NBA

Adiós a "Tragic": la redención de Magic Johnson

11:08 09/06/2020 | Hace exactamente 33 años, el legendario base definió el cuarto partido de las Finales de la NBA entre Lakers y Celtics con un gancho frente a todo el Boston Garden.

Magic Johnson y el gancho que definió aquel partido. (Foto: NBA.com)

En 1987, había muy pocas dudas sobre la grandeza de Magic Johnson y su consideración como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos: ya había ganado tres campeonatos, lideraba uno de los estilos más disruptivos y dominantes que la NBA había visto y era totalmente determinante. Sin embargo, sus detractores todavía se basaban en los sucedido en las Finales de 1984 entre Los Ángeles Lakers y Boston Celtics para sostener que no servía para definir partidos. Todo eso quedó sepultado hace exactamente 33 años.

"Tragic" era el apodo que le habían puesto al base luego de que fallara en varios momentos decisivos de aquellas series. Y, a pesar de que la franquicia californiana se repuso y venció a los orgullosos verdes al año siguiente, todavía quedaban resabios de lo ocurrido con el perimetral en el "clutch". Magic, un hombre acostumbrado a ser la estrella más brillante en los escenarios más grandes de todos, sabía que la única manera de borrar esas críticas infundadas era responder en la cancha. Y así lo hizo: durante el cuarto encuentro de las eliminatorias por el título de 1987, protagonizó uno de los lanzamientos más recordados de todos los tiempos.

Con los Celtics un punto por encima en el marcador y la chance de empatar el récord de la llave, a Johnson se le presentó la chance de sellar la victoria en la última jugada. En ese microclima en el que muy pocos atletas son capaces de destacar, agarró la pelota y encaró a la defensa de Boston. Amagó el tiro, penetró hacia la pintura desde un costado del campo y se alzó para lanzar. Frente suyo, Kevin McHale y Robert Parish se alzaron con desesperación para bloquear el tiro. Era muy tarde: con un gancho al cielo digno de su compañero Kareem Abdul-Jabbar, Magic puso el 107-106 definitivo y silenció al Garden.

Eventualmente, los Lakers triunfaron en seis partidos y obtuvieron el cuarto de sus cinco trofeos en la década del ochenta. Él, como no podía ser de otra manera, fue nombrado MVP Finals. Las nubes sobre su legado se disiparon y ya no hubo forma de esconder algo que era obvio y que el propio Larry Bird se encargó de recordarle al mundo en la conferencia de prensa de esa noche: "Magic es un excelente jugador de básquet. Es el mejor que haya visto. Increíble. No sé qué más decir."

Leandro Carranza | [email protected]
En Twitter: @basquetplus | En Twitter: @leocarranza99

 

Compartir

 



X