Especiales

Leandro Ramella: “Soy un agradecido del básquet”

18:45 17/04/2024 | El entrenador del Quimsa campeón charló en Básquet Plus TV, valoró la actualidad del equipo, su crecimiento personal y todas las sensaciones de este enorme momento.

Ramella, el entrenador del Quimsa campeón (FIBA)

Siempre centrado y calmado, Leandro Ramella lleva un año desde su llegada a Quimsa, donde ha logrado todo, hasta una medalla de oro panamericana con la Selección Argentina. Y a pesar de todos los logros sigue con los pies sobre la tierra.

-¿El domingo estabas distinto?

. El domingo y lunes fueron sensaciones muy lindas. Cuando empezó el año no esperábamos estar en esta situación, pero se fueron dando y lograr con este equipo ganar la Final Four de la Champions League es algo lindo para disfrutar.

- Imagino que en algún momento hacés un poco de vista para atrás y lo que te ha pasado. Hasta hace un año habías ganado pocas cosas y ahora sos el más ganador del básquet argentino, en forma consecutiva por lo menos.

. Había ganado en la Liga B y de ascenso, pero nada en la máxima categoría. Había hecho buenas campañas, habíamos tenido muy buenas temporadas, pero nunca un título. En diez meses se empezaron a dar situaciones de obtener cosas. Me resulta demasiado extraño, nadie espera, o yo por lo menos no esperaba esto. Pero también me lo tomo con calma porque es pasajero, es mi trabajo y profesión y puede ser muy duro después si no obtenés títulos entender que no es un fracaso. Yo disfruto para adentro muchísimo con mi familia y seres queridos, con el equipo, pero después trato de ser medido porque es muy temporal y efímero esto.

- De junio del 2023 a hoy, ¿sentís que estás distinto después de cinco títulos seguidos? Al menos como entrenador cambió tu status.

. Yo no me siento distinto. Los entrenadores dependemos de los resultados, cuando te va mal estás pensando en si vas a tener trabajo el año que viene y ahora va bien y te da una tranquilidad saber que en algún club vas a poder dirigir. Se que el año que viene estaré más tranquilo porque voy a tener trabajo. Cuando tenés malas temporadas, a mi me pasó eso de tener algunas no tan buenas y pensar quién me iba a contratar o dónde iba a tener que trabajar. Eso da una tranquilidad en el día a día, pero la rutina del día a día no me cambió nada, la vida sigue, no se termina con un título y trato de ser el mismo. Nadie es la misma persona después de algunos hechos. Los hechos nos van haciendo diferentes, trato de mantener una tranquilidad y no salirme del eje.

- Los que han logrado lo que vos lograste, saltaron una cerca de la que después no volvieron, se instalaron en un lugar del que no salieron. Quizás por tu personalidad vos no lo sientas así, pero por lo menos la historia marca que es así.

. No me siento cerca profesionalmente de ningún entrenador top de Argentina. Hay entrenadores a los que respeto muchísimo y por algo no están trabajando en el país y no me siento cerca. Yo todavía soy Leandrito el que trabaja y tuve un buen momento. Los que lograron trascender sostuvieron títulos o proyectos a lo largo de muchos años, lo mío es muy temporal por ahora, así que estoy tranquilo.

- Para lograr lo que lograste, porque llegaste al equipo el año pasado con la temporada empezada, no les estaba yendo tan mal, y para este año, no se si fue casualidad o el mercado te lo dio así, pero te llevás dos tipos de Quilmes como para decir que te rodeás de gente que sabés qué te puede dar dentro de un grupo. ¿Esas cosas son las que terminaron armando a este Quimsa tan sólido?

. El equipo sólido se armó primero por la predisposición de los jugadores. En cuanto a lo que decís, dirigí más veces a Sansimoni y a Gallizzi, y ellos confían en mí y pueden ayudar a que el mensaje llegue mejor. Me ha pasado en otras temporadas con Fede Marín o en el mismo Quilmes con Maxi Maciel, que ya me conocían, confiaban en mí y ayudaban a que el mensaje llegue al grupo, sobre todo cuando las cosas no salían, que es cuando el jugador o el grupo empieza a tener ciertos reparos con el entrenador. Eso creo que ayuda, pero no es algo pensado, las decisiones en este caso fueron por situaciones deportivas que lo pensamos con Diego Lo Grippo, acá todo está charlado con el mánager que es el artífice de este equipo. Pensamos por qué ir por ese lugar y tomamos la decisión.

- Más allá de que casi siempre los equipos que ganan arman buenos grupos, a este equipo lo veo más armado más por el lado de las personas que por el lado de los jugadores.

