NBA

¿Por qué Jonathan Isaac no se arrodilló durante el himno?

09:59 02/08/2020 | Viajamos a través de la historia del jugador del Orlando Magic para entender su postura ante la protesta que adoptaron sus colegas casi de forma unánime.

Foto: NBA

La imagen ha recorrido el mundo entero. Y, a pesar de que jugadores como Meyers Leonard o referentes como Gregg Popovich tampoco se hincaron, su figura fue la que más resaltó: se trata de Jonathan Isaac, el atleta del Orlando Magic que decidió no arrodillarse ni llevar puesta una camiseta con el lema "Black Lives Matter" durante el himno de los Estados Unidos. Su presencia, dentro de un escenario que adoptó casi de forma unánime esa forma de protesta, llama la atención. Pero, ¿por qué tomó esta determinación? La respuesta está estrictamente ligada a sus creencias religiosas.

Para entenderlo, es necesario conocer su historia: el alero nació en el Bronx el 3 de octubre de 1997 como el cuarto de los seis hijos que tuvo Jackie Allen. Desde el principio, tuvieron que arreglárselas para luchar contra los problemas que plantea un ambiente peligroso como el de los suburbios. A los diez años, Isaac y su familia se mudaron a Florida para escapar de todo ello. En ese estado, profundizó en el que sería uno de sus grandes amores: el básquet. El otro, la religión, lo aprendió de su padre Jacob. Y, a pesar de que este se quedó en New York, el apego de su hijo por el cristianismo se hizo cada vez más fuerte.

La relación se debilitó un poco luego de la mudanza, pero encuentra en esa devoción su punto más sólido: "Mi papá hizo que la escritura fuera importante para mí. Entrenar a un niño en la forma en que debe ir. Y que, cuando sea viejo, no se aparte de ello. Lo hizo realidad para mí y su capacidad para inculcarme una creencia y la fe en Cristo me ha ayudado", declaró cierta vez en una entrevista con la NBA. A menudo, recuerda los pasajes de la Biblia que Jacob recitaba constantemente durante su niñez.

Isaac evolucionó al punto de convertirse en uno de los prospectos más interesantes del país. Sin embargo, aunque la fama lo atrapó por completo en los últimos años de su etapa en la secundaria y su única temporada en la Universidad de Florida State, él jamás dejó de lado sus hábitos. Ya en la NBA, luego de ser seleccionado en la sexta posición del Draft 2017 por el Magic, se transformó en Ministro de la J.U.M.P. Ministries Global Church de la ciudad en la que se encuentra la franquicia.

En 2018 invitó a sus compañeros del plantel a la iglesia, pero ninguno se presentó: "Eso fue lo más aterrador que he tenido que hacer hasta ahora. Ninguno de ellos vino, ¿verdad? Pero di el paso y los invité", confesó en uno de sus discursos. Todo eso resurgió luego de no arrodillarse en el debut de su equipo en la burbuja. Pese a ello, el joven de 22 años dejó bien en claro por qué tomó ese camino: "Mi decisión se basó en buena medida en que no pienso que arrodillarme y vestir la camiseta del BLM sea la respuesta. Así lo sentí y es una decisión personal. Para mí, las vidas de los negros, todas las vidas, se apoyan a través del Evangelio”.

Recibió críticas, pero también el apoyo de muchos de sus pares que respetaron su postura y la libertad para poder expresarse de la forma que cada uno considere correcta. "Es parte de vivir en nuestro país", recalcó el entrenador Steve Clifford en relación a ello. Isaac no es ni será el único en tomar esa determinación, pero su interesante historia ha hecho que esa imagen se vuelva una de las postales del reinicio de una de las ligas más importantes del mundo.

Leandro Carranza | [email protected]
En Twitter: @basquetplus | En Twitter: @leocarranza99

Etiquetado como:

Compartir

 



X