el cierre a los de Van Gundy, que tampoco pudieron convertir, pero se quedaron con una posesión de 1 segundo debido a que la Argentina no pudo controlar el rebote. El principio habían otorgado 4 segundos, pero a partir de una revisión se aumentó el tiempo y ese cambio le dio vida a EE.UU. que con un golazo desde la esquina de Hearn lo ganó 84-83.

Pese a la derrota, Argentina supo tuvo puntos altísimos en diversos momentos del juego: Redivo (18 puntos), Piñero (16 puntos), Delía (14 puntos con 5 rebotes), Brussino (11pts-6reb-4asis), así como un gran pasaje de Cáffaro permiten ratificar que el equipo completó un rendimiento que sirve para seguir creciendo. Se supo reinventar cuando la mano venía complicada y volvió a mostrar carácter en una parada brava.

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.