Liga Nacional 2019/20

Quimsa, el equipo que le gusta a la gente

16:39 14/02/2020 | Es el líder de la Liga Nacional, pero también uno de los conjuntos más atrayentes. Quimsa es el más eficiente y el que más puntos anota.

Quimsa es el puntero de la LNB (Foto: BCLA)

Correr, pasarse el balón y anotar. Parece simple, pero de ninguna manera lo es. Al menos para muchos de los equipos de la Liga Nacional y el resto del mundo. Sin embargo, hay un conjunto que esta temporada lo está haciendo mejor que nadie. No por la cantidad, sino por la calidad, ya que la eficiencia en el básquet es fundamental, No importa el que más posesiones genere. Lo primordial es quién hace qué con esas acciones. 

Y en esa materia los de Santiago del Estero se destacan por encima del resto, gracias a un plantel apto para el desafío y a un entrenador que en vez de sangre lleva contragolpes en sus venas. Quimsa es la liebre que por fin le gana a la tortuga, el correcaminos que no espera por nadie y arrasa a todos en su haber. Cree en su sistema y sus jugadores lo aplican en cada posesión, obligando al rival a adaptarse para finalmente ser devorado. 

Buenos extranjeros, nacionales confiables, solidarios y con experiencia, entrenador con sistema eficiente y juego de conjunto son los factores que le permiten a Quimsa mantenerse como el puntero de la Liga Nacional 2019/20, estableciéndose como uno de los conjuntos más difíciles del certamen. A continuación, las razones que explican su gran presente.

El contragolpe como premisa

Correr la cancha no es para nada fácil y todo conlleva una serie de reglas para hacerlo ordenadamente y de manera eficiente. Quimsa logró precisamente eso esta temporada, sin discriminar el portador exterior de pelota que lidere la posesión, con los internos corriendo como trailers (generalmente Miller) o como tiradores (Mainoldi o Cosolito cuando le toca desempeñarse en ese puesto). 

A partir de la buena visión de Brussino, la explosividad de Robinson y las excelentes caídas de Ravanel y Romero, sumado a los triples de Mainoldi, los santiagueños lastiman y mucho al rival en transición. A pesar de ser el séptimo equipo que más puntos anota de contragolpe (14.7), su sistema es el más eficiente, y Quimsa lidera a la Liga en ese apartado (101.2). Esto les permite a los de Santiago del Estero mutar y amoldarse cuando no les salen las cosas en ataques rápidos, pasándose bien la pelota y buscando al compañero abierto mediante el pase extra. 

Una muestra de esto último se ve en las asistencias, puesto que son la escuadra líder por antonomasia con 20.2 por juego y detrás de ellos se colocan Comunicaciones (18.7) y Gimnasia (18.5), ambos con un margen de casi dos pases menos. A su vez, esa facilidad para anotar por distintas vías les permite ser el que más puntos anota del torneo (89.9) y el que mejor lanza sus tiros de dos puntos (59.5%). 

Extranjeros rendidores y nacionales confiables

Pocas veces en la historia de la liga hubo extranjeros debutantes tan interesantes, y que se amoldaron tan rápido a un equipo, como Robinson, Romero, Miller y Ravenel. Los cuatro, desde su rol, le dan la chispa de rebeldía e imprevisibilidad. Entre todos ellos anotan 51.2 de los 89.9 puntos totales de Quimsa, una cifra extremadamente alta y que refleja una (pequeña) parte de lo que traen a la mesa. 

Pero los nacionales no se quedan atrás y tanto Juan Brussino como Mauro Cosolito, Leonardo Mainoldi, Ivan Gramajo y Nicolás Copello, entre otros, se mantienen en el mismo nivel y le aportan el grado de experiencia mezclada con juventud para formar un crisol especial. Cosolito, por ejemplo, está viviendo la mejor etapa de su carrera y es el segundo goleador de los santiagueños con 11.8 tantos de promedio. Brussino es el líder en asistencias (4.4), Mainoldi y Gramajo castigan desde el triple (36.4% el primero y 34.0% el segundo) y Copello es una opción interesante para darle descanso a Juan o, incluso, aportar orden cuando ambos comparten cancha. 

Un entrenador que no negocia el sistema

Sebastián González viene de unos buenos años en San Martín, en los cuales siempre implementó la estrategia actual, de contragolpes y puntos rápidos para ganar a los rivales desde el ataque. Esta temporada posee más opciones anotadoras que nunca en su carrera y lo está aprovechando al máximo. Su sistema potencia a los jugadores y los jugadores potencian al sistema, transformando a Quimsa en un elemento de retroalimentación constante. 

Corren ordenados. Los exteriores suben la pelota independientemente de quién atrape el rebote, los internos corren la cancha y llegan antes que la pelota y los tiradores caen y esperan el extra pase. Son primeros en eficiencia, en puntos anotados y en asistencias, y mucho tiene que ver en eso González, quien le implantó su cuota de dominio, control y seguridad a la hora de hacer transiciones y la calma para realizar jugadas de media cancha cuando las cosas no salen.

El equipo más atrayente

El básquet actual vive de las transiciones y los ataques rápidos. Empezó en la NBA, siguió en Europa y hoy se apodera paulatinamente de Argentina. Muchos todavía prefieren las posesiones más trabajadas, pero si hay un equipo que se subió al barco de la vanguardia es Quimsa. Los fanáticos disfrutan al verlo, los jugadores del equipo también se mofan y todos ganan en el intento. Pero no sólo vencen ellos, también la atracción, aquella que genera devoción a la naranja. Triunfan y divierten, sanamente, sin negociar su sistema. Es el básquet que entretiene, es el básquet que le gusta a la gente.

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

 

Compartir

 



X