Aniversario

A 10 años de la muerte del Gigante González

16:01 22/09/2020 | Un día como hoy pero de 2010, falleció el histórico jugador formoseño. Repasamos su historia.

Foto: El Gurú del Basket

Jorge Gigante González estará siempre en la historia del básquet argentino como uno de los personajes más interesantes y peculiares que dio el deporte. Hace exactamente una década, el formoseño falleció a causa de una diabetes que le generó severas complicaciones de salud. Tenía 44 años y se encontraba en un hospital de San Martín, Chaco. Repasar su trayectoria permite descubrir la unicidad de su vida.

Cuando apenas tenía catorce años, el joven ya medía 1,88 metros y pesaba 90 kilos. Llegó a medir 2,30 metros de altura y eso provocó que muchos equipos que necesitaban de un "grandote" para dominar las cercanías del aro se interesaran en él. Pasó por Gimnasia y Esgrima La Plata, así como también por Sport Club Cañada de Gómez. Además, captó la atención de León Nanjudel y este lo sumó al seleccionado de la Argentina.

Con la camiseta celeste y blanca, disputó un total de tres torneos: el Sudamericano de 1985 en Medellín, el Preolímpico de 1988 en Montevideo y el Premundial de 1999. Ese lapso hizo que varios reclutadores de los Estados Unidos posaran sus ojos sobre él. En 1988, Atlanta Hawks lo seleccionó en la tercera ronda del Draft y se convirtió en el primer argentino en formar parte de esa ceremonia. El inicio de un camino que luego transitaron figuras de la talla de Manu Ginóbili, Luis Scola y Carlos Delfino, entre otros.

Finalmente, no jugó ni un sólo partido en la NBA. Pero, a pesar de eso, el país norteamericano le tenía preparado un nuevo capítulo en su historia: lo tentaron para participar de la World Wrestling Entertainment de lucha libre y él aceptó. A partir de ese momento, tardó poco en transformarse en uno de los luchadores más icónicos de la competencia e incluso en la actualidad los fanáticos recuerdan sus peleas en la WWE.

También luchó en Japón, pero en 1995 volvió a Sudamérica luego de que le diagnosticaran la enfermedad que finalmente le costaría la vida. Falleció hace exactamente diez años en San Martín, lejos de haber solucionado sus últimos años económicamente y sin el reconocimiento que una carrera tan diferente al resto como la suya merecía.

Compartir

 



X