Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
NBA

El regreso de Klay Thompson: del dolor a la gloria

19:30 19/06/2022 | El escolta volvió este año a jugar al básquet tras más de dos años alejado de la acción por dos graves lesiones. El anillo fue el premio al esfuerzo, la tenacidad y la paciencia que tuvo.

Klay Thompson pasó dos meses fuera de las canchas por una lesión y se consagró campeón.

El 13 de junio de 2019, la vida de Klay Thompson cambió por completo. Ese día, Golden State jugaba como local el quinto partido de la serie de finales ante Toronto Raptors buscando descontar para seguir con vida para lograr el título. Ese día, el escolta de los Warriors cayó tras intentar realizar una bandeja y sufrió dos lesiones graves que podrían haber terminado con la carrera de cualquier otro basquetbolista.

Ese día empezó su infierno con las lesiones: sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior, lo que lo dejó afuera de la temporada 2019-2020. El oriundo de Los Ángeles debió enfrentar una larga recuperación, jornadas de fisioterapia, ayuda psicológica y largas conversaciones con su círculo, mientras veía a sus compañeros continuar con sus carreras y aprovechar su vitalidad.

Cuando faltaba solamente una semana para el comienzo de la temporada 2020-2021, Klay volvió a lesionarse de gravedad. Ocurrió en un entrenamiento después de realizar un movimiento que había repetido hasta el cansancio: recepción, dos botes y un lanzamiento en suspensión. En ese momento, el tendón de Aquiles de su pierna derecha se fracturó y lo llevó a tocar fondo. Digerir aquella nueva lesión justo antes de volver a la cancha fue el golpe más duro que sufrió.

El 26 de noviembre de 2021, cuando Klay se quedó 35 minutos sentado con una toalla en su cabeza, después del partido que los Warriors vencieron a Portland Trail Blazers. Solamente acompañado por algunos pocos empleados de la franquicia que limpiaban las butacas y algunos trabajadores de prensa que esperaban para salir. Habían pasado 897 días desde su lesión y todo parecía una pesadilla sin fin.

La mentalidad del jugador de 32 años es casi única en la liga y en el deporte. Tomó los consejos de figuras pero el que más le ayudó fue Rudy Gay, quien le dedicó las mismas palabras que Kobe Bryant le dijo cuando había sufrido la misma lesión de Thompson: "Sabes lo que te dicen los médicos, pero solo sabes lo que tu cuerpo puede hacer", como una forma de transmitirle la seguridad de que el cuerpo tiene memoria y las habilidades no se escapan.

El 9 de enero de este año, Klay volvió al mismo escenario que fue testigo de su primera lesión el día en que todo cambió en su carrera. Así fue como 941 días después, el histórico escudero de Steph Curry anotó 17 puntos en 20 minutos ante Cleveland Cavaliers ante 18.064 espectadores que lo aclamaron como a un campeón, por su valor y tenacidad. Incluso logró romper las barreras de los 12.000 puntos y 1.800 triples en su carrera en la mágica noche que esperó por mucho tiempo.

El círculo se cerró el jueves 16 de junio cuando Golden State Warriors derrotó 103 a 90 en el TD Garden a Boston Celtics y se coronó campeón de la NBA. No sólo Klay estuvo en cancha, sino que fue una pieza fundamental para el séptimo campeonato de la franquicia y su cuarto integrando la dinastía más exitosa de los últimos años.

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet