NBA 2016/17

¿Por qué debería ser LeBron James el MVP de la temporada NBA?

09:40 21/04/2017 | Seguimos con el repaso sobre los motivos que han colocado a cinco jugadores en la lucha por el MVP. En este caso, LeBron James.

James, el monarca de la NBA

La lucha por el MVP de la NBA vino más exigente y discutida que nunca en esta 2016/17. A diferencia de otros años, donde la carrera parecía ser entre dos o a lo sumo tres, en esta ocasión hay múltiples candidatos firmes para llevarse la distinción. Y para potenciar aún más el debate, la liga decidió que anunciará al ganador recién en junio, si bien los votos ya fueron emitidos. Con esto en mente, nos propusimos realizar una serie de notas repasando los puntos fuertes de cada uno de los favoritos. Luego de analizar el caso de James Harden, hoy vamos con el rey: LeBron James.

Resultado de imagen para lebron james 2017

A diferencia de los estudios sobre los otros posibles MVP, con LeBron James no hace falta empezar hablando de números. El alero de Cleveland tiene un punto a favor, que puede resultar determinante: es el mejor jugador de la liga. El más completo, el más efectivo y el más determinante desde lo colectivo. Uno puede mencionar la temporada histórica de Westbrook o un Harden guiando a la sorpresa de la campaña... pero si hay que jugar un partido, con un jugador, el 90% de la liga seguiría eligiendo a LeBron. Y en este caso, la mayoría no está equivocada.

El dominio de James va más allá de lo que pueda hacer como anotador, sino que es básicamente el titiritero de todo Cleveland. Los Cavaliers juegan a su ritmo y bajo su comando, pero a diferencia de otros candidatos al premio, no precisa acaparar la bola constantemente en sus manos, sino que la misma fluye y está en constante movimiento. El equipo de Lue tuvo el tercer mejor ataque de la competencia y buena parte de ese mérito se lo lleva el de Akron.

La capacidad de pase de LeBron no deja de asombrar. Las 8,7 asistencias que promedió en esta 2016/17 fueron el mejor número de su carrera y viéndolo en acción, uno cree que si se lo propusiera podría promediar en doble dígito tranquilamente. La precisión de sus pases se combina con una velocidad inusitada y un alcance fuera de serie: puede encontrar a jugadores que están en el lado opuesto de la cancha con una facilidad poco normal. A esta altura, poner a LeBron en un top 5 de los mejores pasadores de la historia de la liga, no es alocado. Así de grande es en ese aspecto.

Hablando de facilidad, ese es uno de los puntos que destaca a James sobre el resto. Mientras otras estrellas parecen que tienen que dar el 110% de sus posibilidades para ser determinantes, el juego siempre parece estar en manos de LeBron. Nunca se sale de foco ni se apresura. Juega a su ritmo y a lo que el quiere. ¿Cómo lo consigue? No solo con su excepcional capacidad física, técnica y atlética, sino también con una inteligencia para leer el juego realmente superlativa. Su porcentaje de cancha (55%) habla por si solo y es claramente superior al de las otras estrellas de la competencia.

De hecho, quedándonos por un momento con lo estadístico, vale marcar que a pesar de sus 32 años, sus 1061 partidos de fase regular y sus 202 juegos de playoffs, James hizo una de las mejores campañas de su carrera. Tuvo el mejor promedio de puntos desde su vuelta a Cleveland (26,4), superó su mejor marca en rebotes (8,6) y en asistencias (8,7), lanzó su segundo mejor porcentaje en dobles (61%) y el tercero mejor en triples (36%) y de cancha (55%). Ah, y atención al dato: ¡lideró la liga en minutos por partido, con 37,8! Realmente descomunal.

 

Etapa
Pts.
Reb.
Asi.
TC%
3C%
Años previos
27,2
7,2
6,9
49,8
34,0
2016/17
26,4
8,6
8,7
54,8
36,3

 

Otro tema clave a la hora de entender el impacto de LeBron, pasa por su habilidad para hacer mejor al resto. Esto quiza no luzca tanto, pero es un aspecto tan o más importante que lo que pueda realizar individualmente. Históricamente los jugadores de rol se vuelven claves al lado de James, quien lejos de opacarlos, los potencia. Hemos tenido innumerables ejemplos a lo largo de su carrera y la 2016/17 no fue la excepción: apellidos como Thompson, Frye o Smith toman una relevancia que no tendrían en otros equipos o con otros jugadores.

LeBron es el mejor jugador de la liga y el hecho de que ya haya ganado otros cuatro MVP en el pasado no debería jugar en su contra. En la NBA se habla del aburrimiento de los votantes, quienes prefieren elegir a jugadores más novedosos, en lugar de aquellos que vienen dominando la escena desde hace años. Sin embargo, esto no resulta justo pensando en los legados de las figuras de la competencia: el terreno debe ser el mismo para todos. Y en ese terreno, James demostró que puede seguir siendo el rey.

 

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir