Efemérides

¡Felices 40 Chapu!, un especial de sus mejores momentos

22:13 30/11/2019 | Los triples a Brasil en Río, el partido en una pierna frente a Lituania y mucho más en este homenaje de los partidos que vieron su espectacular versión

Nocioni gritando con la celeste y blanca (Foto: Prensa FIBA)

Andrés Nocioni fue un personaje único, capaz de revolucionar los partidos con su actitud y corazón. No se encontraba razón, tampoco había explicación. Tenía un hilo rojo con la gloria, estaba destinado a encontrarla. Hacía su propia suerte, aquella que acompaña a los campeones que más trabajan y se esfuerzan para cumplir sus objetivos. Animal, bestia, caballo, o, simplemente, Chapu.

Se podrían buscar adjetivos para describirlo, pero no se encontraría ninguno en los diccionarios. Por eso, desde Básquet Plus quisimos recordarlo de otra forma, a partir de los partidos que más emocionaron al público, a los fanáticos que alegró con celeridad desde que la naranja se cruzó en su camino. 

5) Mega Debut en la NBA

En la temporada 2004/05 el Chapu llegó a la NBA de la mano de Chicago Bulls, y en su primer partido la rompió toda, anotando 17 puntos, 14 rebotes, dos robos y una tapa en sus 42 minutos en cancha. Lamentablemente no fue suficiente para que su equipo se llevara la victoria ante Nets, pero sí logró reflejar el talento de Nocioni en todo Estados Unidos, adonde conocieron su nombre desde el primer momento. Además, junto con Bill Walton en 1974, fue uno de los únicos dos novatos en la historia de la liga en lograr esos números.

4) El Chapu en modo playoffs

Su equipo volvió a ser un rival duro y respeto, y Nocioni fue una parte nodal del proceso. Tal es así que en su primer partido de playoffs de la NBA se estrenó con 25 puntos, 18 rebotes, cuatro asistencias y una tapa que ayudaron al triunfo de Chicago Bulls ante Washington Wizards. Por si esto fuera poco, la gente del United Center coreó su nombre al ritmo de "Nocioni, Nocioni, Nocioni". 

3) La serie ante Olympiakos.

Su aporte fue central en todos los aspectos. No sólo en la anotación, sino también en el sacrificio y la entrega mediante las cuales contagió a todos sus compañeros. A pesar de que sólo metió 12 puntos en cada uno de los enfrentamientos (también acumuló 13 rebotes y tres tapas), el argentino tuvo una actuación fenomenal, épica y pocas veces vista en 

Fue vital en el Final Four, a un punto tal que fue nombrado como el MVP de dicha etapa. Metió 12 puntos en ambos partidos y a su vez acumuló 13 rebotes y 3 tapones.

2) El triple que le dio revancha 

En Río 2016, durante su despedida de la Selección Argentina, el Chapu vivió uno de los partidos más emocionantes de su carrera, y también uno de los mejores y más atractivos enfrentamientos de todos esos Juegos Olímpicos. Desde larga distancia estuvo intratable, marcando ocho triples que le permitieron anotar un total de 37 puntos, su máxima con la celeste y blanca. Junto con ello, pudo anotar un triple caprichoso desde la esquina que le permitió al equipo nacional llevar el partido a tiempo suplementario.

1) Por el bronce ante Lituania en una pierna

Corría el año 2008 y en Pekín se estaban jugando el partido por el bronce Argentina y Lituania. A pesar de estar lesionado, Andrés Nocioni jugó de manera fenomenal, especialmente en defensa, en donde secó a todas las principales amenazas exteriores del conjunto europeo. Pero como no hay mejor forma de contar las historias que mediante sus protagonistas, Lamas lo relata con detalles: "Le decíamos que no se pegara mucho a Siskauskas, porque era muy bueno y lo podia pasar, pero Chapu se le iba encima. En una, así, le roba un balón en medio campo, corre y hace una volcada tremenda. Volvió mirándonos y riéndose. Manu estaba en la punta del banco de suplentes y no lo podía creer".

Simplemente el Chapu.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.