Informe

Tony Battie, el hombre de los incentivos absurdos

16:00 22/08/2020 | El pivote jugó 14 temporadas en la NBA y en una de las últimas, agregó en su contrato algunas cláusula tan simbólicas como poco entendibles.

Uno de los pocos partidos de Battie con los Nets (Foto Getty)

De vez en cuando surgen historias de contratos con cláusulas desconocidas de jugadores de la NBA. Algunos famosos, otros no tanto. Ya contamos algunas cuestiones extrañas, como la cláusula de Jordan llamada por amor al juego, que le permitía jugar donde y cuando quisiera sin que los Bulls pudieran impedirlo, o la más graciosa de Bill Walton, que en su convenio con los Clippers incluía 8 tickets para cada uno de los 7 conciertos de Bruce Springsteen en Los Ángeles en 1979. Tickets que Walton pagaría, por cierto. 

Hay otros casos en los que los jugadores firman objetivos que les brindan suculentos premios, como ser elegido MVP de la serie regular o de las finales, o ser nombrados defendor del año, o ser elegidos para el Juego de las Estrellas. Podríamos decir que son cláusulas lógicas de incentivos. 

Tony Battie, un veterano de 14 temporadas en la NBA, se había perdido la campaña completa de 2007/08 por una lesión, pero en la 2008/09 no había tenido grandes problemas, jugando 77 partidos para Orlando Magic. 

En la 2009/10, se fue de Orlando y fichó para New Jersey Nets, un equipo con varias historias en cláusulas insólitas. Battie llegó con un salario de 6.3 millones de dólares anuales, muy bueno para su edad, calidad y estado general. Pero por algún motivo, supuestamente de automotivación, quiso tener en su contrato algunos puntos extras. 

Uno: recibiría 100.000 dólares más (1.5% de su contrato), si jugaba 50 partidos y promediaba 8 rebotes por encuentro. Otros 100.000 dólares si tenía una media de 5 libres lanzados por juego. Y otros 100.000 si jugaba 50 partidos y el equipo entraba a los playoffs.

Las motivaciones contractuales no fueron suficientes. Battie jugó ese año 15 partidos, con 2.4 puntos y 1.5 rebotes de media, los Nets fueron el peor equipo de los 30 de la NBA (récord de 17 partidos ganados y 65 perdidos) y el pivote lanzó 0.7 libres por juego. No quedó cerca en ninguna. 

Fuente: 
The Bleacher Report

Compartir

 



X