El Legado

El Legado: te presentamos a los mejores proyectos de la clase 2002

14:37 24/03/2018 | Seguimos con nuestra sección, repasando los mejores proyectos del básquet argentino. Hoy, aquellos nacidos en el año 2002.

Los 12 que fueron al TBF 16

Luego de repasar los diferentes destacados desde 1998 hasta 2001, continuamos con nuestra sección denominada El Legado, en la que ponemos la lupa sobre los mejores proyectos del básquet argentino, en cada una de sus generaciones. En este caso, realizamos un pantallazo sobre los nacidos en el 2002, quienes recientemente participaron del clásico TBF U16 de Turquía.

A la hora de hablar de esta generación, hay que empezar por un talentoso grupo de perimetrales, especialmente en las posiciones de escolta y alero. Probablemente el de mayor proyección de todos ellos sea Federico Copes, un dos de 1,96 que actualmente juega en Los Indios de Moreno y que viene de ser el máximo anotador argentino en Turquía: 12 puntos en menos de 22 minutos de media, además de 4,6 rebotes, 1,2 tapas y 1,6 robos. Copes es un jugador muy completo, con buena altura y capacidad atlética, sumado a interesantes recursos para atacar el aro, definir y a la vez, mostrándose capaz de anotar el lanzamiento externo a pie firme. Y como si esto fuera poco, su productividad defensiva es alta y solo debería mejorar con el tiempo.

Otro de los externos que dejó una muy buena impresión en el TBF es el correntino Fabio Gauto, escolta de 1,93 que juega en Regatas de su provincia (ya ve minutos en la LDD). Gauto no tiene tanta altura como algunos de sus compañeros, pero se destaca por ser uno de los mejores tiradores de toda la cantera nacional, sin importar la generación. Su mecánica es muy buena y viene de convertir un 38% en triples en Turquía, encesta 11 de sus 29 intentos. Gauto también muestra recursos para atacar el aro y aportar en el goleo desde varias facetas, además de ser un defensor intenso y concentrado, como la mayoría de esta clase 2002.

La tercera joya para seguir entre los perimetrales es Pedro Rossi, un alero bahiense de enorme estatura (1,99), que fue reclutado por Gimnasia de Comodoro y ya tiene excelentes minutos en la Liga de Desarrollo (promedia 8 puntos por partido). Lo primero que destaca de Rossi es su rendimiento defensivo, siendo extremadamente agresivo y versatil en ese costado. Ofensivamente todavía debe seguir consolidándose, aunque en la LDD está anotando un importante 45% en tiros de tres (en el TBF lanzó solo 1 de 11).

Siguiendo con los externos que ya ven minutos en la Liga de Desarrollo, hay que mencionar también a Juan Cruz Conte Grand, hombre de Boca Juniors (4 puntos de media en la LDD). El escolta de 1,92 se destaca principalmente por su mano para la larga distancia y buena cuota de goleo.

Yendo al juego interior, la 2002 también posee valores para tener muy en cuenta. El principal de ellos es Juan Fernández, un ala pivote de 2,05 que actualmente representa a Unión de Santa Fe. Fernández es el jugador más determinante de esta generación y posee un techo muy elevado para su juego: no solo tiene muy buenas condiciones físicas (alto y con brazos largos), sino que además es ágil, veloz y creativo para jugar de frente al aro, atacando desde el drible. Como si esto fuera poco, es un excelente defensor, tal como lo reflejan sus 6,5 rebotes defensivos, 1,5 tapas y 1,8 robos en el reciente TBF. ¿Para mejorar? Seguir trabajando en su tiro a distancia, aún cuando en Turquía convirtió 4 de sus 11 disparos externos (su mecánica todavía no es la mejor).

Ignacio Bednarek, un 4/5 de 2,05 que hoy se desempeña en Peñarol de Mar del Plata (4,3 puntos de promedio en la LDD), también ingresa en nuestro repaso por la zona pintada, siendo otro prospecto con un potencial alto. Es atlético, buen defensor y hasta muestra cierto toque para lanzar de frente al aro. Será interesante ver si termina de hacer la transición a la posición de ala pivote.

Por último, hay que decir que la 2002 hoy no tiene tantas certezas en las posiciones más clásicas (bases y pivotes naturales), pero sí algunos nombres para destacar. En cuanto a los pivotes, Bautista Ott (2,01; de Bahiense del Norte) es de los más rendidores en la actualidad, mientras que por el lado de los bases hay que seguir la evolución del veloz Mateo Díaz (1,86; de Racing de Gualeguaychú), el talentoso Lucas Landi (1,82; de Tokio de Posadas) y dos armadores altos como Mateo Pérez (1,90; de Sportivo Avellaneda de Rosario) y Tomás Allende (1,90; de Quimsa).

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Etiquetado como:

Compartir