La Liga 2015/16

Un Boca más entero se recuperó ante Sionista: 81-76

23:34 08/03/2016 | Los de Capelli ganaron una batalla en Paraná, más sólidos durante los 40 minutos y hundiendo más a Sionista. Ramírez Barrios, Treise y Rivero los mejores.

Boca sacó un necesitado triunfo, con ausencias y clave para renovar confianzas. (foto: archivo La Liga Contenidos).

 

Sionista 76 - Boca Juniors 81

Un Boca más entero se recuperó ante Sionista: 81-76 / Básquet Plus

 

En un partido bastante trabado, parejo y que no se definió hasta los últimos minutos, Boca Juniors se recuperó de la dura derrota sufrida hace 48 horas en Concordia y este martes le ganó un necesitado partido a Sionista por 81-76 en Paraná. No fue una noche de grandes luces, aunque el Xeneize consiguió su objetivo y sumó una victoria clave para seguir sumando en la tabla. Sionista, en cambio, volvió a perder y se complicó un poco más de cara a futuro.

 

Fabián Ramírez Barrios fue el máximo anotador y una de las grandes figuras de Boca después de contabilizar 22 puntos y 9 rebotes. Jonatan Treise (19) y Juan Manuel Rivero (16) fueron otros destacados en el goleo de la visita, que superó una prueba de fuego sin su máxima figura, el lesionado Adrián Boccia. En el dueño de casa, Reynaldo García (19 puntos y 7 rebotes) y Lucas Goldenberg (11 y 8) fueron los más sobresalientes.

 

El duelo arrancó muy parejo, sin un nivel basquetbolístico destacado pero con una paridad que maquilló este déficit e hizo el partido bastante atractivo. Desde el ida y vuelta, Sionista logró despegarse un poco gracias a los triples de Westbrook y Giorgi (12-4), aunque no gravitó mucho más y Boca lo emparejó al quebrantar la débil resistencia en defensa del local.

 

Sionista manejó el liderazgo del marcador por varios minutos y de hecho cerró el primer capítulo con ventaja a su favor, no obstante esa falta de cuidado en el aro propio permitió reaccionar a un Boca que con buenas cosas de Rivero y Ramírez Barrios se puso a uno: 20-19 al concluir el parcial inicial, parejo, sin tanto vuelo pero peleado.

 

El acierto de Westbrook desde los triples permitió que el dueño de casa se escape a una máxima de siete (26-19) al comenzar el siguiente episodio. Pero Boca siguió trabajando y no permitió un despegue serio, volviendo a recortar distancias con la dupla de bases de Treise-Ferreyra sumada a la buena contribución de Collins desde la banca.

 

El accionar de Treise, con un triple y un doble, provocó el vuelco en el marcador para el Xeneize (33-32), sin embargo en los paranaenses volvió a aparecer la puntería desde el perímetro y Sionista se fue al descanso largo con ventaja: triples de Pau y Goldenberg, y un mejor cierre por 43-38 para los entrerrianos.

 

El elenco de Vesco (entrenador interino tras la salida de Svetliza y aguardando la llegada de Volcan Sánchez) se vio ampliamente favorecido por su efectividad desde afuera (6/14 en triples, un 42% de acierto), algo que durante toda la primera mitad entregó oxígeno para liderar el marcador a pesar del asedio de un Boca combativo pero que casi siempre corrió desde atrás.

 

Sionista se mantuvo al frente a pesar de sus irregularidades en ambos costados y su plantilla sentida físicamente (Hure salió con una lesión en la pantorrilla y solamente jugó 58s, sin Leather por un problema estomacal que lo marginó del partido, y con Jasen sin estar al 100%). Es que hubo errores en ambos costados, se repitieron constantemente y el juego por momentos se pinchó desde el ritmo.

 

Boca había tenido un par de insinuaciones interesantes con Rivero, aunque eso no fue suficiente y los de Capelli tuvieron que pelearla siempre desde atrás. La visita siempre se mantuvo muy cerca, a veces estuvo a más de una posesión de distancia y a veces a menos, pero sobre el final del parcial consiguió darle un giro y con un triple agónico de Ramírez Barrios logró pasar al frente: 60-59.

 

Sionista retomó la delantera en el arranque del parcial definitivo, pero abusó de las individualidades (como en gran parte del juego) y eso provocó varios errores que Boca buscó aprovechar. Y así fue, porque los capitalinos llegaron a estar cinco arriba (70-65) pero a pesar de ello no lograron quebrar el partido rápido por imprecisiones propias.

 

El cierre no dio lugar a respiro, Sionista se complicó por la salida de Giorgi (por acumulación de faltas y sin mayores rotaciones en la zona pintada) y por el exceso de individualidades donde el protagonismo de García debió elevarse.

 

Todo esto siguió siendo favoreciendo a un Boca más compacto como equipo, con una mejor sintonía desde lo colectivo y con buenas llegadas de Treise (clave en el partido) y Rivero, este último encestando un triple notorio para empezar a definir la historia a 27s (79-75). El final no varió demasiado y, a pesar de lo ajustado que siguió siendo el trámite, Boca estuvo más fino para llevarse el partido.

 

 

Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com

En Twitter: @lucassleiva

En Twitter: @basquetplus

 

 

Compartir