NBA

Pierce: “Los enfrentamientos con Kobe me hicieron ser quien soy”

12:08 22/03/2020 | Paul Pierce, leyenda de los Celtics, contó cómo era enfrentar a Kobe, cuánto mejoró a Gasol y cómo cambió su vida tras la noche en la que lo apuñalaron once veces.

Bryant y Pierce, una relación de años (Foto: Bleacher Report)

Paul Pierce es uno de los jugadores más importantes del siglo XXI y, como tal, cada vez que abra la boca sus declaraciones sean controversiales, como lo era él cuando estaba dentro del terreno de juego.

Esta vez se sentó a dialogar con dos colegas como Matt Barnes y Stephen Jackson respecto a muchos momentos de su exitoso paso por la NBA. Sin embargo, también se tomó unos minutos para hablar de algunos de sus rivales, pero de uno en particular.

"Con muchos he tenido poca relación y me han importado poco, pero con Kobe era diferente. De los pocos a los que trataba así. Contra muchos jugaba como cabreado, pero contra él... Creo que era una cuestión de respeto. Los enfrentamientos contra él me hicieron ser quien soy", explicó quien ganó su único anillo de la liga en 2008 con los Celtics ante los Lakers de Bryant.

Respecto a la relación que había entre la leyenda de Los Ángeles y Pau Gasol contó algunos detalles: “Lo trataba muy duramente. Aquellas primeras finales pasamos por encima de Pau Gasol, pero en las segundas finales lo hizo ser un miembro del Salón de la Fama, así de simple". Además, Barnes también aportó lo suyo: "A Pau se lo comía. Fijate que yo estoy loco, tenía que ir con Kobe y preguntarle: '¿Estás bien?'. Se metió en la cabeza de Pau y lo hizo mucho más fuerte. Era como si entrenara a un perro. En cualquier lengua que hablara Pau era en la que Kobe iba a ir a decírselo".

"Me volví un poco paranoico, estaba un poco ido, no dormía nada y me pusieron vigilancia policial en mi casa las 24 horas. A veces iba a por ahí pensando: 'Voy a matar a alguien hoy'. Es una experiencia vital de las que te cambia", reflexionó el ex-Celtics acerca de la noche en la que casi pierde la vida y que posteriormente lo transformó.

"Yo lo vi demasiado dramático, pero fue el doctor el que acercó la silla", explicó sobre el juego de las finales del 2008 en el que tuvo que ser llevado en silla de ruedas. Y agregó: “Eran las Finales, no me podía pasar eso. Vi que no era mucho, que estaba bien, y me quedé muy aliviado".

Fuente: 
Podcast All The Smoke

Compartir

 



X