. Nosotros con Diego buscamos un perfil de ese estilo porque los dos tenemos una idea parecida de que si el colectivo es bueno puede ayudarte a subir un escalón. Diego es muy cuidadoso con eso y a mí me gusta, sobre todo cuando hablamos de extranjeros y demás trata de estar muy seguro, no solo de lo deportivo sino de la persona y tengo un pensamiento muy parecido. Este año se dio una particularidad de que cuando vos ves el equipo del año pasado y ves este equipo, había jugadores con mucho más nombre o con una jerarquía en su apellido que este año por ahí no. Pero nosotros confiamos en Vasirani, en Basabe, en Sansimoni, estábamos seguros de lo que hacíamos. Lo que no te garantiza nada, después tuvimos la suerte de que las cosas se dieron, porque tenés la suerte de que se dan, y este año se dieron.

-¿Creés realmente en la suerte?

. En todo siempre hay una cuota de suerte, pero no es al azar. Nosotros nos sentamos, lo charlamos y Diego piensa mucho en la parte humana y siempre lo he hecho. Cuando estuve en Peñarol, al mes Tato Rodríguez me dijo ‘ya sé que a vos la parte humana te interesa y es muy importante’... siempre fui así. Creo que la parte humana entre una estrella que su parte humana no es buena, y un jugador no tan bueno que su parte humana sí es buena, en esta Liga de 10 meses, a la larga es muy importante el día a día, la tolerancia grupal, porque pasan muchísimas cosas.

- Te tengo que preguntar por Brandon (Robinson), porque quizá sería al que más le costara adaptarse a un grupo donde la argentinidad tiene mucho peso, porque son todos chicos muy arraigados acá y con características bien argentinas, y Brandon sigue siendo un norteamericano en Santiago.

. Yo valoro muchísimo lo de Brandon, valoro mucho más eso que las alegrías deportivas que nos da. Está claro que es el jugador que está por encima en cuanto al talento individual, pero él está solo, el año pasado tenía a Eric (Anderson) y no es lo mismo. He trabajado en el exterior y sé lo que se siente estar solo, por más que tengas un buen ámbito, estar solo no es tan fácil. Es una gran persona y el grupo intenta estar encima de él, este año le presté un poco más de atención y me acerqué más que el año pasado porque leía o pensaba que esa situación podía ser importante, traté de ponerle foco ahí y observarlo en el día a día. Es parte de lo mismo, pensar que lo grupal es importante y que te puede llevar un escalón más arriba. No digo que con buenos amigos vas a ganar, necesitás buenos jugadores, está claro. Pero si dentro de los buenos jugadores podés armar un buen grup, te puede llevar un escalón más arriba.

- A partir de que se supo que Santiago era la sede, tuvieron dos victorias de local y tres caídas en los otros cuatro partidos. Ahora que pasó todo, con el diario del lunes, ¿sentís que eso anduvo rondando todo el tiempo en cuanto a lo que les pasaba en la Liga?

. No hay un parámetro que yo pueda medir desde lo emocional o lo físico anímico para saber si pensaban en otra cosa o cuidando su cuerpo. Es muy difícil. Si me preguntás a mí, dimos tanto ellos como yo lo más que pudimos. Yo no pensé en la Final Four porque teníamos una semana para prepararla, que fue lo mejor que nos pasó, porque pudimos cortar, descansamos un día y tuvimos cinco días y siete entrenamientos para preparar la Final Four como se merecía. Nose si fue la Final Four o es un bajón de la Liga, nosotros no somos máquinas, es una Liga de 10 meses y el nivel que nosotros teníamos es muy raro perder 2 partidos de 30. Nosotros jugamos más o menos entre 18 y 20 partidos más que el resto de los equipos, con la BCLA, la Supercopa, el Súper 20, y es imposible sostener un alto nivel en 40 partidos en 7 meses. No estoy diciendo que no pasó eso, sino que no se puede medir y pueden haber pasado también un montón de otras cosas. Sería una excusa, por eso no lo digo. Jugamos contra Oberá y jugó mucho mejor que nosotros y nos ganó, por qué sacarle mérito a ellos o a San Martín que nos ganó en el último segundo. Sino es desmerecer al otro y ponerse en un lugar quen o me gusta ponerme.

-¿Lo que pasó el fin de semana les da un envión para lo que viene o tenés que estar muy atento para que no haya sido el pico y haya un relajamiento?

