La Liga 2017/18

Peñarol volvió a ganarle a Boca, ahora como local: 79-71

23:51 10/02/2018 | El equipo de Leo Gutiérrez repitió lo hecho en el Luis Conde y se impuso al Xeneize en el Islas Malvinas. LaMonte, la figura del ganador.

Pettigrew fue importante en la victoria de Peña (Foto: Demián Schleider para Prensa Peñarol)
 

Peñarol 79 - Boca 71

Tal como lo había hecho algunos días atrás en el Luis Conde, Peñarol volvió a demostrar su superioridad ante Boca y esta vez se impuso como local por 79-71, en un duelo directo en el fondo de la tabla. Kyle LaMonte fue el goleador del ganador con 18, mientras que también fue clave lo de Martín Leiva con un doble doble (12 puntos y 10 rebotes). Por Boca no alcanzaron los 25 de Eduardo Gamboa. En los de Fernández debutó Martín Osimani (6 puntos y 4 asistencias).

El arranque del juego sería una muestra de lo que serían los 40 minutos: todo muy friccionado y dentro de un panorama de gran paridad. El dueño de casa encontró puntos rápidos en LaMonte, mientras que la visita hizo lo propio con Gamboa. Al final de los 10 minutos, el  Milrayitas se imponía por la mínima (17-16), en un período con poco brillo y mucha defensa intensa.

El buen momento de Gamboa se trasladó al segundo parcial y le permitió a Boca tomar un par de pequeñas ventajas. Sin embargo, rápidamente Peñarol volvió a adueñarse de la delantera, con triples de Guaita y LaMonte, más el trabajo interior de Alloatti y Pettigrew. De esa manera, el local sacó una luz de ventaja y se fue a los vestuarios al frente por 41-36.

El tercer cuarto no iba a presentar demasiados cambios: Boca seguía dependiendo casi en exclusividad de los puntos de Gamboa (Lampropoulos, su goleador habitual, solo aportó 4 tantos), mientras que los marplatenses respondían con la potencia de Pettigrew cerca del aro. Los visitantes llegaron a los últimos segundos con ventaja, pero una bomba de Guaita decretó el 62-60 con el que se metieron a los 10 minutos finales.

Lo más claro de la noche iba a llegar en el último cuarto, de la mano de Peñarol. Leiva, que venía jugando un enorme partido defensivo, también se anotó en ataque, liderando un empuje que le permitió al local sacar máxima de 8. A partir de ahí, Boca ya no tuvo demasiadas respuestas, estuvo extremadamente errático cerca del aro y se terminó quedando con las manos vacías, llegando así al 79-71 final.

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir