NBA 2018/19

¿Oportunidad dorada? Rockets, Warriors y una serie con todos los condimentos

16:20 28/04/2019 | Podrá Houston sacarse la espina de la dura caída en 7 juegos de los playoffs del año pasado; Golden State además enfrenta lesiones.

Foto: NBA

Los playoffs del 2018 entregaron una serie espectacular entre Warriors y Rockets, ni más ni menos que en la final de la Conferencia Oeste. Desde que Durant llegó a Golden State, la franquicia nunca había estado tan cerca del abismo como en aquel enfrentamiento: Houston se había adelantado 3-2 y tenía una ventaja de 17 puntos en el Juego 6 -en Texas-, pero la dejó escapar. La misma situación se produjo en el Juego 7, pero en aquel caso habían abierto una brecha de 15 puntos, la cual nuevamente fue eliminada a partir de una remontada furiosa de los Warriors.

En aquella final de Conferencia, los Rockets habían perdido por lesión a Chris Paul, su jugador orquesta y quien se repartía las máximas responsabilidades con James Harden. Definitivamente les quedó la sangre en el ojo por haber estado tan cerca. Pero el destino les dará una nueva oportunidad, ya que la secuela comenzará este mismo domingo, en San Francisco. El mano a mano de la temporada regular entregó un balance 3-1 en favor de los texanos y un detalle a tener en cuenta: James Harden promedió 33.3 puntos convirtiéndose en el jugador que más castigó ofensivamente a los Warriors esta temporada.  A su vez, los 44 puntos que Harden anotó en la victoria de los Rockets el 3 de enero fue la puntuación máxima permitida por Golden State a un jugador.

Tendrán una oportunidad dorada, ya que este equipo de Golden State tuvo un comienzo de postemporada con cierto grado de incertidumbre tras haber sufrido para superar a los Clippers en seis juegos, con un Durant supremo para sellar el pase. De hecho, los Warriors ya perdieron más partidos en casa (quedaron 1-2 tras la primera ronda), que en las últimas dos postemporadas combinadas (19-1). Además, el factor de las lesiones ahora juega en contra de los de Steve Kerr, que en las últimas horas declaró que estaba más preocupado por la salud de Klay Thompson y de Steph Curry, que de los Rockets en sí mismos.

Los Splash Brothers sufrieron un esguince de tobillo que los ha disminuido fisícamente. De hecho, según Wojnarowski se esperará hasta último momento para ver si Klay Thompson llega al Juego 1: "Aunque hay optimismo, existen dudas con respecto a su movilidad". A diferencia de Golden State, los Rockets llegan completos y más enteros que nunca desde el punto de la amplitud de la plantilla con la que cuenta Mike D'Antoni. El coach cuenta con Chris Paul y PJ Tucker en un gran momento, justo cuando podrían convertirse en piezas clave para ganar la serie. Clint Capela y Aaron Gordon aportan en su rol y el banco es profundo, con tipos como Iman Shumpert, Faried o Rivers. El gran interrogante recae en si podrán frenar a la ofensiva de los todopoderosos Warriors.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.