NBA

A 24 años del retiro del otro GOAT: Magic Johnson

13:08 15/05/2020 | El base estuvo 4 temporadas sin jugar, pero en 1995/96 retornó a los Lakers y el 15 de mayo de 1996 anunció su retiro definitivo.

En tiempos en los que todo el mundo habla de Michael Jordan, merecidamente por cierto, le dedicaremos hoy un informe a otro grande de su época, Magic Johnson, que un 15 de mayo como hoy, pero de 1996, anunciaba su retiro definitivo. 

Johnson fue, varios años antes que MJ, el jugador que le cambió la cara a la NBA. Si bien lo que sobresale de su primera época en la Liga fue su rivalidad con Larry Bird, un contraste perfecto entre negro-rubio, Lakers-Celtics, simpático-recio, la realidad es que la explosión del juego en el mundo tuvo mucho más que ver con él que con Bird. 

Magic encarnó antes que nadie lo que iba a ser la NBA de ahí en más: showtime. El espectáculo como parte de una industria llamada entretenimiento. Hasta Magic, los estadios no se llenaban, la TV pagaba poco por sus derechos, había finales de la Liga que se transmitían en diferido y ni que hablar de lo que generaba fuera de los Estados Unidos. 

Es cierto que la globalización llegó de forma independiente a partir de los avances de la tecnología y, sobre todo, de las comunicaciones e internet, pero antes incluso que la Red, la NBA ya era popular en el mundo y mucho tuvo que ver Magic Johnson en eso. Y también, claro, David Stern, que vio antes que nadie que su producto, gracias a las nuevas estrellas, era exportable al planeta entero. 

Johnson, deportivamente hablando, no solamente era show, pero tenía un estilo que nunca nadie pudo repetir. Con 2.06 metros, fue el base más alto de todos los tiempos, con una habilidad y magia (Magic), para pasar el balón como nunca nadie más tuvo antes ni después. Su tamaño le permitía atacar y defender a cualquiera y, de hecho, en su primer año con los Lakers, en la final decisiva de 1980 ante Philadelphia, jugó de pivote por la ausencia por lesión de Abdul-Jabbar.

Con 20 años (hoy alucina lo que hace Doncic con esa edad, pero no fue el primero), Magic fue la figura del partido con 42 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 3 robos, jugando 47 de los 48 minutos. Los Lakers ganaron 123-107 y Magic obtuvo su primer anillo. Mañana se cumplen 40 años de esa hazaña. 

En la década siguiente, sus Lakers fueron los grandes protagonistas, más allá de la rivalidad con Boston. Además de ese título, ganaron en 1982, 1985, 1987 y 1988, consiguiendo el esperadísimo back to back (campeonatos consecutivos), que no se daba desde finales de los 60 con Boston. Además, jugaron las finales en 1983, 1984 y 1989. Ya en los 90, también llegaron a la definición en 1990/91 ante los Bulls de Jordan, cayendo 4-1 y, de alguna manera, entregándole Magic a MJ la posta del liderazgo en la competición. 

Lo que siguió a eso fue una mezcla de tristezas y alegrías de similar magnitud. Antes de comenzar la siguiente temporada NBA, el 7 de noviembre de 1991, Magic congeló al mundo al anunciar que se retiraba por ser HIV positivo. Tener SIDA, en esa época, era casi sinónimo de muerte, pero Magic se sometió a todos los tratamientos existentes y terminó venciendo a la enfermedad. 

No provocó poca polémica, porque fue invitado a participar del primer gran Dream Team de 1992, pese a que estaba sin jugar, generando reacciones negativas, por ejemplo, de Karl Malone, que insinuaba que podía contagiar a sus compañeros. Estupideces de otros años por ignorancia. Magic fue estrella junto con Jordan de esos Juegos de Barcelona. Antes, también lo había sido del All Star Game de Orlando, el 9 de febrero de 1992, donde terminó el partido haciendo un 1x1 contra Isiah Thomas, clavando un triple de 8 metros y llevándose el MVP.

Después de Barcelona estuvo sin jugar otras tres temporadas en la NBA (entre otras cosas, vino a una gira a la Argentina a jugar varios amistosos), totalizando 4, para regresar a los Lakers en 1995, tras una frustrante experiencia como entrenador del equipo en 1994 durante 16 partidos (ganó 5). Así, el 30 de enero de 1996, cuatro años y medio después de aquellas finales ante los Bulls, volvió a ponerse la 32 de los Lakers ante Golden State. Con 36 años, metió 19 puntos y dio 10 asistencias. ¿Podía volver a ser campeón?

Lejos estaba de ese nivel ya, aunque sus números en los 32 partidos que jugó de serie regular fueron más que correctos: 14.6 puntos y 6.9 asistencias en casi 30 minutos por juego. En la primera ronda de playoffs, al mejor de cinco en esa época, Houston los eliminó 3-1 y el 2 de mayo de 1996 fue entonces el último partido de Magic Johnson. Promedió 19.2 puntos, 11.2 asistencias y 7.2 rebotes en 902 partidos de serie regular, todos con los Lakers, y se hizo con 5 anillos de la NBA, más 3 mvp de serie regular y 3 mvp de finales. Un crack único e irrepetible.
 

 

Compartir

 



X