NBA

Scola y el día que se dio cuenta que Giannis iba a revolucionar la NBA

16:40 23/09/2020 | El argentino lo vio en uno de sus últimos partidos en la liga. "Se veía que iba a cambiar al básquet para siempre", confesó.

Antetokounmpo y Scola

A pesar de lo que ocurrió en los últimos playoffs, Giannis Antetokounmpo demostró con los años que es uno de los jugadores más dominantes de la NBA en la actualidad. Temporada a temporada fue añadiéndole cosas a su repertorio y su techo nunca parece tener fin. Desde su físico hasta su lectura y un leve progreso en su mecánica de tiro, el griego va escalando peldaño a peldaño. 

Pero en 2013 muy pocos lo conocían y quizás nadie hubiera creído que se transformaría en lo que se convirtió. Los Bucks confiaron en él y se arriesgaron en el Draft de ese año, utilizando su pick número 13 para seleccionarlo. Al llegar a la liga no era de otro mundo y, más allá de sus largos brazos y piernas, no impresionaba mucho ni al resto de los jugadores ni a la opinión pública. 

La única franquicia que apostó por lo desconocido fue Milwaukee. Y uno de los pocos jugadores que al verlo se convenció de que iba a revolucionar la NBA fue el legendario Luis Scola. Veterano de mil batallas, el interno estaba cursando su décima etapa en el torneo y al verlo quedó maravillado. 

“Me pasó de jugar contra Milwaukee en uno de mis últimos partidos de la NBA. Yo estaba en Brooklyn y ya no era parte de la rotación. Son días largos cuando estás fuera de la rotación porque tenés que ir muy temprano y entrenar antes y después del partido. Y me acuerdo que se veía venir que me iban a cortar. Él estaba muy verde, pero yo me quedaba mirándolo. Hasta incluso esperé que no me pusieran porque no tenía idea de cómo se estaba dando el partido, me había quedado mirándolo solo a él”, recordó Luifa en una charla con el programa español Confinados sin Basket

Viniendo de un experto como Scola, difícil que la situación no sea la que predijo: “No podía creer lo que estaba haciendo. Se veía que iba a cambiar al básquet para siempre. Me fui a casa y me acuerdo que le dije a alguien que mi tiempo en la NBA ya había pasado: jugábamos a un deporte diferente”. 

Por supuesto que Luis no se equivocó y Giannis cambió para siempre la NBA con su talla, juego de pies y destreza. En la última temporada no solo fue el MVP, sino también el mejor defensor, quedándose con el doble premio que solo Hakeem Olajuwon y Michael Jordan pudieron saborear en el pasado. Y es que, como dice el dicho, el diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo.  

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X