. Ojalá no nos relajemos. Nosotros tenemos un objetivo muy importante, tenemos que clasificar entre los cuatro primeros y es claro que todos quieren clasificar primeros. Pero la prioridad es entrar entre los cuatro, que no estamos tan lejos, y después ser uno o dos. Pero más allá de eso, el equipo tiene que llegar en la mejor condición posible a playoffs, todos los que estamos en la Liga sabemos que cuando se termina la fase regular todo lo que hicimos no tiene nada que ver con lo que sigue en los playoffs, y el que está mejor ahí puede dar un paso adelante y conseguir cosas, empieza algo nuevo. Ese momento de la temporada nos tiene que agarrar de la mejor forma posible, porque si quedás afuera de playoffs todo lo que hiciste bien se termina para el afuera y para el adentro, porque te vas con una tristeza, carece sentido todo el año.

- Desde el domingo te escuché hablar y remarcabas nuestra Liga, que se ganaron los tres títulos de la temporada. De alguna manera sentí como que te generaba mayor orgullo todavía haber hecho que un equipo como Quimsa, en unos años donde la cuestión económica va para abajo, haber podido estar a la altura de los mejores. ¿Te sentís más orgulloso con lo que consiguieron jugando un básquet que representa mucho la historia de nuestra competencia?

. Siento que la realidad de la Liga no es la de hace diez años. Me acuerdo de equipos como Olimpia, Atenas, Peñarol, Boca, con unos presupuestos altísimos y que no hace muchos años los extranjeros venían a Uruguay para poder llegar acá y ganar más dinero, y hoy estamos muy lejos de eso, los extranjeros de Argentina se van a jugar a Uruguay. Eso es una realidad, entonces siempre defendí la Liga Nacional. No digo que estoy de acuerdo con todas las cosas que pasan y claro que hay cosas que me pueden no gustar y trato de ser constructivo y no criticar para destruir, siempre fui así. Yo estuve afuera y cuando dirigís afuera se extraña la Liga Nacional, es muy linda para dirigirla. Hoy por ahí los mejores entrenadores no están en el país, pero no por la Liga, sino por la posibilidad de ganar más dinero en otras ligas y porque lo necesitamos, pero la realidad es que dirigir y ser parte de la Liga Nacional fue un sueño que tuve toda mi vida y la voy a defender siempre que se pueda. Y hoy Olímpico ganó el Interligas, Instituto la Sudamericana y nosotros la BCLA, y Olímpico tiene un solo extranjero como nosotros e Instituto tiene dos, pero no son determinantes, no basa su juego en sus extranjeros, tiene un juego colectivo, por eso está donde está. En nuestro caso el extrnajero tiene más determinancia en el juego, pero estamos jugando una liga internacional con un extranjero y 8 fichas mayores, Halcones tenía 12 fichas mayores, Flamengo tenía 10 mayores. Son condimentos que, si vos perdés suenas a excusa, pero ahora que tenés la posibilidad de ganar tenés que poder remarcar eso. En cuanto a la final yo en algún momento pensaba que Flamengo se podía venir y que nos podía dar vuelta el partido por el personal y la jerarquía que tiene. Yo estaba muy tranquilo porque si perdíamos la final, el equipo se había plantado y había jugado como nosotros queríamos jugar, eso ya me dejaba bastante tranquilo.

- No te cambió la vida, pero no sé si te cambiaron los objetivos a partir del año que viene. No sé si tenés objetivos a mediano plazo o solo querés terminar la temporada y tomarte vacaciones. Si no es así, ¿qué objetivos te cambiaron a partir de todo esto?

. No tengo grandes ambiciones profesionales. Estoy tranquilo, se que muchas cosas no las voy a conseguir dentro del básquet. Se que esas cosas no van a estar dentro de mi carrera, soy un agradecido del básquet, me dio mucho más de lo que yo pensaba. Estoy es una familia de básquet desde los 6 años, a los 17 era entrenador de básquet, ya quería serlo, jugué mucho tiempo y que haya podido dirigir a los dos equipos profesionales de mi ciudad a mi me da mucho orgullo, y haber podido dirigir todas las categorías y hasta dirigí la Selección Argentina. Ahora tengo encima la suerte de poder ganar títulos. Le dije a inicio de temporada a mi representante y les dije que mi único objetivo era hacerlo funcionar, porque recibimos muchas críticas cuando armamos el equipo. Lo único que quiero es estar cerca de mi familia, que se hace muy largo, yo vivo solo y extraño mucho a mi familia, es lo único que quiero. Estoy convencido que el día a día te lleva a conseguir cosas. Es mi forma de verlo, me lo enseñaron así todo el mundo, lo más importante es que todos los días intente hacer lo mejor que pueda, y así las cosas van a llegar.

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Compartir