Eliminatorias 2019

Berra y la selección: "No sabía si reirme, llorar o festejar; es un sueño"

18:22 08/11/2017 | Hablamos con Lautaro Berra, la gran sorpresa de la lista de Sergio Hernández para jugar la primera ventana de las eliminatorias.

Berra durante el Mundial U19 (Foto: FIBA)

Luego de tener una gran producción a nivel selecciones juveniles y de dejar buenas sensaciones en sus primeros minutos jugando la Liga para Obras, Lautaro Berra se transformó en la gran revelación de la lista de Sergio Hernández para las eliminatorias, ganándose un lugar entre los 13 convocados, por encima de muchos otros pivotes de mayor experiencia y roce. La historia de superación del santafesino es realmente para destacar y por estas horas, tiene el capítulo más feliz de una carrera que recién está comenzando y que promete seguir sumando páginas grandiosas.

- Contanos un poco las primeras sensaciones cuando viste que estabas dentro de la lista.

. Había visto la lista, éramos 24 y me lo tomaba como un premio. Pero medio que me conformaba con eso, porque sabía que los jugadores que hay son buenísimos, tienen muchísimo más roce que yo. Tampoco ahora por estar entre los 13 me la creo y digo, soy mejor que los otros. No, tengo bien en claro que lo hacen para que gane roce en los pocos días, porque no creo que haya mucho tiempo de preparación.

- ¿Estás pudiendo dormir?

. Más o menos, en la primera lista no sé si estaba nervioso, pero me daba ganas de ir a entrenar ya, porque tenía que estar cada vez mejor. Encima mañana, parece que lo quiso el destino, justo rindo. Y no sabés cómo estaba, repleto de mensajes. Me desconcentraba, ponía el celular en silencio, después lo pasaba a sonido. Y rindo a la tarde, así que sea lo que Dios quiera. Igual hay recuperatorio, así que me quedo tranquilo por esa parte.

- ¿Lo tomás como un premio también a todo el sacrificio que has hecho? La verdad que te tocó estar afuera un tiempo por una situación dura, sobre todo para alguien de tu edad, pero volviste con todo. Parece que nunca hubieras parado. 

. Sí, es verdad, tenéz razón. Yo a veces cuando me pongo a pensar, antes de dormir, siento que esto es una presión linda. Una responsabilidad, porque ya estar en la lista de 24 o de 13, se me hace como que tengo que doblar el esfuerzo, dar un poquito más cada día, entrenar, escuchar. No solo entrenar, sino también lo que me intentaba inculcar Carlos Romano. Me decía: capaz que te conviene no entrenar una hora, pero en esa hora mirar un partido de básquet. Después de cada partido que jugaba los asistentes me mostraban un video de cómo había jugado. Me decía que a lo mejor no pasa tanto por ir, correr y tirar al aro, sino verte jugar, que así vas a aprender mucho. Lo tomo así, como una responsabilidad y también como un poco de presión, aunque sin torturarme en la cabeza. Trato de ser responsable, hacer todo lo que me dicen acá en Obras y creo que así van a salir bien las cosas. 

- Es cierto que esta chance va mucho de la mano del aprendizaje y la apuesta a tu proyección a futuro. Pero ¿cómo hacés para mantener los pies sobre la Tierra con todas las cosas que te están pasando? Sé que sos una persona muy humilde y que eso también nace de tu viejo, y de tu familia.

. Ni hablar, lo de mi viejo siempre lo digo. Y no solamente él, sino toda mi familia. Mi manera de ser es un espejo de mis padres. Les tengo que agradecer todo. Yo creo que la noticia esta fue la más golpeante de mi corta carrera. Nunca lo había tomado así. Hoy me escribía mi prima y me decía mirá lo que pasaste los últimos meses, ahora esta noticia, la Liga de Obras. Y la verdad que mi respuesta fue que no sabía si reirme, llorar, festejar. No tengo idea qué hacer. Creo que esto es día a día. Mi felicidad también tiene que ver con disfrutar de esta presión y de esta responsabilidad. Hay días que me levanto mejor, otros un poco peor. Me siento optimista, pero hay días que pensás: ¿qué pasaría si no estuviera acá en el club?, o ¿qué hago acá? Cuando las cosas no salen o tenés un mal partido, es cuando más fuerte tenés que estar y cuando más difícil lo es. Pero bueno, me apoyo mucho en los chicos, en mis compañeros. Hablo mucho con Barral, con Tomy Zanzottera, ni hablar con mi familia. Hoy le decía al Pepo que estaba un poco nervioso, porque voy a entrenar con Scola, con Delía, que siempre los veo por la tele o por videos. Y él me decía que no podía estar nervioso, que con mi edad tenía que disfrutar y estar lo más tranquilo. Y divertirme, pero viste, no es fácil. Porque de ahora en más en lo que pienso es en hacer un buen papel. Es un sueño lo que estoy viviendo ahora. Me encantaría que todos los años me llamen para la selección, es la realidad. Si bien sí, me voy a divertir, quizá lo haga cuando ya termine el proceso este y piense cómo estuve, o qué me hubiese gustado hacer diferente. Ahí sí seguro será otra historia.

 

En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir