NBA 2019/20

La épica reconstrucción de Riley para que los Heat vuelvan a competir

22:35 05/09/2020 | Miami tuvo que sobreponerse a la partida de LeBron en 2014. Creció a través de acuerdos, transacciones y rondas de Draft. Hoy disfruta su presente.

Robinson, Nunn, Adebayo y Butler encabezan la 2019/20 (Foto: NBA)

El calendario marcaba el 11 de julio de 2014. LeBron James anunciaba en Sports Illustrated que después de optar por salirse del último año de su contrato, dejaría los Heat para volver a Cleveland Cavaliers, el conjunto que lo había seleccionado en el Draft.  

 

Aquella decisión derrumbó el castillo de Miami, a pesar de que Wade y Bosh se quedaron en Florida. Los Heat ya sabían que la partida de LeBron era una posibilidad y comenzaron a pensar cómo sería la vida sin él. Shabazz Napier y James Ennis fueron los primeros picks de la reconstrucción y luego en 2015 arribaron los hermanos Dragic, Goran y Zoran 

 

La temporada siguiente las lesiones mermaron el rendimiento del plantel y los Heat terminaron con un bajo récord de 37 triunfos y 45 derrotas. Tal fue su regresión que no lograron clasificarse a playoffs tras haber sido cuatro veces finalistas de la NBA.  

 

Siguió el lapso y el nuevo pick de Miami fue el alero de DUKE, Justise Winslow, que llegó en la décima elección del Draft de 2015. En la 2015/16 los Heat comenzaron a dar sus primeras muestras de mejora, terminando la regular con un récord de 48-38. En playoffs jugaron bien, pero perdieron en las semifinales del Este ante Toronto Raptors 

 

La agencia libre de 2016 estuvo marcada por los problemas de relación y constantes desacuerdos entre Dwyane Wade y el presidente del Heat, Pat Riley, centrándose principalmente en cuánto le pagarían al escolta de Chicago.  

 

La disputa no se solucionó y Wade anunció que dejaría los Heat para unirse a Chicago Bulls, la franquicia situada en la ciudad que lo parió. Aquel contratiempo se unió al de Bosh, que no aprobó su examen físico y el equipo no lo autorizó a participar en el Training Camp. Finalmente, el 26 de septiembre de 2016, Riley, dijo que el equipo dudaba del regreso del interno a la cancha y consideraba que su carrera con el equipo había terminado. 

 

Aquella temporada fue de las peores en el inicio y, a pesar de que tuvieron un balance de 41-41, Dion Waiters, Hassan Whiteside, Tyler Johnson y Rodney McGruder firmaron contratos multianuales que no terminaron de satisfacer al equipo. 

 

En ese verano los Heat supieron elegir bien en el Draft 2017 y llegó al equipo Bam Adebayo desde Kentucky en el pick 14. Después, en 8 de febrero de 2018 los Heat repatriaron a Wade y desde ese momento las cosas, de nuevo, cambiaron. Luego, el 1 de julio firmaron a Derrick Jones Jr. y el 10 a Duncan Robinson.  

 

Como ladrillos, los Heat fueron apilando activos. El 10 de abril de 2018 firmaron a Kendrick Nunn y en el Draft 2019 seleccionaron a Tyler Herro en el pick 13, proveniente de Kentucky.  

 

La estructura estaba y los materiales también, pero faltaba el toque artístico para que los Heat puedan armar su nueva casa. ¿Qué hizo Riley? Como parte de un intercambio de cuatro franquicias, Miami canjeó a Whiteside a Portland Trail Blazers y a Josh Richardson a Philadelphia Sixers. Además, traspasó una selección de primera ronda del Draft de 2023 a los Clippers por efectivo. 

 

Lo último quedó para el final y la llave que le permitió a Miami abrir su nuevo hogar se diseñó a través de un acuerdo con Sixers, en el que, gracias a una compensación de 110.000, los Heat recibieron a Jimmy Butler y Meyers Leonard y los Clippers a Maurice Harkless 

 

La suerte estaba echada y la casa diseñada. Miami apostó y ganó. Hoy es competitivo y está al borde de eliminar a Milwaukee Bucks en una de las semis del Este. Riley, Spoelstra y compañía no dudaron y crecieron. Y lo mejor, como siempre, está por venir.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X