NBA 2016/17

Los nuevos contratos dobles y su posible impacto para los argentinos

19:36 19/04/2017 | La NBA creó un nuevo concepto de contrato, el cual se implementará a partir de la temporada 2017/18. Conocé los detalles.

Garino, uno de los que podría beneficarse con los contratos dobles

La NBA está en constante movimiento y buscando innovaciones para potenciar su mercado y sobre todo, el de sus franquicias. Uno de los puntos fuertes en este último tiempo ha pasado por la idea de mejorar la D-League y tratar de convencer a más jugadores a tomar esa ruta, en lugar de emigrar al continente europeo (donde la paga es normalmente muy superior a la de la liga de desarrollo). En ese sentido, el nuevo convenio de trabajo colectivo aportó una herramienta clave: la creación de los contratos dobles.

¿De qué se tratan? A partir de la temporada 2017/18, todos los equipos tendrán dos lugares adicionales en sus planteles (pasarán a ser de 17), reservados para este tipo de contratos. Estos jugadores serán híbridos entre NBA y D-League, perteneciendo a las franquicias madres del torneo, pero jugando mayormente en la competencia de desarrollo.

Los protagonistas que reciban estos contratos, podrán ir y venir de la D-League a la NBA durante la campaña, siempre entre la franquicia y su equipo de desarrollo. Esto ya ocurría en parte con proyectos jóvenes como Nicolás Brussino, pero ahora tendrá una diferencia muy importante: los jugadores no estarán obligados a cobrar el salario mínimo NBA, sino que recibirán un pago de 75 mil dólares (total por temporada) dentro de la D-League, sumado al proporcional del mínimo NBA, por cada día en los que sean convocados para la liga mayor (pueden estar allí un máximo de 45 días). En otras palabras, las franquicias podrán quedarse con los derechos de jugadores jóvenes a los que les interese tener cerca, pero a la vez, ahorrándose más de 700 mil dólares (el salario mínimo será de más de 800 mil dólares en la 2017/18). Ah, y esos contratos tampoco se les sumarán para el tope salarial, algo realmente fundamental.

El impacto de esta novedad será muy grande: creará 60 lugares extras en los rosters NBA, potenciará la D-League con jugadores con nivel para estar peleando en la mejor liga del mundo y le permitirá a los equipos tener bien cerca a proyectos que les interese seguir. ¿La desventaja? Estos jugadores solo pueden ser convocados por una franquicia determinada y no por las otras 29, como cualquier jugador de D-League. Además, comparado con una chance FIBA, el dinero sigue siendo inferior.

En el caso de los argentinos, el contrato doble también podría tener su importancia. En principio no debería afectar a Nicolás Brussino, ya que el perimetral de Dallas ya tiene firmado un vínculo NBA con los Mavericks. Pero para alguien como Patricio Garino, que no tiene un lugar garantizado en la 2017/18, puede resultar clave. Lo mismo cabe para cualquier argentino que pueda ser drafteado o firmado en el verano estadounidense, como así también para Juan Pablo Vaulet, quien recordemos fue seleccionado por los Brooklyn Nets un par de campañas atrás. La 2017/18 marcará el comienzo de un escenario muy diferente para los jóvenes que pelean por un lugar en la NBA y ojalá traiga buenas noticias para estas tierras.

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 
 

Etiquetado como:

Compartir